'Nos tocó hacer acuerdos con los paras': senador

'Nos tocó hacer acuerdos con los paras': senador

Esta semana, la Corte Suprema de Justicia envió un requerimiento al Senado de la República para determinar si Miguel Alfonso de la Espriella aún es senador de la República. El trámite que puede sonar intrascedente para algunos, podría ser un indicio de que De la Espriella podría ser llamado por la Corte para que declare en el sonado caso de la ‘parapolítica’.

26 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Antes de que esto se confirme, EL TIEMPO habló con él sobre los vínculos de ‘paras’ y políticos en su departamento: Córdoba, donde las autodefensas han tenido una fuerte influencia.

De la Espriella dice que el fenómeno ‘para’ es de contenido social, que comenzó como la defensa de unas pocas familias contra la guerrilla y que después pasó a manos de unoscomandantes financiados por el narcotráfico.

El senador habla de que estos comandantes empezaron un proyecto político que fue aceptado por la casi totalidad de los líderes de la Costa, quiene se vieron “presionados” a firmar un documento.

Como salida a esta crisis, De la Espriella asegura que varios senadores podrían declararse paramilitares para exigir su desmovilización y recobrar su libertad.

¿Qué hace falta por conocer en el escándalo de la ‘parapolítica’? Falta mucho, pero también falta por comprender cómo se inició este fenómeno de las autodefensas, que no fue aislado y no se originó en este gobierno, sino hace muchísimos años, cuando gobiernos anteriores dejaron abandonadas las zonas rurales y a su población a merced de la guerrilla. Es un fenómeno con contenido social.

¿Qué tanto está la clase política de la Costa Caribe involucrada en el fenómeno paramilitar? El fenómeno de las autodefensas creció. Igual que la guerrilla en otras zonas del país, empiezan a ganar territorio y a ejercer en estos como señores y dueños y se constituyen en un verdadero ‘paraestado’. Empiezan a repatir tierra para hacer política. En fin, en Córdoba no se podía hacer política sin la aquiescencia de las autodefensas.

¿Y ustedes terminaron involucrados en el fenómeno paramilitar? El fenómeno de las autodefensas tocó necesariamente a todos los políticos de Córdoba, esto no implica en ningún modo la pertenencia de los políticos a esos grupos, pero sí la necesaria convivencia con ellos en esos momentos.

¿El fenómeno tocó a todos los políticos de Córdoba, sin excepción? En lo que yo conozco no hubo excepción. Lo preocupante de esto es que se miran las cosas desde el punto de vista que los políticos quisimos hacer acuerdos políticos con las autodefensas. Los políticos no quisimos, nos tocó hacer acuerdos con las autodefensas. Hoy se critica al Gobierno que nos permitió que tuviésemos libertad para hacer proselitismo, mientras todos los gobiernos anteriores jamás combatieron en esa zona a las autodefensas.

¿Eso implicó la firma de algún documento con ellos? Sí. Me acuerdo mucho que en el año 2001 nos llegó una citación. Pensaba que era a algunos políticos de Córdoba, después me di cuenta que no era solo los de Córdoba sino de muchísimos políticos de diferentes regiones del país.

Ahí estuvieron congresistas, gobernadores, alcaldes, concejales, diputados y en ese momento nos hablaron Castaño y Mancuso, nos hablaron unos profesores venidos de la Universidad de la Sorbona y propusieron la creación de un movimiento comunal y político que de alguna manera defendiera las tesis de las autodefensas y que propendiera por un proceso de paz con las autodefensas.

Esa fue una reunión que se hizo en Ralito, tengo que decirlo.

¿Por qué no se rehusaron? Ustedes comprenderán que llegar a una reunión donde hay unos comandantes de autodefensas que te exigen la presencia y encuentras innumerables hombres armados, eso causa una intimidación. Con posterioridad a esa reunión se nos solicitó la firma de un documento. Todos lo firmamos. Todos los que estábamos ahí sin excepción.

Desafortunadamente no tengo el documento, pero existe y alguien tendrá que presentarlo. ¿Quiénes firmaron el documento? Mira, muchísimos dirigentes de la Costa. Pienso que no es el momento de citar nombres. Yo lo que quiero es que el fenómeno de las autodefensas se vea que nació como la defensa necesaria de unas personas a quienes el Estado no les garantizaba esa defensa. No pretendo dar nombres que van a salir en esta investigación que están haciendo la Fiscalía General y la Corte Suprema de Justicia.

