DESMEMORIA, UN PASO A LA LOCURA

DESMEMORIA, UN PASO A LA LOCURA

A veces Carlos, un agricultor de Belmira (Antioquia), iba a mercar y olvidaba comprar la mitad de las cosas. En muchas ocasiones no recordaba los nombres de sus familiares. Por eso llegó, en 1985, al Hospital Universitario San Vicente de Paul, de Medellín. Su caso fue el punto de partida para un trabajo sobre demencia que ganó el premio a la mejor investigación, durante el XIII Congreso Colombiano de Medicina Interna que se realizó en la capital antioqueña.

08 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El trabajo científico, realizado conjuntamente por médicos de la Universidad de Antioquia y la Universidad de Harvard, determinó que la enfermedad es hereditaria en un alto porcentaje y encontró que el foco del mal está en las poblaciones del centro de Antioquia. Pero, además, previó una epidemia silenciosa de demencia degenerativa en el departamento.

En el caso de Carlos, el campesino de 44 años, se descubrió que algunos de sus familiares habían tenido similares síntomas, entre ellos, salir y perderse o ir a trabajar y regresar momentos después sin poder explicar por qué. El día que este paciente llegó al centro hospitalario, llevaba tres años con problemas progresivos de memoria.

A la pérdida de la memoria le siguieron la pérdida de facultades intelectuales y motrices, convulsiones y finalmente la muerte. Todo en un lapso de ocho años.

En ese entonces, los médicos estudiaron el árbol genealógico del agricultor y concluyeron que se trataba de una enfermedad genética, pero se consideró un caso aislado.

Se estableció que era una demencia tipo Alzhaimer, es decir, degenerativa, incurable y que comienza con la pérdida de la memoria reciente. Esto significa que la persona puede acordarse de lo que hizo hace cincuenta años, pero no de lo que debe hacer ahora o de lo que hizo ayer.

Aunque hay algunas drogas que retardan el avance de la enfermedad, no la pueden detener. Todavía esos medicamentos no han llegado al país.

En 1991, llegó al mismo hospital un chancero de Yarumal porque le ocurría que devolvía más plata de la que debía. Además, sus familiares dijeron que olvidaba lo que le decían y contaba más de una vez la misma cosa.

Una situación parecida sucedió con una campesina de Angostura en 1993, y en la actualidad los dos pacientes presentan un progresivo avance del mal.

Mal de regiones La igualdad de síntomas en las personas y la particularidad de que provenían todas del centro de Antioquia, llevó a los médicos a profundizar en la enfermedad. Hicieron los respectivos seguimientos y estudiaron también el árbol genealógico de los dos pacientes.

Para ello, consultaron los archivos parroquiales y los del Hospital Mental de Medellín, con el fin de verificar la estadía en él de algún miembro de esas familias en otras épocas. Hablaron, además, con los más ancianos de cada grupo familiar.

En las tres familias analizadas encontraron 74 personas con el mal, 19 de las cuales están vivas. Los resultados se obtuvieron mediante la confrontación de los interrogatorios con los ancianos y con distintas personas de los grupos analizados.

Según el neurólogo Francisco Lopera, director de la investigación, se habla de posible epidemia porque de 1.093 personas analizadas, pertenecientes a las tres familias de los pacientes tratados, existen hoy 800 que no han pasado la edad de riesgo, que es de 45 años.

De otro lado, se debe tener en cuenta que los hijos de esas personas son potenciales enfermos y que el problema puede extenderse porque muchos de los miembros de esas familias habitan en lugares distintos del centro del departamento.

Trabajo riguroso La investigación sobre la demencia Alzhaimer mereció el primer premio en el XIII Congreso Colombiano de Medicina Interna realizado en Medellín.

Según Javier Molina, director científico del encuentro, el trabajo mereció el reconocimiento porque se realizó con la rigurosidad metodológica necesaria.\ Unos 240 trabajos de investigación, 20 conferencistas internacionales y 2.500 especialistas asistieron al encuentro.

El próximo congreso de medicina interna se va a realizar en Bogotá en 1996.

Detectan más casos Tres familias más que padecen demencia Alzhaimer fueron encontradas recientemente por el equipo científico en Medellín. Igual sucedió en Bogotá, donde médicos detectaron la enfermedad.

El mal se conoce en el mundo desde 1906 por el trabajo de un médico alemán, pero en Colombia se desconocía que tuviera un origen altamente genérico.

Según la investigación, si una persona padece la enfermedad tiene un 50 por ciento de probabilidades de que sus familiares la tengan. Sólo en un 15 por ciento sería producida por factores infecciosos y ambientales.

Se considera que el total de las demencias en el mundo son de tipo Alzhaimer.

Los resultados de la investigación pueden ser útiles para aquellas parejas que sufren del mal y desean tener hijos.

Según el neurólogo Francisco Lopera, es recomendable que esas personas adopten un hijo en vez de concebirlo, pues el riesgo de que hereden la enfermedad es muy alto.

Actualmente, la Universidad de Harvard realiza los análisis pertinentes al ADN de la sangre de los pacientes registrados en Antioquia, para determinar qué factor provoca que la demencia Alzhaimer sea hereditaria.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.