Secciones
Síguenos en:
Unas notas sobre México

Unas notas sobre México

Todo el mundo ha sido testigo de la situación de México, luego de las elecciones que le dieron un triunfo muy estrecho a Felipe Calderón, quien finalmente logró asumir el cargo. Se pudo comprobar que en un arranque de serenidad, los ‘moderados’ de ambos bandos consiguieron que todo quedara en un bochornoso circo de empujones, algunos puñetazos, una enorme rechifla a Fox y a Calderón por parte de la oposición y una ceremonia muy tensa y apresurada que se apaciguó cuando se dio cumplimiento al texto Constitucional y se entonó por todos el Himno Nacional.

Hacia delante se puede ver que Calderón llega como un presidente débil, con un país dividido, en el que un tercio de la población lo apoya con todo, otro lo chantajea (el PRI) y en el que casi una tercera parte (PRD y la izquierda) está muy lejos de compartir la visión que tiene del país.

En medio de la bronca, hay cosas que pasan desapercibidas, pero que merecen ser tenidas en cuenta y que seguramente impactarán en el futuro. Una de ellas es que Calderón comienza con un gabinete mucho más coherente y disciplinado que el de Fox, totalmente convencido que la legitimidad sólo la podrá consolidar mediante un buen desempeño en su gestión.

Ya ha dado muestras que le gustan a la gente: la reducción del el salario al presidente y a los altos funcionarios del ejecutivo en un 10 por ciento y la determinación para que todo niño nacido a partir del primero de diciembre del 2006 esté amparado por la Seguridad Social.

Contrario a su antecesor, Calderón no encarna una gran esperanza de hacer cosas espectaculares, lo que significa que cualquier buena acción se va a notar, como su intención de encabezar una presidencia dedicada a gobernar y a meter orden en el indisciplinado aparato gubernamental, el que se verá sujeto a un implacable escrutinio crítico, tanto de López Obrador y su equipo, como de la sociedad y los medios.

Otro tema que tendrá prioridad para Calderón es la seguridad: las cifras son mediáticas, pero su impacto es muy grande a mediano y largo plazo. El tema es más delicado que en Colombia.

Los analistas de la política mexicana dicen que Calderón sorprenderá, argumentando que quedarán en el pasado la frivolidad, las ocurrencias familiares, el capitalismo de ‘cuates’ y la superficialidad del ejercicio del poder de Fox. Buscará dignificar la política, de la que él sí es profesional y atacar la corrupción. Grandes retos.

Empresario exportador .

"Calderón, el nuevo presidente de México no genera grandes expectativas, lo cual lo favorece”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.