FUERZAS MILITARES PARA FRENAR CONTRABANDO

FUERZAS MILITARES PARA FRENAR CONTRABANDO

La fuerza pública será utilizada para combatir el contrabando en todas sus modalidades, anunció ayer el director de Aduanas e Impuestos Nacionales, Carlos Antonio Espinosa. Esta medida hace parte del Plan de Choque que pondrá en marcha el gobierno para impedir el ingreso ilegal de mercancías al país que afecta seriamente a la industria nacional.

08 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Espinosa dijo que en los próximos días se darán a conocer los medios y la institución que hará los controles físicos en las fronteras, las zonas no autorizadas para el libre comercio y en las áreas de mar territorial conformadas por las poblaciones costeras.

El seguimiento se hará por tierra, mar y aire, de acuerdo con un convenio que se firmará con la fiscalía y el Ministerio de Defensa, cuyas organizaciones tienen facultades para inspeccionar y allanar.

Con estos operativos se busca combatir los sitios de suministro de mercancías ilegales y no como venía operando, que se atacaba a los puntos de venta minoristas. Esto significa que se continuarán realizando visitas a los sanandresitos y demás centros comerciales.

El Plan busca dar pequeños golpes que obliguen a reducir la rentabilidad que obtienen los contrabandistas.

El segundo aspecto del plan obliga a los importadores tradicionales a acreditarse como tal y a inscribir a las personas autorizadas para ingresar mercancías al país, a su nombre.

Adicionalmente se hará un control posterior con el fin de verificar que los productos que entran corresponden a lo estipulado en los registros de importación.

Habrá tratamiento especial para aquellas empresas importadoras que tienen un historial de buena conducta y que no hayan sido investigadas por contrabando.

Se diseñará una tabla de clasificación de infracciones con el fin de aplicar castigos a quienes infrinjan las normas proporcionalmente a la gravedad o al índice de reincidencia en el delito.

El gobierno presentará un proyecto de ley para reglamentar la profesión del agente aduanero, el cual deberá constituir una sociedad con capital básico, inscrita ante la Dian y acreditar infraestructura especial. El gobierno no quiere agentes aduaneros cuyas empresas quepan en un maletín .

Certificado externo Uno de los aspectos centrales del nuevo control aduanero es la apertura de un registro de compañías que operan en el comercio internacional, a las cuales se les otorgará un certificado especial que las indentificará como empresas autorizadas para la intermediación aduanera.

Quienes tengan este certificado no requieren de inspección física de los productos que importen.

Espinosa indicó que el gobierno unificará las acciones de control a las prácticas desleales de comercio integrando a todas las entidades del Estado hacia la búsqueda de un sólo objetivo.

El Instituto Colombiano de Comercio Exterior Incomex] creará una base de datos para control de precios de mercancías en el exterior para evitar la subfacturación. También se tendrán en cuenta las normas sobre control de origen con base en el registro de importación.

El Ministerio de Transporte colaborará en la vigilancia en puertos, carreteras, aeropuertos y en los centros de atención fronteriza. La calidad de los productos importados será inspeccionada por los ministerios de salud y medio ambiente.

Concertación total El director de la Dian anunció que para lograr una mayor eficiencia en la lucha frontral para detener el contrabando, el gobierno comenzó a trabajar en la creación de comisiones mixtas que se encargarán de establecer las acciones para atacar el delito.

Un ejemplo de esta tarea son las recientes medidas adoptadas en el sector textilero, relacionadas con el establecimiento de precios mínimos de importación.

Espinosa señaló que en los próximos días adoptará medidas sobre régimen de salvaguardia para algunos productos importados de países asiáticos.

También se darán otras en los sectores de calzado, electrodomésticos, metalurgia y metalmecánica. Estas serán transitorias y se extenderán por 90 días plazo en que el gobierno aspira a tener listo el plan de control aduanero para los próximos cuatro años.

El funcionario descartó la posibilidad de que el contrabando sea considerado un delito penal.

Asimismo, Espinosa anunció que Colombia presentará en la próxima reunión de aduanas que se realizará en Lima, Perú, un documento sobre la creación de un sistema de alarma temprana que involucre a todos los países andinos para evitar el comercio de productos químicos y el movimiento de capitales.

El propósito es constituir una red internacional de lucha contra el contrabando, que comience con las naciones que integran el pacto subregional andino.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.