COLOMBIA DE LUTO

Se ha hundido un puntual básico de la nación. Con Carlos Lleras Restrepo desaparece la base de referencia fundamental para reconstruir moralmente a un país en ruinas. Carlos Lleras Restrepo era el último estadista auténtico, para mí el primero, entre los pocos, poquísimos, que hicieron la historia grande de Colombia en este siglo. Un siglo que culmina dejándonos la desoladora sensación de que han entrado en quiebra todos los valores que fueron norte inalterable en la vía y obra de Lleras Restrepo, una personalidad avasallante por su patriotismo, su pureza, su cultura ecuménica, su inagotable capacidad docente, su certero sentido de los riesgos y su vigorosa capacidad para superarlos. Y al lado del hombre férreo e íntegro, luchador nato y combatiente altivo, el amigo generoso y magnánimo, que en la intimidad desmontaba con fina ironía las supuestas aristas coléricas de su natural batallador, pero analítico, frío, receptivo, definidor. Nada escapaba a la inagotable inquietud intelectu

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.