El mundo con otros ojos

El mundo con otros ojos

En teoría, es el típico proyecto periodístico llamado a fracasar por razones ideológicas: un gobernante del Tercer Mundo lanza un canal de noticias que contrarresta los prejuicios informativos occidentales. Sin embargo, el canal árabe Al Yazira parece ser la excepción que confirma la regla.

25 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Desde su lanzamiento, hace diez años, se distingue por su independencia y excelente nivel profesional. Financiado por el jeque Hamad Ben Califa at-Thani, emir de Qatar –diminuto emporio petrolífero de 800 mil habitantes situado sobre el Golfo Pérsico–, Al Yazira acaba de dar un ambicioso salto: desde el 15 de noviembre transmite un servicio informativo en inglés, que combina doce horas diarias de noticieros y otras tantas de documentales, entrevistas y reportajes en profundidad.

Se trata de una emisión autónoma, distinta a la que se elabora para los países árabes –donde Al Yazira es fuente principal de noticias televisadas–, cuya orientación está a cargo de un respetable equipo de comunicadores, en su mayoría británicos. El último fichaje provocó conmoción: sir David Frost, veterano y admirado periodista inglés que ha entrevistado a los últimos siete presidentes de Estados Unidos y los últimos seis primeros ministros británicos. Sus careos con Richard Nixon en 1977 fueron primicia mundial.

Al Yazira intentará remediar un viejo reclamo de los países subdesarrollados, que se quejan de que los mediadores de sus noticias y su imagen ante el mundo son los órganos de noticias de Estados Unidos y Europa.

Por eso, la agencia árabe anuncia que no solo cubrirá con especial interés su región, sino todo el hemisferio sur, y lo hará, en lo posible, con periodistas locales. En América Latina tiene corresponsales en Brasil y Venezuela. Nigel Parsons, uno de los editores, dice que el tono de sus noticias será diferente al occidental, pero no habla de reivindicar injusticias ni nuevos órdenes informativos, sino de “llenar un vacío en el mercado”.

Pese a su profesionalismo, el canal enfrenta una difícil tarea. La derecha estadounidense lo acusa de ser vocero de Al Qaeda, pues el grupo terrorista le ha enviado boletines y cintas exclusivos. Los anunciadores y la televisión por cable de E.U. se resisten a colaborar con la entrada de Al Yazira a ese país. Es allí, sin embargo, donde más quiere penetrar el canal para ofrecer una perspectiva de Oriente Medio vista con ojos diferentes.

La intención es legítima y positiva. Ojalá dure mucho y el emir de Qatar no ceda a las presiones de otros gobernantes árabes, que ven la independencia de Al Yazira como una amenaza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.