Secciones
Síguenos en:
LLEGÓ LA HORA DE LA INVERSIÓN SOCIAL: PERRY

LLEGÓ LA HORA DE LA INVERSIÓN SOCIAL: PERRY

El gobierno colombiano convocó ayer a todos los países de América Latina a emprender cuanto antes programas sociales para la población más pobre y formuló duras críticas a las naciones industrializadas por sus políticas proteccionistas. Es urgente desarrollar los sectores sociales que han quedado a la zaga y extender los beneficios del crecimiento a la totalidad de los habitantes de nuestros países , dijo el ministro de Hacienda, Guillermo Perry, al intervenir ante la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), en representación de los países de América Latina y el Caribe.

Para Perry la prioridad de los diferentes gobiernos de la región debe ser la inversión social, teniendo en cuenta que en la región se han alcanzado logros importantes en los aspectos macroeconómicos y en reformas estructurales.

Creemos que las políticas sociales no pueden concebirse simplemente como una forma de compensar el costo de las reformas económicas. Los objetivos de equidad y política social deben formar parte integral del modelo de desarrollo de los países.

Precisamente la administración Samper consiguió en Madrid un respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a su política social, con un préstamo de 500 millones de dólares para la Red de Solidaridad Social, que según el director de Planeación, José Antonio Ocampo, beneficiará a los colombianos más pobres, el 30 por ciento de la población. Sin embargo, el BM señala que en Colombia entre pobres y quienes están en indigencia absoluta se encuentra el 50 por ciento de la población.

El desarrollo económico y el social son dos caras de una misma moneda. La política económica debe tener en cuenta los objetivos sociales, y la política social debe diseñarse con criterios económicos , dijo Perry.

Más recursos Para América Latina y Colombia, el ministro pidió al Banco Mundial más recursos y asistencia técnica. Pero advirtió que la región debe revertir la tendencia entre 1990-1994 donde los países del subcontinente transfirieron capitales hacia el BM por 11.000 millones de dólares.

También se refirió a lo que llamó las reformas estructurales de instituciones financieras multilaterales, a fin de que sean más flexibles en la asignación de créditos.

Al respecto, pidió al BM que los municipios, departamentos o provincias latinoamericanos puedan recibir préstamos sin aval de la nación. Esta solicitud se la hizo Perry directamente al presidente del BM, Lewis Preston en la reunión que sostuvo con él el sábado pasado.

El ministro criticó el proteccionismo de los países desarrollados frente a la liberalización unilateral del comercio, por parte de los países de América Latina y el Caribe y afirmó que la lucha de estas naciones por lograr una mayor libertad de acceso a los mercados de esos países también debe continuar.

Sobre la economía colombiana destacó su crecimiento superior al 5,0 por ciento en los dos últimos años, sus buenas perspectivas y las reformas emprendidas para atraer la inversión privada.

Se refirió también a la voluntad integracionista de Colombia y a su vocación de consolidar el grupo Andino, el G-3, los vínculos con los países del Caricom así como Mercosur y el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLC). Los movimientos de integración deberían converger hacia una amplia zona de libre comercio hemisférico, continental , dijo Perry.

El martes en la noche, el equipo económico del Gobierno hizo una presentación de la situación económica del país ante cerca de un centenar de banqueros e inversionistas españoles en la embajada. Allí Perry anunció que el Gobierno llevará a la cumbre Americana de Miami un proyecto de convenio para contrarrestar el lavado de dinero procedente del narcotráfico.

Mundo en desarrollo El ministro de Hacienda destacó el peso en la economía mundial de los países en vías de desarrollo en los últimos cinco años. Señaló que en 1993 la tasa de crecimiento de los países de América Latina y del Caribe fue del 3,2 por ciento superior a la de los países desarrollados.

Dijo que al conjunto de las economías de los países en desarrollo se puede atribuir la casi totalidad de la tasa de crecimiento mundial, que fue de 2,25 por ciento. Resaltó que todo el crecimiento del comercio mundial corresponde a los países menos desarrollados. Las importaciones aumentaron 8,0 por ciento en nuestra región, frente a la disminución del 0,2 por ciento de las naciones industriales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.