TURBAY COTE EN LIBERTAD PROVISIONAL

TURBAY COTE EN LIBERTAD PROVISIONAL

El congresista Rodrigo Turbay Cote quedó ayer en libertad provisional, gracias a que la Corte Suprema de Justicia le levantó la medida de aseguramiento que pesaba en su contra. Turbay, representante a la Cámara por el Departamento del Caquetá y ex presidente de esa corporación, deberá cancelar una caución o garantía económica equivalente a 10 salarios mínimos mensuales.

07 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La Sala de Casación Penal de la Corte adelanta una investigación contra Turbay porque presuntamente pidió dinero a varios contratistas.\ nEn desarrollo de ese proceso la Corte le dictó, el pasado 27 de mayo, auto de detención sin beneficio de excarcelación.

La Sala de Casación Penal le otorgó a Turbay Cote, como prerrogativa procesal, su residencia habitual en Florencia (Caquetá) por cárcel.

Presuntamente Turbay Cote le solicitó a una serie de empresas que contrataron con el departamento del Caquetá el 3 por ciento de varios contratos que éstas realizaron en esa zona del país.

Los dineros pedidos por el procesado, según la denuncia instaurada por el ex director de Planeación de Florencia Juber Beltrán, eran solicitados a algunos de los particulares que contrataban obras públicas con el gobierno departamental de Caquetá y eran utilizados para financiar su campaña política.

La Corte Suprema consideró que el representante pudo haber incurrido en el delito de concusión, es decir, abusar del cargo público para obtener un beneficio.

Quien incurra en este ilícito, dice el Código Penal, puede ser condenado entre dos a seis años de prisión.

El pasado 16 de junio la Corte le negó al representante a la Cámara la posibilidad de que abandonara su domicilio para que trabajara fuera.

La Sala le negó la solicitud, argumentando que para acceder al trabajo el procesado debe estar investigado por un delito cuya condena máxima sea de seis años.

En el caso de Turbay, según explicaron magistrados del máximo tribunal de la Justicia ordinaria, podía configurar un concurso de delitos, que, posiblemente le podrían significar una condena superior a los seis años y por esa razón no podía ser beneficiado con el permiso de trabajo.

Turbay se posesionó como representante a la Cámara el pasado 2 de agosto, gracias a que la Corte Suprema de Justicia le dio permiso para ello.

La Corte deberá definir en las próximos meses si cierra la investigación contra Turbay y lo lleva a juicio.

Si no encuentra mérito para llamarlo a juicio deberá archivar el proceso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.