Venezuela: ‘gana’ la desinformación

Venezuela: ‘gana’ la desinformación

El próximo domingo se realizará la elección presidencial más trascendental de la historia reciente de Venezuela, pues la opinión general considera que más que la elección de un mandatario, lo que está en juego son dos modelos diferentes de país y por eso los dos polos en contienda parecen irreconciliables. (VER GRAFICOS)

27 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Es tal el grado de discordia que el historiador, Agustín Blanco, un comunista que no le tiembla la voz para criticar a todo el mundo, comenzando por el propio presidente Hugo Chávez, cree que la confrontación supera la de la Guerra Federal sucedida entre 1859 y 1863, y vaticina un futuro muy oscuro para su patria, del mismo color del producto que le trajo al país desarrollo, pero también desgracia: el petróleo.

Blanco no duda en señalar que esta vez hay factores extraños o nuevos en el ambiente electoral venezolano: temor, angustia y zozobra como resultado de un régimen autoritario militarista que aplica esquemas que no son tradicionales y aunque a diferencia del pasado no se observan torturas sí hay otra manera de amedrentar.

LISTAS DE VOTANTES La población es controlada y manejada a través de listas, como la del diputado Luis Tascón, un oficialista que publicó los nombres de quienes votaron a favor del referendo, lo que significó que perdieran sus puestos de trabajo o no les dieran opción en caso de buscar empleo; una lista que se asegura se ha vuelto a revivir a pesar de la orden del Presidente de enterrarla. También existe un control social-político a través de las misiones que le garantizan al Gobierno una importante cantidad de votos, con la vigilancia militar constante.

En las entidades de gobierno, los directivos oficialistas les recuerdan a sus subalternos “la necesidad de apoyar el proceso revolucionario”, tal como se observó recientemente en un video en el que el ministro de Energía y Minas y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, les dice a los directivos que hay que votar por el Presidente y que quien no esté en el proceso debe darle paso a otro que sí esté comprometido.

En la otra esquina, la oposición, ahora mostrando una unidad que hace sólo un año no existía, busca votos y adeptos de manera acelerada en los últimos días de campaña. Con un jefe, Manuel Rosales, que ha logrado meterse a zonas en las que se pensaba sólo podía ingresar el presidente Chávez y sus copartidarios. El candidato opositor ha utilizado el descontento de los antiguos chavistas para llegar donde otros opositores no habían podido.

Para su programa, además de los tradicionales directivos políticos que se han unido a la campaña opositora, se cuenta con el respaldo de los principales medios de comunicación privados, que transmiten o informan a diario sobre todos los actos a los que asiste Rosales.

El Gobierno responde con algunas cadenas radiotelevisadas, en esta ocasión más cortas que en épocas del referendo, para hacer publicidad sobre las obras que ha inaugurado el presidente Chávez durante el último tramo de su campaña.

El ambiente de campaña está movido y eso se nota en las multitudinarias marchas, las cuales no se veían desde hace dos años. Para estos comicios los venezolanos confían en tener un proceso democrático, que les permita superar la crisis del país.

Oposición les apunta a los desilusionados con Chávez El analista político, Luis García Mora hizo un retrato de la oposición que tiene hoy el gobierno del presidente Hugo Chávez en Venezuela.

En diálogo con PORTAFOLIO dijo que la experiencia de gobernar, aunque sea a nivel local pero con obras para mostrar, le sirvieron al candidato Manuel Rosales para ser escogido como el líder opositor por mayoría entre quienes decidieron sentarse a buscar una alternativa.

El mayor éxito, dice García Mora, fue lograr sentar en una misma mesa a diversas posiciones de oposición que hasta hace seis meses parecían no converger. Paso seguido logró tomarse la calle y llegar a sitios que por miopía de los líderes anteriores no se había llegado: a las clases populares que inicialmente respaldaron a Chávez, pero que se han ido desilusionando con el paso del tiempo tras las promesas incumplidas.