¿Lo firmaron liberales, conservadores y liberales por fuera del partido? Indudablemente. Ahí hubo liberales que salimos del partido y liberales que se mantienen en el partido. Hubo conservadores. Hubo personas que hoy ocupan cargos en el Gobierno. Hubo líderes gremiales.

Ahí se estaba planteando la creación de un movimiento que respaldara la creación de un movimiento político con una visión más nacionalista.

Ustedes quieren posar de víctimas, pero electoralmente aprovecharon esta situación… De que haya habido un aprovechamiento ilegal, eso tendrá que calificarlo en su momento la Corte. Más que aprovechamiento de esas circunstancias lo que había era una determinación de comandantes de las autodefensas de impedir unas votaciones o de incidir en unas votaciones de acuerdo con la visión que ellos tenían de los políticos en esos momentos.

¿No era mejor renunciar a la vida política que quedar como un político comprometido? La política se constituye en la actividad de uno y todos queremos defender ese espacio. Nos cuesta mucho renunciar a ese espacio y también entienda que queremos defender nuestras vidas y las de nuestras familias. Muchísimos de nosotros dependemos de nuestro salario de congresistas, así a muchos les duela.

¿ Qué tan comprometido está el presidente Álvaro Uribe con las Auc? Yo creo que Uribe, como todo ser humano, puede equivocarse en algunas decisiones. Siempre veo en él el ánimo de acertar. De lo que sí puedo dar fe es de que es un Presidente honesto.

¿Teme ser llamado por la Corte en el caso de la ‘parapolítica’? No le puedo temer, es el tribunal competente para juzgarnos. Si en algún momento decide llamarme y vincularme por estos hechos, estén completamente seguros de que ahí estaré defendiendo mi posición ideológica y mi posición política. Las posiciones ideológicas no se pueden criminalizar.

¿Esa posición ideológica llegó al punto de ser determinadores de masacres y desplazamientos? Nunca jamás en ningún momento de nuestra vida hemos cometido un acto delictivo que implique un reproche de carácter penal.

Nuestra posición tiene que ver con un Estado fuerte y que garantice a todos los ciudadanos el derecho a preservar vida, honra y bienes. Eso no tiene por qué comprometernos.

¿Qué va a pasar con el Congreso? ¿Hasta dónde llegará esta crisis? Aquí puede suceder de todo y yo quisiera dibujar varios escenarios jurídicos posibles: unos congresistas negarán su vinculación con los grupos de autodefensa o con la guerrilla; otros dirán que obraron presionados por las circunstancias, y no me cabe duda de que alguno tendrá que decir en algún momento que sí pertenece o perteneció a los grupos de autodefensa.

¿Qué pasaría en este último caso? Supongamos que ese congresista se desmovilice, ¿qué norma le va a aplicar la Corte: lo juzgará bajo el Código Penal existente o tendrá que aplicarle la norma de Ley de Justicia y Paz? Será un cuestionamiento que tendrá que hacerse la Corte. Y si su único delito es conformación de grupos paramilitares, tendrá que dársele la libertad.

¿No sería mejor una ley de perdón y olvido como lo propone Jaime Dussán? Las leyes deben ser de perdón, pero no de olvido. Argentina no resistió su ley de perdón y olvido, muchos años después se negaron a olvidar los sangrientos hechos de la dictadura militar. Aquí tampoco nos pueden someter a que haya un olvido, porque estaríamos condenando a generaciones futuras a vivir con los mismos errores que nuestras generaciones han cometido.

¿No teme que por esto desaparezca toda la clase política de la Costa Caribe? Bueno, yo estoy llamando la atención sobre las circunstancias especiales en que se desenvolvió la política, no solo en la Costa sino en muchas regiones del país .

Es que las circunstancias nuestras en la Costa tienen que ser las mismas que tuvieron que vivir los políticos en el Caquetá, cuando las Farc eran amos y señores de esa zona, o las de los políticos del Huila o las de los concejales que fueron masacraron porque no se sometieron a lo que las Farc querían. Son las mismas circunstancias que nos tocó vivir en la Costa.

.

POLÍTICOS QUE ESTÁN ‘EN CAPILLA’ EN LA CORTE; VARIOS DE ELLOS FUERON SALPICADOS POR RAFAEL GARCÍA, EL 'VENTILADOR' DEL DAS.

Senador Mauricio Pimiento. Rafael García dice que fue “favorecido” por la presión de ‘Jorge 40’ en las elecciones del 2002.

