PUPILOS DEL GOLF DE EVERS

PUPILOS DEL GOLF DE EVERS

La constante evolución de los deportes no ha sido ajena al golf que tiene un buen número de practicantes en todo el mundo. Bajo esta premisa, en 1987, siendo presidente de la comisión de golf del Campestre de Cali, y con base en la experiencia del club Farallones y Campestre de Pereira, Alberto Evers montó la escuela de este deporte.

16 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Hoy en día, cuando ha sido designado primer profesional del Club, Evers ha tomado las riendas de la escuela que cuenta con 60 niños, cuyas edades oscilan entre 8 y 16 años cumplidos. Ante todo, estamos cambiando el objetivo básico de la enseñanza. Estamos convencidos de la importancia de la clase personal para cada alumno pues allí es donde se puede apreciar la capacidad de cada uno de ellos y se corrigen los errores individuales.

Las clases educativas incluyen aspectos de etiqueta en el campo, hábitos de práctica, entrenamiento físico adecuado y se incluye una guía sentimental y sicológica que de un optimo estado anímico y emocional al deportista. Es un cambio que se realiza por primera vez en una escuela de golf. Cuando iniciamos con la invaluable colaboración de Margarita Guzmán empezamos a ver poco a poco los frutos de la escuela. De allí han surgido: Julián Serrano, Enrique Venegas, José Agudelo, Mónica Bravo, Marcela González y Juan Manuel J. Merizalde, entre los más destacados. El club ayuda a la escuela. Tiene un presupuesto adicional y esto ha permitido trabajar, pagar profesionales y asesores, y conservar la cancha infantil que está en buenas condiciones y que utilizan bastante los niños. El club se preocupa mucho por el funcionamiento de la escuela pues sus directivas están convencidas de que ella produce las estrellas del futuro que tanto necesita. Como faltaba trabajo ordenado, hemos logrado programar intercambios infantiles y juveniles con la escuela de Farallones con quienes tenemos las mejores relaciones aunque conservamos la tradicional rivalidad deportiva que, bien lle-vada, se convierte en una emulación positiva. Evers, recientemente se graduó como profesional del golf. Estoy muy satisfecho de los puestos logrados en los torneos en que he participado, en especial los dos anteriores al abierto de Colombia. Porque en este último, en el Coun-try, confieso que no la moví y solo gracias al putt pasé los cortes y clasifiqué de 35, y recibí unos dólares de premio. Creo que me siento muy a gusto jugando los torneos, y más que el valor del dinero recibido, llevo la satisfacción de poner en alto el nombre de mi club, mi ciudad y el mío propio. Espero poder ir a la segunda parada Suramericana en Quito, la próxima semana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.