DIVORCIO: PARA QUÉ

DIVORCIO: PARA QUÉ

En los últimos 15 años, cambió el papel de las mujeres en la sociedad. Ingresaron a la educación y al mercado laboral, y rompieron con los códigos tradicionales de lo que debía ser su rol en la familia. Esto afectó en forma severa las relaciones tradicionales de pareja. La rapidez con que las mujeres se transformaron produjo un verdadero colapso en el orden social doméstico, golpeó drásticamente los códigos que orientaban el comportamiento masculino e hizo tambalear los pilares de su seguridad , afirman Lucero Zamudio y Norma Rubiano, autoras del estudio más completo que se ha hecho sobre el tema: Las separaciones conyugales en Colombia.

25 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

El resultado de este cambio es que en 1985, entre quienes tenían entre 66 y 70 años, de cada mil personas casadas, 125 se separaron. En cambio entre los que tenían 36 y 40 años de edad, de cada mil, terminaron su unión 247 y entre los de 21 a 25 años, de mil, se separaron 325.

El estudio, que entrevistó a 5.200 personas separadas, descubrió además que son muchos más los separados de uniones libres 52 por ciento que los de matrimonios católicos 17 por ciento. No obstante, la separación de matrimonios católicos ha ido creciendo más rápidamente y la unión libre ha ido estabilizándose.

El estudio señala que son las regiones Occidental y Atlántica las que presentan mayor cantidad de separaciones. Pero que es en Bogotá y en Antioquia donde están incrementándose más rápidamente.

Por clases sociales, también se ven las diferencias. Hoy se están separando más las parejas de clases sociales altas y medias que las de los sectores más pobres, aunque entre estos todavía hay muchos más matrimonios fracasados.

La primera unión de las parejas dura en promedio un poco más de nueve años. Pero curiosamente, las segundas uniones libres, la mayoría son más estables.

Luego de separarse, qué hacen las parejas? Un poco más de la tercera parte intenta reconciliarse, pero al no lograrlo, son muy pocos los que legalizan su situación.

Entre los católicos, solo un 12 por ciento se preocupa por separar legalmente los cuerpos, apenas un ocho por ciento separaron además sus bienes y un uno por ciento anuló su vínculo religioso. Pero la gran mayoría no emprendió ningún trámite legal.

Entre los separados que estaban unidos por lo civil, que tienen legalmente la posibilidad de divorciarse, únicamente un 22 por ciento lo hizo.

Las causas de la separación son diversas. La más frecuentes: la infidelidad y el desenamoramiento. La crisis de la institución también se refleja en que más de la mitad de los casados, de todas las edades, dicen que su unión fue feliz solo en los primeros dos años. O menos...

Cuando se les preguntó a los separados acerca del divorcio civil para el matrimonio católico posibilidad que el Congreso está a punto de hacer realidad, un 70 por ciento estuvo de acuerdo. Pero no porque quieran legalizar una segunda unión, sino para permitir nuevas formas de vida y de libertad individual.

Al parecer, a los separados no les interesa mucho que se les facilite cumplir con la ley. Cuando se les pide que den algunas recomendaciones a los legisladores en materia de familia, la mayoría les exige apoyo económico, protección para la mujer, cumplimiento de la ley vigente y hacer obligatoria la educación para la vida en familia.

Apenas un 7 por ciento pide que se establezca el divorcio para el matrimonio católico. En este sentido, es muy probable que los colombianos reciban con cierta apatía la ley de divorcio que aprobará próximamente el Congreso. Crisis para siempre? Para las autoras del estudio, el rápido crecimiento de las separaciones que muestran las estadísticas sobre el matrimonio en Colombia no es una tendencia irreversible. Por el contrario, en la medida en que la parejas empiezan a identificar su propio status y el desarrollo autónomo de su relación, la tendencia es hacia la estabilidad.

En esto juega un papel importante como lo demuestra la larga experiencia de la terapista de pareja, Consuelo de Santamaría la capacidad de las parejas de despojarse de criterios anticipados sobre lo que es el matrimonio. Las expectativas sobre la relación de pareja, el papel de los hijos o las relaciones sexuales suelen dejar un contraste muy marcado con la realidad.

Sólo las realidades que nacen dentro de la relación de pareja, su estudio y evolución pueden dar pautas sobre la manera de superar las dificultades y mantener una relación estable. Puntos claves Estos son algunos apartes del proyecto de ley sobre divorcio que pasará a último estudio a la plenaria de la Cámara, que luego de firmado por el Presidente se convertirá en ley: - El Estado reconoce la competencia propia de las autoridades religiosas para decidir mediante sentencia, de acuerdo con sus cánones, las controversias relativas a la nulidad o disolución de los matrimonios. - Las sentencias de nulidad de cada religión deberán ser comunicadas al Juez de Familia del domicilio de los cónyuges. - El Juez de Familia decretará la nulidad en cuanto a los efectos civiles y ordenará la inscripción en el registro civil. - El matrimonio se disolverá por la muerte de uno de los cónyuges o por divorcio judicial declarado. - Los expedientes de los procesos contenciosos de divorcio quedarán sometidos a reserva durante 20 años y sólo podrán ser consultados por las partes, sus apoderados, el Ministerio Público y el Defensor de Familia. - Al ejecutarse el divorcio queda disuelto el vínculo en el matrimonio civil y cesan los efectos civiles del matrimonio religioso. - Los los efectos señalados en este proyecto se aplicarán a todo matrimonio celebrado, antes o después de la promulgación de la ley. (RECUADROS MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.