Ni perdón, ni olvido

Ni perdón, ni olvido

El ex presidente uruguayo Juan María Bordaberry y su canciller Juan Carlos Blanco, han sido llamados a juicio por la desaparición de dos parlamentarios durante su período de gobierno. Bordaberry cerró el Congreso y mantuvo la fachada de un poder civil, mientras los militares copaban en la práctica todas las instancias del Estado: dicho modelo de dictadura con formalismos civiles coincidió con la implementación de regímenes militares en el Cono Sur, cuyos principales cabecillas (Videla y Massera en Argentina, y Pinochet en Chile) están ahora en prisión.

27 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

En el caso uruguayo la dictadura militar se resistía a traspasar el poder a manos de los civiles y fue forzada a convocar un referéndum, para el cual la oposición no tuvo ningún acceso a los medios de comunicación: la dictadura perdió dicha consulta y debió entregar el poder. Se promulgó la Ley de Caducidad en 1986 (refrendada en un plebiscito en 1989), la cual impidió que militares y policías fueran juzgados por las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar (1973- 1985), excluyendo a los civiles como Bordaberry y su canciller.

Frente a los que afirman que los actuales juicios son una venganza del gobierno del socialista Tabaré Vázquez, hay que recordar que Bordaberry ya fue juzgado durante la presidencia de Jorge Batlle por el caso de la desaparición de la maestra Elena Quinteros y su gobierno permitió encontrar a la nieta del poeta Juan Gelman, robada al nacer de los brazos de su madre, quien estaba detenida.

Este mismo año el ex presidente de México, Luis Echeverría Alvarez, fue sometido a juicio y conducido a prisión, como responsable del asesinato de estudiantes en la trágica matanza de Tlatelolco en la víspera de los Juegos Olímpicos de 1968, cuando Echeverría se desempeñaba como secretario de gobernación.

La Audiencia española por su parte, ha llamado a juicio a los responsables del incendio de la embajada de ese país en Guatemala, en donde murieron 80 campesinos que realizaban una toma de la misma, además de varios diplomáticos. Por estos días se han dado en Guatemala manifestaciones que exigen que el ex dictador Ríos Montt, quien aplicó juicios sumarios y pena de muerte a decenas de civiles bajo su gobierno; quien en la actualidad preside el Senado de la República y aspira a ser elegido presidente, sea también llevado a juicio.

Reviste gran simbolismo la condena del pastor religioso Edgar Ray Killem, inspirador de la matanza de activistas de derechos humanos, a manos del Ku Klux Klan, hace más de 40 años, y que fue inmortalizado en la película Mississippi en llamas. El gobierno de Kennedy, envió agentes federales a hacer la investigación pues las autoridades locales estaban implicadas en el crimen; y el jurado de conciencia, pese a reconocer la culpabilidad del religioso, lo dejó libre en razón de su investidura. El caso fue reabierto en el 2005 y Killen fue condenado a 60 años de prisión Resulta claro entonces que las amnistías e indultos, que pretendieron encontrar la paz por la vía de la impunidad, han tenido corta duración frente a la creciente demanda de verdad, justicia y reparación. Nuestras sociedades, parecen ir encontrando la certeza de que si bien es cierto que el logro de la paz puede implicar ciertas dosis de perdón y olvido, la única garantía de que tales hechos no se repitan, es la confesión plena, la reparación a las víctimas y la aplicación de una pena proporcional y justa.

Profesor de las U. Nacional y Externado.

"En el caso uruguayo la dictadura militar se resistía a traspasar el poder a manos de los civiles”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.