Secciones
Síguenos en:
El manoseo

El manoseo

Me cuentan unos amigos sucreños que el italiano más famoso del momento en el país, Giorgio Sale, se paseaba por Sincelejo en el carro del entonces presidente de la Corte Suprema, Carlos Isaac Náder, y que acudían juntos al Club Campestre. Esa proximidad con quien era en aquel momento solo un empresario no le resta capacidad al juez para investigar la ‘parapolítica’.

Al actual presidente del mismo organismo, Yesid Ramírez, también se lo vio con el presunto capo compartiendo tribuna y risas en el carnaval de Barranquilla. Tampoco creo que esa amistad afecte su credibilidad porque Sale entonces, no hay que olvidarlo, era un ciudadano corriente.

Al magistrado Jaime Arrubla lo vieron probar con fruición los costosos vinos de Sale en su enoteca de la T bogotana. Su afición por los caldos italianos no tiene por qué deteriorar su independencia jurídica.

Si Giorgio Sale les regaló algo, que tampoco sería extraño porque dicen que era “muy generoso”, lo sabrán ellos y, salvo que alguien vuelva a filtrar una cinta en la que agradezcan con cariño el detalle, nos quedaremos sin conocer lo que no deja de ser un chisme.

En Cartagena, el año pasado, en una reunión de magistrados, el señor Sale arrastró a casi una veintena de ellos a su enoteca y les pagó la cena. Todos lo encontraban tan querido y tenía tantos amigos en el gremio, que nadie sospechó nada. Como si tanta queridura fuese gratis.

La lista de atenciones a magistrados es mucho más larga, pero me parece innecesario seguir, puesto que la filtración de las relaciones entre miembros de la Corte Suprema y el Consejo General de la Judicatura con el otrora empresario y actual mafioso buscó desprestigiar el poder judicial en un momento clave. Y, como los magistrados dieron papaya, casi lo consiguen.

Que me digan qué necesidad tienen de dejarse manosear de esa manera por Sale o por quien sea. Cada día reciben un cerro de invitaciones para eventos sociales que nada tienen que ver con su profesión; a cada tanto les rinden homenajes como si los merecieran y que no son sino excusas para rumbear y creerse importantes; aceptan regalos caros, almuerzos, visitas y comidas de gente que puede tener un interés oculto y que los puede llegar a comprometer, como se ha visto.

Es como esos destacados periodistas y columnistas que se dejaron invitar por una de las empresas que licitaron en Eldorado a un viaje por todo lo alto a Buenos Aires, antes de la decisión. Ya me dirán para qué tenían que aceptar el obsequio Felipe López y varios colegas más. ¿Qué hubiera pasado si después se descubre alguna irregularidad en la compañía argentina? A todos nos meten goles, pero hay algunos que son evitables.

Ahora que llega la Navidad, los magistrados de las altas cortes podrían organizar una exposición con los regalos que llegan a sus despachos en estas fechas antes de devolverlos, que es lo que deberían hacer siempre. Sería una manera de demostrar transparencia y de que han aprendido algo del miniescándalo del lavandero. Porque tiene gracia que la única persona que ha pagado –y aprendido– por lo ocurrido haya sido Ana Margarita Fernández de Castro, ex secretaria general de la Procuraduría, una persona que es tanto o más decente que el mejor de todos ellos.

Nota. El domingo pasado enterramos a David Buitrago, un amigo que no olvidaremos nunca en la Fundación País Libre. Durante los años que trabajó a nuestro lado, se dedicó en cuerpo y alma a ayudar a los familiares de los secuestrados. Para él no había ni horas, ni días festivos cuando alguien que estuviera sufriendo por la ausencia de un ser querido, víctima de ese crimen atroz como el secuestro, necesitaba de su ayuda, que siempre fue solidaria y generosa.

David era un colombiano joven que creía que este país podía ser diferente si todos ponemos nuestro granito de arena. Descanse en paz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.