Secciones
Síguenos en:
Pleito entre el barrio Policarpa Salavarrieta y Acueducto, por cobro

Pleito entre el barrio Policarpa Salavarrieta y Acueducto, por cobro

El barrio Policarpa Salavarrieta, que surgió hace 44 años en el sur de Bogotá como una invasión propiciada por representantes del partido comunista, tiene en jaque a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB).

La razón es que en un sector comprendido entre las calles 4a. y 11 sur y desde la carrera 10a. hasta la carrera 12, más de 3.000 personas se niegan a que les facturen el servicio del agua de acuerdo con sus consumos.

De ahí que sus habitantes rechacen un proyecto que tiene la empresa para la instalación de medidores en 755 predios construidos en ese barrio. Acción con la cual se pondría fin al cobro por un promedio fijo, como actualmente se viene haciendo, indicaron fuentes del Acueducto.

Además, los habitantes tendrían que comenzar a pagar el alcantarillado que hasta ahora no se les cobra.

La empresa hoy les factura solo el agua y con una tarifa fija para comercios, industrias y residencias de 37 metros cúbicos por predio.

El Acueducto quiere modificarles el sistema de cobro y la medición, porque considera que el Policarpa como un barrio de estrato 2 que ya está legalizado desde hace 20 años, debe pagar el servicio como todos los demás usuarios bogotanos: por consumo medido.

Hace cinco años, protestas Esta no es la primera vez que el Acueducto intenta que los habitantes del Policarpa paguen el agua como el resto de usuarios bogotanos.

Precisamente por esa misma causa, hace cinco años hubo una protesta de los residentes del Policarpa y se declararon en desobediencia civil. Dejaron de pagar la tarifa que hasta entonces les habían fijado y que equivalía a 50 metros cúbicos bimestrales.

“Nos querían cobrar además un alcantarillado que no teníamos y obligarnos a pagar un agua que resulta más costosa. Somos gente de bajos recursos y no tienen por qué cobrarnos más. Es lo que quieren hacer ahora y que no aceptamos”, dijo Clara Martínez, una residente del sector.

El gerente de la zona 3 del Acueducto, Luis Fernando Ulloa, dijo que entonces se llegó al acuerdo de que no les cobrarían el alcantarillado y se les redujo la tarifa fija a 37 metros cúbicos por vivienda.

Ahora, las discusiones se reviven entre los representantes del barrio y del Acueducto por el propósito de esta empresa de ponerles medidores en las casas para la facturación.

La EAAB quiere normalizar el cobro del agua, para recuperar lo que pierde por no facturar consumos comerciales y reales, pues la tarifa fija fomenta el desperdicio. Pero los habitantes rechazan ese proyecto porque aseguran que les ‘dispararᒠlas tarifas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.