PRUEBA DE FUEGO PARA EL FEDERALISMO EN CANADÁ

PRUEBA DE FUEGO PARA EL FEDERALISMO EN CANADÁ

El federalismo pasará una nueva prueba de fuego en Canadá con el referendo de hoy sobre la renovación de las instituciones federales y debería moderar el debate constitucional inherente a ese país. Esta tentativa, que se produce tras el fracaso de un primer acuerdo constitucional en junio de 1990, podría saldarse con un nuevo fracaso teniendo en cuenta los últimos sondeos que daban ganador al No .

26 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Según una encuesta del instituto Gallup publicada el pasado miércoles en el conjunto del país, 50 por ciento de los encuestados se oponía al proyecto, mientras que 40 por ciento estaba a favor. En cualquier caso, según este mismo sondeo publicado por el diario Toronto Star, 10 por ciento de los encuestados estaba indeciso.

A pesar de una campaña para el referendo marcada por el patriotismo del gobierno federal con motivo del 125 aniversario este año del país, el sentimiento de una identidad común, especialmente entre el Quebec francófono y el Canadá anglófono brillaba por su ausencia durante los debates entre partidarios y adversarios de las reformas constitucionales.

Soy muy pesimista sobre nuestra capacidad para mantener unido el país si fracasamos de nuevo , estimó el ministro de Asuntos Constitucionales Joe Clark. Es un país muy difícil de gobernar debido a las tensiones lingísticas, a su vasta geografía y a su escasa población , reconoció por su parte el primer ministro federal Brian Mulroney.

El acuerdo concluido el pasado agosto entre los responsables políticos del país sometido a referendo prevé en concreto una reforma del Senado y una modificación de la Cámara de los Comunes, una nueva repartición de los poderes entre Ottawa y las provincias y el reconocimiento de Quebec como sociedad distinta .

Los adversarios de las reformas recibieron el apoyo del ex primer ministro Pierre Elliot Trudeau, todavía muy popular en Canadá.

Partidario de un federalismo centralista, Trudeau estima que este proyecto constitucional debilitaría peligrosamente el país con una descentralización excesiva.

Mulroney, por su parte, declaró que aunque fracasara el referendo no se reactivaría el debate constitucional y las reformas esperarían un buen rato .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.