Secciones
Síguenos en:
¡Beba Colombia!

¡Beba Colombia!

En el mes que comienza, este país va a beberse una diluvial cantidad de alcohol, que representa el 50 por ciento del trago que se consume en el año y puede hacer que empresas como Bavaria consoliden su ya favorable balance con un crecimiento de dos dígitos.

Los protagonistas de ese suceso económico, que se extiende a los importadores, han estado paseando su carita feliz. La cervecera, luego del sofisticado lanzamiento de Peroni, se ha venido con la profusa campaña de la exquisita Club Colombia y el patrocinio a la Selección de Fútbol, un giro de 10 millones de dólares para los próximos cuatro años. Las licoreras, por su parte, mojan hasta prensa del corazón con el rostro atractivo y gremial de Luz María Zapata, presidenta de Acil, novia del senador Germán Vargas Lleras y encargada de un minucioso y elegante cortejo a los colegas de su consorte, para influir en el Proyecto de Reforma Tributaria.

“Para que las cerveceras paguen lo mismo que las licoreras”, le explicó la atractiva Luz a la revista Poder, publicación a la que Javier Hoyos, vicepresidente de Bavaria, también le precisó que su empresa es uno de los grandes contribuyentes de Colombia (“43 por ciento de todos los impuestos recolectados por la Nación en el 2005”) y que un incremento es una falta de equidad. El gerente de la Empresa de Licores de Cundinamarca, Luis Humberto Martínez, opina que “alcohol es alcohol”, y su deseo no es que les suban los impuestos a las cerveceras, “sino que también nos disminuyan a nosotros”.

La semana próxima, cuando asuntos de tanta repercusión como la citada reforma, las transferencias y la capitalización de Ecopetrol sean debatidos por un Congreso sin soberanía ética, se sabrá qué lobbying tuvo más efecto cuantitativo. Si el de la resplandeciente Luz o el del economista Hoyos, que según la revista Tools, se encarga del cabildeo de Bavaria. Mientras tanto, el mundo del alcohol está sufriendo una sacudida en términos de economía, producción, mercado y cambio de hábitos, alterado hasta por los factores climáticos.

En el 2008, Estados Unidos arrebatará a Francia el primer lugar en el consumo de vinos, bebiéndose 2.700 millones de litros. China se consolidará como uno de los diez mayores productores de zumo, mientras sus nuevos ricos aumentan el descorche y los raperos norteamericanos, con su efervescente música de barriada, compran carros caros y beben champaña a la lata. El cambio climatológico reubicará los terrenos de cultivo vinícola en Europa, no sé, tal vez para celebrar ‘el brindis del deshielo’ al estilo ‘Titanic’.

En Colombia disminuye el consumo del aguardiente tradicional, se deposita en las versiones light de tragos largos y en el ron la salvación de la industria y pelean las licoreras también con los importadores de vino, cuya bebeta aumenta hasta alcanzar 12 millones de botellas al año. Ese panorama de futuro mutante, mucho más inestable con la entrada en vigencia del TLC, es uno de los argumentos del joven gobernador Aníbal Gaviria Correa para vender la Fábrica de Licores de Antioquia.

La visionaria consideración económica, que no despojará al fisco paisa de sus ingresos, tiene un componente ético, en un mundo de responsabilidad social, transparencia y buen gobierno: ¿Es la función del Estado producir bebidas alcohólicas para financiar la salud y la educación? Eso es cada vez más un contrasentido, al observar la temprana iniciación de los niños en el consumo de licor y sus consecuencias funestas en los accidentes, la descomposición social y la violencia.

Ojalá el Estado reitere en los medios de comunicación las consecuencias del exceso de alcohol. Me corresponde recomendar a quien lea esta columna, que beba con moderación y que pase una feliz, y por ningún motivo, borracha Navidad. .

Periodista .

"Ojalá el Estado reitere en los medios de comunicación las consecuencias del exceso de alcohol”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.