EL OTRO DEBATE A PROYECTO DE TV.

EL OTRO DEBATE A PROYECTO DE TV.

El debate del proyecto de ley de televisión se inició antes de lo previsto. Solo que por fuera del Congreso de la República. El lunes en la mañana, varias horas antes de que el ministro de Comunicaciones, Armando Benedetti Jimeno, entregará el proyecto al Congreso, el secretario general de Bavaria, Juan Manuel Arboleda, criticó algunos puntos al ser entrevistado por la cadena radial Caracol.

05 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El funcionario habló después de que lo hiciera Benedetti, quien fue invitado a la cadena Básica de Caracol para hablar sobre los alcances y fines del proyecto.

Arboleda dijo, entre otras cosas, que el proyecto buscaba mantener el monopolio del Estado sobre la televisión, que no daba ninguna libertad para fundar medios masivos de comunicación y que la división por zonas para adjudicar canales de televisión era arbitraria.

Este hecho molestó a Benedetti, quien prefirió ver las declaraciones de Arboleda a título personal, y decir que no reflejaban en ningún momento las del grupo Santo Domingo.

El canal de la discordia Lo cierto es que el Ministro ya conocía estas críticas que se le hacían al proyecto, y había aceptado cambiar algunos puntos en los que tenían razón, pero no se imaginó que estas volvieran a darse.

Incluso Benedetti se demoró más de lo previsto en entregar el proyecto el pasado lunes porque quería responder uno a uno los interrogantes de Arboleda.

Además de las críticas iniciales hechas por Arboleda, EL TIEMPO conoció ayer un memorando que este le envió al presidente de Bavaria, Augusto López Valencia, y en el que le hace varias observaciones sobre el proyecto de ley que en ese momento estaba preparando el Gobierno.

Según el secretario, mantener el actual sistema como está y limitar la acción de los nuevos canales hasta el 1 de enero de 1998 es inconstitucional, porque en mi concepto mantener el monopolio de Inravisión por tres años y zonificar el cubrimiento para mantener dicho monopolio es ilegal, por que la Constitución precisa en forma expresa que se prohiben las prácticas monopolísticas y la concentración de la información, lo que se daría de prohibirse el proyecto .

Sigue diciendo Arboleda que la zonificación, así sea por un periodo de tiempo definido, implica una práctica monopolística al igual que la concentración de la información a nivel nacional y a nivel zonal.

El proyecto establece que el país será dividido en tres zonas (central, occidental y costa norte) en las que se crearán nuevos canales zonales de televisión que no podrán transmitir a nivel nacional, ampliar su cobertura o encadenarse antes del 1 de enero de 1998, fecha en la que vencen los contratos que tienen las actuales programadoras de televisión.

Con respecto a estos comentarios, Benedetti dijo que era lógico y sano que hubieran críticas al proyecto de televisión, ya que eso hace parte del proceso que debe tener una ley. No creo que estas críticas vengan de Bavaria o del Grupo Santo Domingo, sino de de un simple funcionario de esta empresa , reiteró.

Y añadió que Este es un tiempo prudente para que los concesionarios de espacios de televisión hayan concluido y acopiado todas las gestiones y recursos para afrontar la competencia , dijo Benedetti.

Otro de los puntos criticados el lunes por Arboleda, pero que aparece muy someramente en la comunicación enviada a López, es el de las limitaciones que la ley impone a los futuros concesionarios, son discrecionales y van en contra de la libertad que tienen las personas de fundar medios masivos de comunicación .

El proyecto presentado ayer dice que los futuros concesionarios deberán ser sociedades anónimas abiertas con 300 socios como mínimo, inscritas en bolsa y ninguna persona o grupo de personas podrá ser titular de más del 20 por ciento de las acciones representativas del capital.

No creo que las limitaciones que se imponen en el proyecto de ley sean inconstitucionales, por el contrario, creo que el Estado debe garantizar el libre acceso a los medios de comunicación. Gracias a Dios en el proyecto no hay libertades absolutas, porque la libertad de uno termina donde empieza la del otro , dijo.

A estas limitaciones se suman otras que puso el Gobierno, como son las de saber quien es el directo beneficiario de la inversión y castigar severamente el testaferrato.

Según Arboleda, el proyecto tiene un artículo sobre prácticas monopolísticas que tienden a evitar, no dichas prácticas, sino al control de las acciones de las sociedades con demasiada ambigedad y discrecionalidad .

Otros temas que le preocupaban a Arboleda, pero que fueron modificados, son el de la limitación de operadores en cada zona (que fue retirado del proyecto inicial), la pérdida de la concesión en caso de que no se rectifique una información por orden judicial (que quedó en manos de la Comisión Nacional de Televisión), la libertad que tenía el Presidente de nombrar algunos miembros de la Comisión Nacional de Televisión en caso de que no fuera elegido (la elección quedó en manos de la misma Comisión).

Habla el otro Arboleda Saulo Arboleda, presidente de la Asociación Nacional de Medios de Comunicación (Asomedios) dijo ayer que le parecía exagerada la concentración de operadores públicos que hay en el proyecto de ley de televisión que presentó el Gobierno, ya que va en contravía de los principios que maneja la actual televisión en el mundo.

Creo que el proyecto debería abrir más la competencia y la participación de operadores privados, ya que se debe democratizar la propiedad de los medios de comunicación. Además la competencia en igual de condiciones es sana .

Según Arboleda, el fortalecimiento de los canales nacionales, el canal 3, y de los actuales y futuros canales regionales le quitan oportunidades al sector privado y a cualquier ciudadano de ser dueño de un medio de comunicación.

El estado colombiano, contrario a lo que sucede en el mundo, no fija las tarifas de los medios en base a sus costos. El actual proyecto busca financiar todos estos canales con los recursos que obtenga por el alquiler de espacios y de licitaciones, lo que puede caer en competencia desleal .

Igualmente dijo que el Estado de financiar estos canales oficiales con recursos que obtenga de los privados o con los recursos de su comercialización, pero no con las dos fuentes , dijo Arboleda.

Igualmente dijo que no creía conveniente comercializar los canales del Estado. No por que hubiera miedo a la competencia, sino porque debe ser directa, en igual de condiciones y entre operadores privados.

Otro de los puntos que criticó Arboleda fue el que no creía que hubieran suficiente presupuesto publicitario para atender el exceso de oferta de espacios de televisión. Qué va a pasar cuando la gente empiece a pautar en canales del estado que sean más económicos, ya que estos pueden sacrificar tarifas porque tienen asegurado su financiación .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.