POCA PLATA PARA EL BIENESTAR

POCA PLATA PARA EL BIENESTAR

Durante 1993, las Juntas Administradoras Locales destinaron 1.667 millones de pesos para el área de bienestar social. Las localidades que más recursos invirtieron para ese sector fueron Kennedy con 206 millones de pesos y Santafé con 200 millones de pesos; y la que menos fue Sumapaz con 10 millones de pesos.

05 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La inversión en bienestar social realizada en 1993 es superior a la que las JAL realizaron en redes de servicios públicos, (esta fue de 1.588 millones de pesos).

Dentro de las localidades que menos recursos invirtieron está Usaquén, con 17 millones de pesos; Teusaquillo con 25 millones de pesos; Suba con 30 millones de pesos y San Cristóbal.

Precisamente, la inversión de la localidad de San Cristóbal fue de 38 millones de pesos y con esos dineros, según explicó el alcalde, José Javier Merchán, se dotaron a las casas vecinales y a los hogares de bienestar social.

En esa misma localidad, para el bienestar de los niños, el Fondo de Desarrollo Local adquirió unidades odontológicos, cuya administración se entregó a las asociaciones de padres de familia.

Pero también dentro del paquete de localidades que destinaron mayores recursos para atender el bienestar social están Usme, con 114 millones de pesos; Ciudad Bolívar, con 138 millones de pesos; y Antonio Nariño, con 176 millones de pesos.

De los más bajos Si bien, la inversión que realizaron las JAL en el rubro de bienestar social es superior a la que se destinó para redes de servicios público, lo cierto es que es una de las más bajas dentro de todo el paquete de distribución de recursos aprobados para 1993.

Después de medio ambiente (que tiene la inversión más baja), de seguridad y obviamente de servicios públicos se ubica el rubro de bienestar social.

Del total de presupuesto asignado para 1993, (que fue de 30 mil millones de pesos) la inversión en el rubro de bienestar social representa apenas el 5,48 por ciento.

El informe elaborado por la Personería Distrital señala que una de las peticiones más sentidas es la de dotación de las casas vecinales.

Las madres comunitarias en repetidas oportunidades se han pronunciado no solo para solicitar un salario, sino para que les entreguen elementos indispensables para poder cuidar los niños.

(RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.