SIGUE AGONÍA EN EL HOSPITAL SAN CARLOS

SIGUE AGONÍA EN EL HOSPITAL SAN CARLOS

La ausencia de pacientes, las camas vacías, las tertulias de los médicos y el eco en los pasillos son los síntomas de que la Fundación San Carlos está agonizando. No tienen oxígeno, elementos de cirugía, plata ni pacientes. Ayer la situación de esta institución de salud aún estaba en el limbo. El cierre del hospital era incierto. El personal había recibido la orden de trabajar normalmente pero no se recibiría ni un paciente más y a los que estaban adentro deberían evacuarlos en el menor tiempo posible.

06 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Aunque la crisis se viene gestando desde hace dos o tres años, estalló el pasado 30 de septiembre cuando el Instituto de Seguros Sociales (ISS) decidió no renovar el contrato que tenía con el hospital. Esto quiere decir que no habrá más pacientes que atender ni plata con qué trabajar.

Este es el remate de una situación que se había dilatado. Luis Eduardo Gómez, auxiliar de enfermería del hospital dijo que los equipos son obsoletos, la caldera de la cocina se ha estallado varias veces, se le deben varias dotaciones al personal y los alimentos para los pacientes están escaseando.

Los trabajadores del hospital pagan el seguro pero no les llega tarjeta, no les dan subsidio educativo y la mayoría de los proveedores han cancelado sus contratos.

El hospital cuenta con 800 camas, de las cuales máximo 40 se encuentran ocupadas en este momento. Diariamente se realizan entre 15 y 20 cirugías diarias y se atienden entre 25 y 30 partos en la noche. En esta semana no se han realizado cirugías y solo se ha atendido un parto.

Gómez, que lleva en diez años en la institución, dijo que en principio las cosas funcionaron bien, pero la mala administración hizo que los recursos se acabaran. El ISS no renovó el contrato porque las instalaciones no daban garantía de seguridad y eficiencia en la prestación del servicio a los usuarios , dijo.

En la visita que hizo ayer este diario por las instalaciones, trató de hablar con las directivas del hospital que se encontraban en una junta, pero la secretaria informó que no iban a dar declaraciones a la prensa.

Qué dice el ISS La no renovación del contrato, dijo Eduardo Alvarado, asesor de la presidencia del Instituto de Seguros Sociales, se debió a que luego de varias inspecciones al San Carlos se detectaron deficiencias en la calidad de los servicios.

En varias ocasiones ya se habían hecho recomendaciones a la institución de salud, sin embargo, no se han cumplido en su totalidad , dijo Alvarado El contrato con el hospital es por ochocientos millones y se espera que sean empleados en el mejoramiento de los servicios a los usuarios. No se hizo, así que no se renovó el contrato, dijo el asesor.

Agregó que este momento el ISS está estudiando varias alternativas para superar la situación.

Está siendo analizada la compra de la Fundación San Carlos, su arriendo o la venta de sus servicios. Y aunque Alvarado no dio una fecha exacta dijo que las cosas se resolverán lo más pronto posible.

Por el momento, los pacientes que deben ser evacuados del hospital serán remitidos a instituciones afiliadas al ISS.

Alvarado dijo que a pesar de la situación que se vive el ISS está interesado en continuar con los servicios del hospital.

De dónde salió el Hospital San Carlos? La Fundación Hospital San Carlos es un legado. Gustavo Restrepo Mejía, un filántropo, donó en 1948 los terrenos en donde hoy está ubicada esta institución de salud.

De acuerdo con lo decidido por Restrepo, la junta directiva de la fundación debían integrarla el Arzobispo de Bogotá y los presidentes de la Academia Nacional de Medicina y de la Sociedad San Vicente de Paúl.

Correspondió al segundo de ellos, José Vicente Huertas, emprender la tarea de construir el hospital.

Para el caso pidió los planos a Suiza y entregó la obra a Cuéllar Serrano Gómez y Compañía.

En un principio el hospital se construyó para atender casos de problemas pulmonares, tuberculosis básicamente y luego amplió sus servicios.

El régimen laboral era bueno y la alimentación corría por cuenta de las fincas de Restrepo, que también fueron donadas a la Fundación.

Además de estos bienes, la Fundación contaba con 400 hectáreas al sur de la capital, 19 edificios, apartamentos, locales, un lote en el centro de la ciudad y acciones del Banco de Bogotá.

De esto hoy no queda nada, motivo fundamental de la crisis del San Carlos.

Antecedentes El 9 de abril de 1992 los pacientes que llegaron al hospital San Carlos encontraron que no había atención porque los trabajadores estaban en huelga.

El 10 de abril de 1992 se abrió la posibilidad de que el Hospital cerrara sus puertas por desacuerdos entre las directivas de la Fundación y los trabajadores. Además, se presentó un hecho delictivo cuando el director del Hospital Luis José Villamizar fue secuestrado y no lo dejaron salir hasta las 11 de la noche.

El 6 de agosto de 1992, Por irregularidades que van desde la deficiente atención médica hasta la sobrefacturación, la dirección del Instituto de Seguros Sociales (ISS) impuso una multa de 230 000.000 de pesos al Hospital San Carlos.

El 7 de agosto de 1992. la fundación Hospital San Carlos rechazó la actuación del ISS. Este último, a su vez, decidió montar un programa de auditoría permanente y le formuló una serie de recomendaciones para mejorar el servicio.\ 30 de septiembre de 1994. El ISS suspendió el contrato con el hospital, argumentando que no cumplió con las recomendaciones formuladas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.