DESPUÉS DE GALÁN SEGUÍA PAREJO

DESPUÉS DE GALÁN SEGUÍA PAREJO

Jaime Eduardo Rueda Rocha, señalado por los organismos de seguridad como el autor material del asesinato de Luis Carlos Galán, murió en una operación de la Policía cuando planeaba asesinar al ex ministro de Justicia Enrique Parejo González. Rueda planeaba el atentado, señalaba un informe de inteligencia, en algún lugar del municipio de Llano Mateo, en Cundinamarca, y se movilizaba por la zona de Honda (Tolima) cuando fue detectado por la Policía el 23 de abril de 1992.

06 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La versión sobre las intenciones de Rueda se encuentra contenida en el fallo del Tribunal Superior Militar que avaló la absoluta legitimidad de la operación del GOES de la Policía que concluyó con su muerte.

Era imperioso utilizar las armas para repeler el ataque de la empresa delictiva que dirigía Rueda Rocha, a quien no solamente se le atribuía la muerte del caudillo Luis Carlos Galán sino que según los informes de inteligencia, pretendía atentar contra otro líder político de la misma línea y se le atribuía la muerte del Alcalde de Puerto Boyacá , concluyó el Tribunal.

La misma corporación confirmó la legalidad del operativo del Bloque de Búsqueda que dio muerte al jefe del cartel de Medellín Pablo Escobar Gaviria.

En dos providencias, los magistrados del Tribunal cesaron todo procedimiento en favor de siete oficiales, tres suboficiales y ocho agentes de la Policía que participaron en los dos operativos que condujeron a la muerte de los delincuentes.

Igualmente, la corporación se pronunció sobre los procesos que se inician a miembros de las Fuerzas Armadas por supuestos delitos de homicidio, que al final concluyen en cesaciones de procedimiento porque se trata de actos legítimos en servicio, pero que son contabilizadas como homicidios comunes y dijo que esas cesaciones de procedimiento no son una vía a la impunidad sino un resultado justo de la legitimidad de esos actos.

En el caso de la muerte de Escobar y de su guardaespaldas, identificado como Alvaro de Jesús Agudelo, el Tribunal asegura que es evidente que ante el allanamiento policial los delincuentes respondieron con balas de pistola 9 milímetros.

El Tribunal, al estudiar el caso, concluyó que los policías actuaron de acuerdo con la ley, cumpliendo una orden de allanamiento.

El Tribunal concluye en el proceso que los miembros de la policía estaban en el ejercicio y cumplimiento de sus deberes profesionales de lograr la captura de Pablo Escobar .

Para el caso de Rueda Rocha, el Tribunal narra señala que ante el llamado de la Policía los delincuentes no sólo no se rindieron sino que atacaron a los miembros de la institución que pretendían darles captura.

El Tribunal señala que las declaraciones de los policías que participaron en la operación resultan verosímiles pues recibieron no sólo heridas en su integridad personal sino que uno de los componentes del GOES resultó muerto, lo cual nos está indicando que en la reacción hubo simultaneidad y proporcionalidad ante la actitud de los facinerosos .

El empleo de la fuerza en este caso -dijo el Tribunal- fue después de la advertencia de que se trataba de la Policía y no podía exigírseles a los procesados que asumieran una conducta diferente, pues imperaba el poder coercitivo del Estado; sin esta necesaria fuerza o poder de reacción de los miembros de la Fuerza Pública no imperaría el derecho .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.