LA LEPRA, PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

LA LEPRA, PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

Más de 7.000 personas en Colombia sufren de lepra, muchas de las cuales se encuentran en el más completo abandono por parte del Gobierno nacional. Y es que a pesar de que esta enfermedad se puede prevenir y tratar, la lepra aún es un importante problema de salud pública en el país, en especial en los santanderes, Bolívar, Huila, Arauca y Cundinamarca.

07 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Según un informe del ministerio de Salud, la enfermedad en el país ha presentado un considerable descenso, pero es muy preocupante la alta concentración de enfermos y de personas en riesgo que hay en estos departamentos. Para transformar esta situación es necesario que haya un compromiso de las autoridades a nivel nacional, departamental y municipal , dice el informe.

Claro que en el país hay grandes diferencias entre regiones. Además de los departamentos de alto riesgo, hay otros que todavía conservan un riesgo medio de desarrollar la enfermedad, como Amazonas, Cesar, Caquetá, Valle del Cauca, Atlántico. Meta, Tolima, Magdalena, Putumayo, Cauca, Sucre, Quindío y Bogotá.

Todos estos departamentos tienen una prevalencia de casos que oscilan entre 1,04 y 7,50 por 10.000. Los índices más altos están en Bolívar (7,5), Norte de Santander (5,25), Huila (3,36), Arauca (3,33) y Santander (3,19).

Los departamentos con más pocos casos y prevalencias son Antioquia (0,2), Caldas (0,30), Nariño (0,32), Risaralda (0,4) y Boyacá (0,66).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se puede decir que la enfermedad está erradicada cuando hay una prevalencia de un caso por 10.000. Por lo menos esto quedó establecido en la Asamblea Mundial de la Salud hace tres años, cuando todos los países participantes, incluido Colombia, se comprometieron a eliminar la lepra como problema de salud pública para el año 2000.

Pero buena parte de esta determinación se ha quedado en el papel, al igual que las numerosas leyes, normas y resoluciones que el Gobierno ha expedido desde 1961 para proteger y ayudar a los enfermos.

El último de estos esfuerzos fue a Ley 100 de Seguridad Social en Salud, donde se estableció la prevención, detección, control y rehabilitación de la lepra en forma gratuita y obligatoria con recursos fiscales del Gobierno nacional y complementados con recursos de los entes territoriales.

Según el informe y al analizar la operatividad de los programas adelantados se encuentra que existen fallas como la irregularidad en el tratamiento de las personas, que además de ser deficiente, solo llegan al 50 por ciento de los casos a nivel nacional.

Igualmente la detección de los nuevos casos se está haciendo tardíamente, cuando un 30 por ciento de las personas tienen algún grado de incapacidad. En algunos departamentos esta cifra llega casi a la mitad.

Esta situación es preocupante, teniendo en cuenta que los pacientes fuera de control salen de los registros después de 24 meses, y pasan a formar el grupo de personas enfermas que no son controladas. A esto se le debe unir la deficiente búsqueda de casos, incluidas las personas que conviven con los enfermos , dice el informe.

Pero la más preocupante es que todavía no hay un plan definitivo para combatir la enfermedad en el país, pues a pesar de que la lepra haya sido incluida en el Plan Obligatorio de Salud, es necesario desarrollar una estrategia especial que definitivamente lleve a cumplir la meta de erradicarla en el año 2000.

El informe también dice que es necesario promover un plan nacional de eliminación de la lepra como problema de salud pública, reduciendo la prevalencia dentro del marco de descentralización, fortaleciendo la vigilancia epidemiológica a nivel local, capacitando a los funcionarios del sector salud y educando a la comunidad para que ayude a contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de los enfermos .

Pero para realizar un plan de eliminación de la lepra es necesario hacer una adecuación de las normas, para hacerlas más ágiles e incluir el componente epidemiológico, en especial en personas que tengan problemas en la piel.

Es política del ministerio de Salud presentar una atención básica a toda la población colombiana, con especial énfasis en aquellas personas con necesidades básicas insatisfechas, en forma integral y gratuita, donde se defiende el fomento, prevención, control y rehabilitación de enfermedades como la lepra , dice el informe.

Disminuye o avanza? La lepra es una enfermedad bacteriana altamente incapacitante que afecta la piel, los nervios periféricos, las vías respiratorias, puede producir ceguera, pérdida de falanges, manos caídas y pérdida de una tercera parte del pie.

Todas estas manifestaciones pueden evitarse con un diagnóstico temprano y tratamiento oportuno.

El hacinamiento y las malas condiciones socioeconómicas influyen en la transmisión de esta enfermedad.

La lepra sigue siendo un importante problema de salud pública en los países en vía de desarrollo. En el mundo existen 12 millones de casos de lepra.

El 95 por ciento del problema se limita a 27 países, pero es más preocupante en Bangladesh, Brasil, India, Myanmar, Nigeria e Indonesia.

La disminución de la endemia en Latinoamérica es marcadamente irregular. Brasil tiene el predominio absoluto de los casos registrados (80 por ciento), como también de los nuevos casos detectados (94 por ciento). Países como Ecuador, Uruguay, Cuba y Centro América ya lograron disminuir la enfermedad a menos del un caso por 10.000 personas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.