Los muñecos marcan la pauta

Los muñecos marcan la pauta

Para Patricia Galvis, ingeniera civil de profesión y experta en manualidades por vocación, la planeación de la Navidad comienza desde octubre. “Y debe ser así, pues hay que estar al tanto de las novedades del mercado y, por lo tanto, de preparar árboles, personajes y accesorios”, asegura. Estos son sus consejos.

25 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

“Cuando se trata del árbol es importante que tenga un tamaño proporcional a la residencia y, claro, al espacio donde se va a situar.

“Su decoración, además, debe ser uniforme y sin mezclas, es decir, nada de muñecos viejos con nuevos, bolas de muchos colores, tamborcitos o arreglos extremadamente minuciosos que solo recargan y le quitan importancia a los muñecos que, a propósito, ahora son protagonistas. Las luces deben de ser de un mismo tono y preferiblemente pequeñas; por ejemplo, rojo y verde solamente, o solo azules. Al hacer el pesebre hay que tener en cuenta que si hay niños, los accesorios deben ser manipulables. De cualquier forma, lo importante es que todos, sin excepción, participen en el proceso que es, al final, un símbolo de unión.

Fernando Ariza / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.