MOMPOU Y SUS PARTITURAS SOBRE MÚSICA PRIMITIVA

MOMPOU Y SUS PARTITURAS SOBRE MÚSICA PRIMITIVA

El texto de presentación del Festival Mompou de París hace dos años, invitaba a descubrir el mundo mágico de este compositor catalán, del cual en 1993 se celebró el primer centenario de su nacimiento. El propio Federico Mompou había utilizado este adjetivo en una de sus primeras obras Cantos mágicos (1991), en la cual ya se percibe la personalidad de un compositor destinado a perfilar una dimensión universal para la música catalana, como se aprecia en el trabajo de Granados y de Aléniz. Sin embargo, estos dos compositores sólo contribuyeron a dibujar la noción genérica de música española. En qué consiste, entonces, la esencia de la música cataluña? Sin duda, afirma Narcis Bonet, en la profundidad de la canción popular, tal como la conciben y la experimentan Nicolau, Morera o Garreta .

05 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Fruto de una nueva generación, Mompou toma la resonancia armónica de materiales populares a la manera de sus Canciones y danzas, pero con un sentido más profundo e indefinible. Uno de los secretos del interés que suscita la obra de Mompou es la mezcla de culturas catalanas y francesas de su medio familiar y de su formación académica.

Entre Barcelona y París en donde estudia piano y composición, la personalidad del compositor se orienta primero hacia Fauré, después hacia Chopin, Debussy y Satie cuyo modelo le permite prescindir de armaduras y barras de compás sin detrimento de la forma. En las pausas de Diálogos, Mompou escribe indicaciones que recuerdan el humor ácido de Satie: sin esperanza , explíquese , interróguese , pero sobre todo, el famoso cante con la frescura de la hierba húmeda que se lee en Niñas en jardín.

En la década de 1920, Mompou recibía con indiferencia la aceptación elogiosa en París, así como el relativo fracaso del primer concierto con sus obras realizadas en Barcelona en 1922. Acogida tan diversa se explica en la proyección artística de las dos ciudades: mientras París asistía a la publicación del Manifiesto Dadá y el Grupo de los seis enarbolaba banderas de una música pura y simple, Barcelona retomaba tarde el romanticismo europeo. Por ello, sorprendían aquellos Cantos mágicos para piano, venidos de un entorno de rudos catalanes , germanófilos que sólo creen Wagner y en Strauss .

Encuentro con la música Dos décadas después, en 1933, Mompou continúa siendo un caso insólito en el panorama musical europeo de este siglo, a causa de su individualismo expresado con sencillez, ingenuidad, capacidad de evocación, mesura, coherencia: Hago esta música porque el arte ha llegado al límite...el arte es retorno a lo primitivo. Recomenzar implica economizar...Dos o tres notas en el piano pueden significar una revelación .

La estética de Mompou respetará siempre la búsqueda de esa música rupestre que lo margina en ocasiones de la amplitud orquestal. Su música retoma un nuevo aire de difusión. En el Festival de La Roque Anthéron en los Alpes franceses, Jsep Colomb ejecutó recientemente obras para piano, y la orquesta del teatro Lliure de Barcelona presentó Sones de niños y Combate del sueño.

En noviembre, Joaquín Achúcarro lo incluye en su recital de la Luis Angel Arango, al igual que la pianista colombiana, Eleonora Rueda, en las piezas que interpretará este miércoles en la misma sala, a las 8 de la noche.\ Su encuentro con la música de Mompou se realiza en España en un período de estudios superiores antes de instalarse en Basiela en donde ahora reside. En los pianos que ocupan el espacio de su casa en la campiña suiza, han resonado las notas de loc Cuatro preludios para la mano izquierda, y de aquel titulado Palma de estrellas, ortodoxos en su forma pero llenos de cálida intuición. Se escuchará, además, Tres nocturnos de Heinz Holliger, evocadas del poema Elis de Georg Trakl (... cuando la mira en el oscuro bosque llama...) utilizando simbolismos hindúes; Variaciones serias de Mendelsshon, su más significativo ciclo pianístico, y la Sonata póstuma de Schubert, síntesis del canto y luminosidad de su expresión.

Repertorio poco ortodoxo, en una audición en la cual aparece como novedad la magia evasiva y vaporosa de un compositor catalán.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.