DINERO Y SANGRE SIGUEN MANDANDO

DINERO Y SANGRE SIGUEN MANDANDO

El departamento del Cesar no es solo uno de los más emproblemados del país. La situación política desatada de cara a las elecciones del 30 de octubre también ha generado un duro enfrentamiento entre los dos candidatos a la gobernación. Una y otra vez, Mauricio Pimiento, liberal oficialista, ha denunciado las presiones que desde diversos frentes ha empleado el controvertido gobernador Lucas Segundo Gnecco, en favor de la candidatura de su hermano José Eduardo.

08 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Se ha utilizado la táctica de los despidos masivos, del nombramiento de supernumerarios en todas las dependencias del departamento y del aplazamiento de giros a los municipios donde no hay simpatías por el grupo del gobernador , afirma Pimiento.

A esto se agrega el hecho de que el Gobierno central nunca respondió una solicitud de licencia que había pedido el actual gobernador al ministro Horacio Serpa con el objeto de marginarse del debate electoral. Ahora la petición fue retirada por el propio Gnecco y las cosas quedaron igual.

El Gobierno no puede permitir que por el resquicio de su puerta haya parcialidad en favor de una candidatura , advierte Pimiento.

Con todo, él aspira a seguir manteniendo el nivel de favoritismo que posee. Para ello, insiste en su programa de gobierno, concebido íntegramente, según él, bajo la perspectiva de la participación ciudadana.

Si hay algo que ha contribuido a fomentar ese clima de malestar social en la región, es la falta de sintonía entre el gobierno departamental y las comunidades , asegura.

Y para reforzar sus argumentos, el aspirante hace un balance de lo que ha sido la actual administración en los últimos tres años: creció el número de secuestros, la inversión social cayó en términos reales, permanece la crisis del campo, el nivel de pobreza se elevó al 73 por ciento, el desempleo dobla al registrado a nivel nacional (20%) y la migración se ha multiplicado en ciudades como Valledupar.

El espacio para cambiar las cosas existe a pesar de los grupos retardatarios que se esfuerzan en los viejos esquemas para hacer política y donde el patrón dominante es el poder económico o el vínculo sanguíneo , puntualizó Pimiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.