“Rosales le regresó a la política un dirigente político, a pesar de la debilidad que aún existe en los partidos, manteniendo el suyo, Nuevo Tiempo, como la nueva opción. Rosales se metió a la boca del lobo y llegó a sitios donde la oposición no había logrado sin que pudieran cerrarle el paso” aseguró el analista a PORTAFOLIO.

Y aunque aún algunos opositores no creen en la transparencia de las elecciones, varios de sus representantes que hace pocas semanas no habían respaldado a Rosales han anunciado que también votarán a pesar de que insisten en que aún no hay garantías.

Para García Mora, ya se puede hablar de un triunfo así en las elecciones la oposición pierda. Basa su teoría en que es tal la cantidad de personas que apoyan a Rosales que es de lejos el líder que se buscaba, posición que debe mantener aunque no logre ocupar la silla de Miraflores.

Uno de los grandes errores de la oposición en el pasado es que después de luchar por un ideal, como fue el referendo, y tras haber salido derrotados se callaron y se perdieron del panorama político. Chávez los silenció.

Para el internacionalista Carlos Romero, Rosales “le devolvió la dirección de lo político a los políticos y desplazó a los amateurs, constituyó una base unitaria, reincorporó a los sectores pobres de la población a un discurso donde no se veían reflejados de parte de la oposición y demostró a la comunidad internacional que no toda la oposición es golpista”.

Ahora Rosales debe aprovechar lo que ha logrado sembrar en pocos meses de una campaña, en que sin ser un orador como lo es su opositor, si ha hecho renacer las esperanzas de muchos venezolanos que no comparten la forma de gobierno actual y que se sentían a la deriva. Debe ser, en opinión de Romero, la otra opción para los venezolanos.

6 años dura el período presidencial en Venezuela. Rosales quiere acortarlo a cuatro años.

Tras los votos de los ‘ninis’ En medio de esta campaña en la que las encuestas muestran diversas tendencias, dependiendo de quién las pague o patrocine, y que en la mayoría dan como vencedor al presidente Hugo Chávez –algunos por un margen muy pequeño– los dos principales candidatos en contienda quieren ganarse el favor de los considerados ‘nini’ (ni con un bando ni con otros), y que otros bautizaron como los no alineados.

Para los encuestadores este grupo tiene un gran peso – dependiendo de la empresa que hace los sondeos van entre 18 y 45 por ciento– ya que su intervención podría inclinar la balanza a favor de uno de los candidatos, si es cierto que el día de las elecciones la diferencia será mínima. Un informe del semanario Descifrado concluyó que en el 2000 entre los indecisos cuatro de cada cinco votarían por el candidato opositor, lo que no quiere decir que esa tendencia se vaya a mantener.

El candidato presidente Hugo Chávez, habló durante unos días de amor en vista de que parte de esa la población indecisa rechaza su discurso violento, pero en opinión de un oficialista consultado, ese discurso no caló como se esperaba y por eso se volvió a escuchar el término “patria o muerte que debe quedarse”.

Mientras tanto, el candidato opositor se dedicó a hablar en público por todo el país y a llegar a algunas regiones donde era casi un desconocido.

Precisamente para los analistas esa es una de sus mayores debilidades. Por eso en su campaña utilizaron como publicidad las obras que desarrolló cuando fue alcalde de Maracaibo, gobernador del Zulia y parlamentario de la misma región.

Chávez tiene para mostrar sus misiones de salud y educación y obras recientes como el puente fronterizo sobre el río Orinoco y tramos del tren y metro en ciudades de Caracas y Valencia.

Ambos candidatos se han reunido con grupos de mujeres para ganarse su respaldo. En este país se les considera más aguerridas y decididas que los hombres y en las diversas marchas siempre son protagonistas.

190 observadores electorales vigilarán los comicios presidenciales de Venezuela.

De ellos 30 pertenecen a la OEA y el resto serán enviados por la Unión Europea

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.