BRASIL PARTICIPÓ EN LA FIESTA DE CARDOSO

BRASIL PARTICIPÓ EN LA FIESTA DE CARDOSO

Lejos de ser una parca sesión festiva, las elecciones brasileña se convirtieron en un animada cita con la democracia. Con una amplia ventaja en las encuestas para Fernando Henrique Cardoso, filas y grupos de simpatizantes celebraban, hacían porras o simplemente observaban el desarrollo de la cita a las urnas aquí en Rio de Janeiro.

04 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

En cafés y cafeterías, viandantes discutían una encuesta del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB) al que pertenece el candidato Fernando Henrique Cardoso, que afirma que el senador ganará las elecciones de ayer con siete puntos de ventaja sobre la suma de votos de todos los demás candidatos, lo que significa que no será necesario una segunda vuelta.

Los colegios electorales, con 283.500 urnas distribuidas en el territorio nacional, de 8,5 millones de kilómetros cuadrados, se abrieron a las ocho de la mañana, y cerraron catorce horas después.

El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), José Sepúlveda Pertence, elogió la tranquilidad de la jornada electoral, que los ciudadanos convirtieron, según manifestó, en una fiesta cívica , en un país donde el voto es obligatorio.

Sepúlveda aseguró que los tribunales regionales han logrado contener la práctica de boca de urna (captación de votos en las inmediaciones de los colegios), que se detectó al iniciarse la votación.

El gobierno señaló que no podrán ser divulgadas las encuestas con el nombre del ganador.

A la urna, a las dos...

Un alegre Cardoso, ex ministro de Hacienda y sociólogo de 63 años, emitió su voto en la escuela pública Alberto Levy, del centro de la metrópoli de Sao Paulo, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

El candidato por una alianza del Partido Social Demócrata (PSDB) y formaciones conservadoras se mostró sonriente, saludó a los electores, fue aplaudido en el recinto donde depositó su voto.

Cardoso destacó la serenidad y tranquilidad de la votación y la ausencia de ofensas personales durante la campaña electoral, que duró seis meses y concluyó el sábado pasado.

Esta es una elección muy bonita, lo que demuestra que Brasil es un país desarrollado mentalmente. Lo que falta es acabar con las injusticias , expresó Cardoso, quien agregó que los comicios son los más legítimos del país, pues no hubo ataques personales .

El socialista Luiz Inacio Lula da Silva y otro candidato social demócrata, Leonel Brizola, han calificado de fraudulentas las elecciones, especialmente por la denuncia de que se produjo un uso indebido de la administración pública para favorecer la campaña de Cardoso, que es respaldado por el Gobierno de Itamar Franco.

Lula, tornero mecánico de 48 años y dirigente del Partido delos Trabajadores (PT), votó en una urna instalada en la escuela pública Joao Correa de Araújo, de la ciudad de Sao Bernardo do Campo, cordón industrial de Sao Paulo.

Lula criticó el proceso electoral por considerarlo ilegítimo, al denunciar el uso indebido de la administración pública para beneficiar la campaña de Cardoso y la difusión de millones de papeletas adulteradas para perjudicarle, sin que la justicia electoral adoptase providencias.

Brizola afirmó en Río de Janeiro que el más seguro vencedor de los comicios, Fernando Henrique Cardoso, fue impuesto por el Partido del Sistema Económico .

Brizola dijo, tras depositar su voto en una escuela del turístico sector de Copacabana, que Cardoso no será elegido, será nombrado, indicado, por el Partido del Sistema Económico .

Problemas apartados Solamente en algunas regiones apartadas la jornada se ha extendido por más tiempo, como estaba previsto, y por ello el cierre definitivo se hará después de las 20,00 hora local.

En Brasilia, Goiania, Recife, Río de Janeiro y otras ciudades se dictó una disposición legal para prohibir esa práctica.

Pese a ello, en la ciudad de Río de Janeiro fueron detenidas 21 personas, y en Goiania, más de cien, de acuerdo con fuentesm oficiales, por practicar la boca de urna .

Con el fin de evitar fraudes y violencia, los soldados del Ejército han reforzado la vigilancia en 400 municipios de doce estados, considerados como puntos críticos , para preservar el orden.

UN GIGANTE EN CIFRAS Brasilia (AFP) Quinto país del mundo por su superficie (8,5 millones de kilómetros cuadrados) y su población (147 millones de habitantes), Brasil también es en 1994 la décima potencia económica, detrás de Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Italia, Gran Bretaña, Canadá, España y China, en ese orden. Estos son otros datos del país que ayer eligió a su futuro presidente: NOMBRE oficial: República Federativa de Brasil.

SUBDIVISION: 26 estados y 1 distrito federal.

REGIMEN: presidencial. Desde la reforma constitucional de 1994, el Presidente y el Vicepresidente son elegidos por sufragio universal para un mandato no renovable de cuatro años.

PODER legislativo: Congreso bicameral, formado por una Cámara de Diputados de 503 miembros elegidos por 4 años y un Senado de 81 miembros elegidos por 8 años, renovables cada 4.

ECONOMIA: PIB; 445.000 millones de dólares en 1993.

DISTRIBUCION de la riqueza: 10 por ciento de la población más pobre (32 millones de personas) se reparte 1 por ciento de la riqueza, mientras que el 10 por ciento más rico tiene acceso a 48 por ciento de la riqueza. El 20 por ciento de la población tiene un ingreso inferior a un salario mínimo.

DESEMPLEO: 3,5 millones (5,4 por ciento de la población activa, datos de 1993).

SALARIO mínimo: 70 reales (77,7 dólares) en septiembre del 94.

SALARIO promedio: 630 reales (700 dólares).

POSICIONES de Brasil en el mundo: primer productor mundial de café, caña de azúcar, bananas, naranjas, mandioca. Segundo productor de soja, cacao, nuez de cajú, pimientos, hierro. Tercer productor de carne bovina, pollos, maíz, cuero, aceite de ricino, manganeso, estaño.

Itamar, franco en democracia Un importante protagonista -y responsable- de la fiesta electoral es el actual presidente de Brasil, mandato de transición en un momento crítico del estado suramericano.

Itamar Franco, de 63 años, asumió el poder hace 24 meses cuando, como vicepresidente, tuvo que sustituir a Fernando Collor, destituido por corrupción, y está ahora a las puertas de concluir su gestión con casi el 85 por ciento de popularidad.

La cita en las urnas le darán legitimidad a la sucesión, que según prestigiosos politólogos y columnistas será diáfana gracias al carisma del presidente y a su irrefutable honestidad en una nación decepcionada de la clase política.

El diario O Estado de Sao Paulo, en su editorial de ayer, reconoce que a pesar de las críticas que se le puedan hacer a Franco por la elección de sus colaboradores o en algunas gestiones como el manejo de las privatizaciones, hay que reconocer que cumplió con todo aquello que se propuso para garantizar la transición.

Franco será recordado, sin duda, como el hombre de la verdadera transición del país más grande y poblado de América Latina, mientras que Collor ya pasó a la historia como el más desprestigiado y corrupto de la clase política brasileña.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.