Los pobres ocultos de Teusaquillo

Los pobres ocultos de Teusaquillo

La majestuosidad de las casonas tradicionales y las zonas verdes de varios barrios de la localidad de Teusaquillo, contrastan con la aparición de un fenómeno que refleja la situación social y económica por la que –en silencio– atraviesan cientos de familias de la capital y del resto del país.

25 de noviembre 2006 , 12:00 a.m.

La localidad, que por décadas fue símbolo de la aristocracia capitalina, hoy cuenta en sus calles con la llamada ‘pobreza oculta’, que se está extendiendo a los hogares de estratos 3 y 4 de esta importante zona de la ciudad.

Y esto se traduce en que hoy en Teusaquillo –donde habitan cerca de 170 mil capitalinos– hay personas, en su mayoría niños y ancianos, que pasan el día con solo una sola comida. Eso sin contar con los registros de miseria, desempleo, soledad y estrés de algunos de sus habitantes. Situación que ha encendido las alarmas de las autoridades locales.

El 85 por ciento son de estrato 4 Así lo evidenció el más reciente estudio de caracterización ‘Representaciones Sociales sobre Problemáticas de la Localidad de Teusaquillo’, adelantado por el Hospital de Chapinero, que fue revelado esta semana.

Sandra Jaramillo, alcaldesa de Teusaquillo, indicó que el 85 por ciento de las personas que habitan la localidad son de estrato 4, el 10 por ciento estrato 3 y el cinco por ciento restante estrato 5.

“Por eso resultó tan extraño encontrar en esta localidad que las dificultades económicas estaban conectadas de manera tan directa con la seguridad alimentaria”, anotó la funcionaria.

Aunque Teusaquillo hoy cuenta con 3 comedores comunitarios amparados por el Distrito, con capacidad de atender a 640 usuarios (además de todos los programas de atención social), la alcaldesa dice que “las personas no los utilizan porque les da vergüenza dar mostrar que están atravesando por una difícil situación económica”.

Y agregó: “tenemos, por ejemplo, un censo de 2.248 casas de patrimonio que en su gran mayoría están habitadas por uno ó dos adultos mayores cuyos recursos les impiden mantenerlas. En muchos casos las abandonan o las vuelven inquilinatos. Esto demuestra la dificil situación de la localidad, porque nadie quiere exteriorizar esa pobreza oculta”.

De hecho, para adelantar la investigación, se utilizó una metodología especial a través de juegos y actividades lúdicas, como dibujos y elaboración de carteleras, entre otros métodos, que revelaron la cruda realidad.

En el estudio participaron 475 personas de todos los barrios de la localidad en 256 grupos de trabajo. Allí se pudo determinar que menores de edad y ancianos sufren carencias o poca variedad a la hora de alimentarse, una situación que es cada vez más común entre los habitantes.

Disminuyó el gasto de alimentos Y aunque los resultados no son cuantitativos, concuerdan con los de la última radiografía de Teusaquillo publicada este año por la Secretaría de Gobierno.

El documento revela que aunque en la localidad predominan los estratos medio-altos, “hay situaciones que muestran un preocupante deterioro de la calidad de vida originado en causas socio-económicas”.

Los datos de la radiografía, tomados de la última Encuesta de Calidad de Vida (ECV) del Dane, muestran un claro proceso de pauperización en Teusaquillo: la población bajo línea de pobreza pasó de 37,4 por ciento (1991) a 46,1 por ciento (2003). Y en miseria, del 10,9 por ciento (1992) a 12,3 por ciento (2003).

La misma encuesta reveló que “en 2,786 hogares, por falta de dinero, algún miembro no consumió ninguna de las 3 comidas, uno o más días de la semana anterior”.

Por su parte, el Hospital de Chapinero dice que el 19,6 por ciento de los hogares de Teusaquillo disminuyó el gasto en alimentos desde el año 1998.

Esmeralda Galeano, subdirectora del Hospital, asegura que la investigación presentada esta semana no solo reveló problemas de desnutrición y hambre en la localidad.

“También se encontraron dificultades de hacinamiento, violencia intrafamiliar, maltrato infantil, alcoholismo, drogadicción, depresión y abandono en personas de la tercera edad”.

Para cuantificar realmente estos índices de pobreza oculta, y vencer las dificultades para el reconocimiento de la realidad socioeconómica de la población, la Alcaldía y las demás autoridades locales reorientarán sus estrategias.

Por lo pronto, organizan jornadas de información por toda la localidad para dar a conocer los programas sociales que ofrece el Distrito y a los cuales pueden acceder todas las personas. “Los programas sociales no son exclusivos para los estratos 1 y 2, ni para los sisbenizados. Son para todos aquellos que lo necesiten, y precisamente eso es lo que queremos lograr con los ciudadanos de Teusaquillo”, concluyó la alcaldesa Jaramillo.

LA PENA DEL ESTRATO Los habitantes de la localidad no se atreven a utilizar los servicios sociales, porque les da pena que los demás se enteren de sus problemas de plata”.

Sandra Jaramillo, alcaldesa de la localidad 13 de Teusaquillo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.