No respondió al teléfono.

Representante Zulema Jattin. La menciona el computador de ‘40’ porque, al parecer, recibió dineros de Auc para su campa- ña al Senado.

No respondió al teléfono.

Senador Álvaro Araújo. Las supuestas relaciones del parlamentario con ‘Jorge 40’ las denunció el senador Gustavo Petro.

Araújo no respondió al teléfono.

Senador Dieb Maloof.

El computador de ‘40’ dice que habría recibido dinero de Auc para su campaña.

“ Mis abogados están pendientes de eso”, dijo.

Senador Luis Vives. Rafael García dice que en Auc lo favorecieron en elecciones. “El testigo ha entrado en contradicción. No voy a polemizar con él”, dijo.

Ex representante José Gamarra.

García dice que era “colabora- dor político” de ‘40’. Un asistente suyo dijo que estaba en la finca. No hubo contacto.

Representante Alfonso Campo.

Asistía a reuniones con ‘40’, según García. Pasó al teléfono, pero supo que la llamada era de EL TIEMPO y colgó.

Representante Jorge Caballero. Otro de los políticos “favorecidos” por los ‘paras’ en las elecciones del 2002, según Rafael García. No respondió al teléfono.

El Representante Salomón Saade. Rafael García dice que fue ficha de las Auc en 2002. Dijo: “No he tenido ninguna relación con ‘paras’. Estoy listo a ir a las autoridades”.

Representante Lidio García. Está en el PC de ‘40’ como colaborador.

“No he tenido relación con ‘paras’. Entre más investiguen, mejor para mí”, dijo.

El ex congresista Jorge Castro.

Un carro del paramilitar ‘don Antonio’ tenía un permiso del Congreso a nombre de Castro. No se pudo hablar con él.

- Caso de Char y ‘Dian paralela’ llega a la Corte.

REDACCIÓN JUSTICIA “Policía de mercado, $550 mil; primos Soledad, $500 mil; Gaula Ejército, $250 mil; guardián Modelo, $50 mil, y Sijín, $1 millón”. Así describen los pagos que hacían a sus colaboradores los hombres de Rodrigo Tovar, ‘Jorge 40’, en los libros de contabilidad que les fueron encontrados a las Auc en Barranquilla.

Lo llamativo es que esos egresos eran financiados con los dineros que recibían de la red de extorsiones que lograron extender entre los comerciantes más pequeños de la ciudad. A juzgar por las listas, eran pocos los que se salvaban de pagar el ‘impuesto’.

Los tenderos, vendedores de frutas, ambulantes, pescadores y transportadores tenían que entregar el dinero puntualmente, cada mes, a los cobradores que llegaban en motos y camionetas.

Esta información la conoció la Fiscalía tras el decomiso del famoso computador,que cargaba Édgar Ignacio Flórez, ‘don Antonio’, el hombre de confianza de ‘Jorge 40’, y luego de una serie de allanamientos a sus propiedades.

También fueron recuperados unos manuscritos, al parecer de ‘don Antonio’, que son la memoria contable de esta ‘caja menor’ de las Auc.

Las autoridades estiman que el grupo recogía entre los pequeños comerciantes de 35 a 45 millones de pesos al mes.

En esos papeles aparece una lista de los comerciantes a los que les cobraban, entre ellos del “sector banano, pescado, La 40, La 30, transporte de busetas, La Chinita, vendedores de carne y parrilleros”.

Cada extorsionado solo pagaba entre 30.000 y 50.000 pesos mensuales. Sin embargo, la cantidad de ‘vacunados’ les permitía a las Auc tener una fuente adicional de ingresos.

Las investigaciones señalan que de las ‘colaboraciones’ de particulares, que detallaban con nombres propios, recibieron, en enero del 2004 unos 41 millones de pesos.

- El listado de las extorsiones de ‘40’.

REDACCIÓN JUSTICIA El escándalo que se destapó hace ocho meses, cuando la Fiscalía y el DAS descubrieron una red de funcionarios y particulares que borraban a grandes deudores de la base de datos de la Dian, acaba de poner al senador de Cambio Radical David Char en la lista de congresistas con averiguaciones preliminares en la Corte Suprema de Justicia.

Aunque Char aparece mencionado en el computador de ‘Jorge 40’ hasta ahora la Corte no ha confirmado si está haciendo algún tipo de pesquisa relacionada con ese hecho.

