Caricaturas para promover la lectura en Cazucá

Caricaturas para promover la lectura en Cazucá

“El universo no está hecho de átomos sino de historias”. Esa frase, que se lee en uno de los ocho dibujos que ilustran la nueva serie de empaques de Cascabel, resume la campaña que la empresa de repostería, en alianza con la Fundación Rafael Pombo, emprendió para fomentar los programas de lectura y huertas comunitarias en el barrio Loma Linda de Cazucá (Bogotá).

25 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

‘Cascabel siembra lectores’ es el nombre de este proyecto, que comenzó con la convocatoría a ocho caricaturistas nacionales para dibujar una idea alusiva sobre lo que es el acto de leer.

Así fueron invitados Vladdo, Grosso, Matador, Nani, León, Turcios, Yayo y Naide .

“Cada uno hizo un diseño exclusivo para lo empaques metálicos. El tema también está enfocado a impulsar la lectura en ese lugar, para que esté a tono con el certamen Bogotá, Capital Mundial del Libro 2007”, explicó Cristina Merchán, de Cascabel.

Alrededor de 50 familias, casi 220 pesonas, que habitan el barrio Loma Linda, serán las beneficiadas con esta campaña. El objetivo es entregarle una biblioteca a la comunida d.

Además de la lectura, también buscan enseñarles cómo hacer y mantener una huerta, para que se puedan autoabastacer.

“Por tratarse de gente desplazada –explicó Yamile Pérez–, muchos han trabajado la tierra y saben cómo hacerlo. Ellos ya tienen una serie de huertas pequeñas y queremos promover que aumente esa labor entre la gente joven”.

“Queremos rescatar la tradición oral que se pasa entre abuelos, papás, hijos y nietos. Y, a través de esta, también fomentar lo de las siembras comunitarias”, añadió Merchán.

Para esto, talleristas de la Fundación Rafael Pombo trabajarán durante un año, los fines de semana, en la zona.

“En los primeros seis meses enseñarán y entrenarán a la gente. Luego, durante el segundo semestre, harán un trabajo de acompañamiento”, finalizó Pérez. -del lápiz a la lata Cada uno de los ocho caricaturistas que participó en este proyecto le entregó a Cascabel su dibujo en un archivo de computador (jpg).

Allí hicieron el trabajo de conversión para imprimirlo en la hojalata.

‘Litografía en lámina’ podría llamarse esta técnica, que los clientes pueden llevar como empaques de las tortas y ponqués, en todos los tamaños.

Esta es la segunda colección de Ponqués Cascabel. El año pasado, el turno fue para los pintores.

Así las ‘Manzanas’ de Teyé, las ‘Hojas’ de Freda Sargent, el ‘Carnaval’ de Maripaz Jaramillo, el ‘Plato’ de Luz Helena Caballero, un ‘Homenaje a Klimt’ de Olga Lucía García, ‘Apolonio’ de Luis Luna, y una obra sin título de Rodrigo Facundo fueron los primeros invitados.

La idea es seguir, año tras año, con estas colecciones, aunadas a programas sociales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.