En el aparato del ex jefe ‘para’ se menciona al parlamentario como uno de los políticos que habría recibido apoyo de las Auc, hecho que el congresista ha rechazado rotundamente con el argumento de que su familia financió su campaña al Senado.

Lo cierto es que el expediente que le acaba de enviar la Fiscalía a la Corte salpica a este miembro de una de las familias más influyentes de la Costa Atlántica. Por lo menos cuatro de los implicados en el escándalo de la ‘Dian paralela’ –10 fueron llamados a juicio esta semana– le contaron a la justicia que Char y el entonces gerente de impuestos de la Dian Néstor Díaz, les habrían cobrado una millonaria suma “para arreglarles los problemas” con las autoridades.

Se trataría de la entrega de mil millones de pesos a cambio de que no avanzaran las pesquisas.

Lo que dijeron los testigos De acuerdo con sus versiones, antes de ser capturados se enteraron de que la organización, que tenía oficinas ‘paralelas’ en Barranquilla y Bogotá, era seguida por la Dian, el DAS y la Fiscalía.

Entonces, uno de ellos contactó a un amigo que trabajaba en la Fiscalía de Barranquilla para que les ayudara. El funcionario les dijo que eso lo arreglaban “por lo alto”, que era amigo de Char y que tenía cuotas políticas y amigos en diferentes entidades en Barranquilla y en la Dian.

Entonces el funcionario, dicen los testigos, coordinó varias reuniones a las que asistieron el senador y el jefe de impuestos. “Ellos dijeron que podrían arreglar todo, pero por mil millones”, explicaron.

Tras las reuniones, dicen que entregaron importantes sumas de dinero.

Lo cierto es que estos implicados aceptaron los cargos y se acogieron a sentencia anticipada, al tiempo que decidieron colaborar con las autoridades.

Estas versiones fueron enviadas a la Corte Suprema que decidirá si existen o no pruebas para iniciar un proceso formal en contra del senador.

¿Los ‘paras’ sacaban tajada? Pero aún hay más. Los investigadores valoran informaciones en el sentido de que grupos de paramilitares habrían participado con la organización delictiva de la Dian.

Inicialmente, habrían servido con sus ‘oficinas de cobros’ para obligar a empresarios que sacaron de las listas, a pagar las cuotas a que se comprometieron.

Luego, dicen los informes, se dieron cuenta de lo jugoso del negocio y buscaron la manera de infiltrar a sus miembros en las entidades para participar en la ‘Dian paralela’.

La organización delictiva lo primero que hacía era mirar en el sistema de la Dian qué empresas debían grandes sumas de dinero por impuestos. Luego, a través del correo, les enviaban comunicados intimidatorios y amenazantes para que se pusieran al día en las obligaciones. Después, enviaban a un intermediario que se ponía en contacto con los directivos de las empresas y era el momento en que les ofrecían que por el 30 por ciento de la deuda los sacaban del sistema.

Y así lo hacían, porque dos de las personas que tenían el exclusivo acceso a las claves y a los sistemas de la Dian eran miembros de la red.

En los allanamientos a la oficinas de los implicados se encontraron listas de las empresas que borraron y el monto que se ganaban.

Ayer, EL TIEMPO se comunicó con una asistente del senador, quien dijo que el congresista daría su versión sobre el hecho. Pero al cierre de esta edición, el parlamentario no se había comunicado.

TESTIMONIOS CLAVE QUE ESTÁ ANALIZANDO EL TRIBUNAL.

Jairo Castillo Peralta es el principal testigo contra tres congresistas de Sucre que fueron detenidos. Fue escolta del ganadero Joaquín García, presunto patrocinador de grupos paramilitares en Sucre.

Rafael García. Ex jefe de informática del DAS. Acusó a Jorge Noguera, ex director del organismo, haber puesto la entidad al servicio de los ‘paras’.

En la Corte Suprema relacionó a varios congresistas con las Auc.

Édgar Fierro, ‘don Antonio’, capturado con un computador de ‘Jorge 40’. Allí había grabaciones, fotos y documentos que demostrarían que los ‘paras’ apoyaron a congresistas en varias elecciones.

FRASES REVELADORAS DE MIGUEL DE LA ESPRIELLA.

Miguel de la Espriella es el primer senador (antes liberal, hoy uribista) que confiesa detalles de los oscuros nexos de políticos con los paramilitares.

‘‘Falta mucho por conocer en el escándalo de la ‘parapolítica’ (...) tocó a todo político de Córdoba (...)”.

"Gente que está en el Gobierno y líderes gremiales firmaron texto de ‘paras’ del 2001”.

"No me cabe duda de que algún congresista tendrá que decir que sí es o fue de las Auc”.

"Si su delito (del congresista) es conformación de grupos paramilitares tendrán que darle libertad”.

"Las leyes deben ser de perdón pero no de olvido (...) condenaríamosa generaciones futuras”.

- ‘Infiltración paramilitar nunca ha existido’: Osorio .

Más de un año después de haber salido del cargo, al ex fiscal Luis Camilo Osorio lo sigue persiguiendo un fantasma que tuvo que cargar desde que asumió funciones: las críticas de los que creen que pudo haber hecho más para combatir el paramilitarismo.

El escándalo de la ‘parapolítica’ ha revivido ese tema. Columnistas de prensa, ONG, ex fiscales y congresistas preguntan por qué, por ejemplo, Osorio no impulsó en su momento la investigación sobre los políticos de Sucre que trabajaban con ‘Cadena’, si tuvo en sus manos el testimonio de Jairo Castillo Peralta, el mismo en que la Corte Suprema basó su decisión de ordenar la captura de tres congresistas.

Desde México, donde es el embajador de Colombia, Osorio dice que lo que está conociendo el país hoy es cosecha de lo que él hizo en la Fiscalía.

Sin embargo, asegura que las relaciones de los ‘paras’ con el poder no llegaron tan lejos: “Una infiltración paramilitar nunca ha existido, salvo en la cabeza calenturienta de algunos. Habrá unos pocos funcionarios que se habrán desviado, pero no se puede hablar de infiltración”.

“No he sido amigo de los ‘paras’ y no he sido, ni en la Fiscalía ni en mi ejercicio particular, defensor de delincuentes y narcotraficantes. ¿Mis malquerientes podrían decir lo mismo?”, riposta Osorio.

‘‘La Fiscalía en cabeza de Luis Camilo Osorio poco hizo por investigar crímenes de los paras”.

Gustavo Petro, senador de la República, sobre Osorio.

QUÉ RESPONDE EL EX FISCAL LUIS CAMILO OSORIO A SUS CRÍTICOS .

1. ¿Por qué no valoró el testimonio de Castillo y en cambio la Corte lo considera un testigo de excepción sobre las relaciones ‘paras’-políticos en Sucre? .

“No puede decirse que este testigo no fue tenido en cuenta. Lo que Castillo dice cuando se presenta a la Fiscalía son otras acusaciones, muchas de ellas contra Salvador Arana. Nosotros lo protegimos y fruto de eso es que hoy está contribuyendo con la justicia”.

2. ¿Por qué la Fiscalía de Osorio se abstiene de investigar a Arana, pero ahora el fiscal Iguarán, con ese y otros testimonios, ordena la captura?.

“Ese caso se lo enviamos a la Corte desde enero del 2004. A Arana se le decretó un inhibitorio: significa que no se encontró mérito para una acusación, pero no se descartó que a futuro lo hubiera. La duda en favor del sindicado es un derecho fundamental que hay que respetar.

3. ¿Desmanteló la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía, que venía liderando las importantes investigaciones contra los ‘paras’?.

“Me pareció que la Unidad podía mejorar. Y para dirigirla, después de un proceso democrático, nombré a una persona que venía de la administración anterior. Por qué se produjeron cambios de fiscales, es algo que puede analizarse. Pero hay que partir de la buena fe. No me equivoqué”.

4. Por la masacre de El Salado (58 campesinos asesinados) testigos señalaron a Enilce López (‘La Gata’) y a los ‘paras’. La Fiscalía los desechó.

“Por ese caso ordenamos muchas capturas. Y la señora López tuvo muchas denuncias por muchas cosas. Se le investigó”.

5. En casos como el del alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez; el líder esmeraldero Víctor Carranza; el general ( r) Rito Alejo del Río y el ex embajador Carlos A. Marulanda, investigados por presuntos nexos con ‘paras’, la Fiscalía de Osorio terminó inclinándose por no acusar. Se cuestionó que el abogado del alcalde Suárez, Jaime Granados, asesoraba a Osorio.

“En casos como el del señor Ramiro Suárez se llega a una verificación después de una investigación; se llega a una conclusión jurídica que, a menos que se demuestre lo contrario, es de buena fe y está dentro de la Ley.

Lo que pasa es que hay distintas apreciaciones”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.