LA TRONCAL DE LA PAZ, UNA HISTORIA DE GUERRAS

LA TRONCAL DE LA PAZ, UNA HISTORIA DE GUERRAS

Aunque se trazó inicialmente con la esperanza de ponerle fin a la historia de guerra protagonizada por guerrilla, paramilitares, narcos y delincuencia común, la Troncal de la Paz no ha podido conjurar la violencia que por años ha caracterizado al Magdalena Medio. En lo que va corrido de 1994 -según cifras oficiales-, en la región han sido asesinadas 87 personas (39 de ellas conductores) y 16 comerciantes y ganaderos han reportado haber sido extorsionados o secuestrados.

09 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La guerrilla -con sus más de diez frentes a lo largo de la vía- ha atentado 39 veces contra los oleoductos, quemado 56 vehículos y hostigado a la fuerza pública en nueve oportunidades, en las que han muerto 11 miembros del Ejército y 19 guerrilleros.

La Troncal de la Paz fue proyectada hace una década, durante el gobierno de Belisario Betancur, pero fue el ex presidente Virgilio Barco Vargas (1986- 1990) quien le dio ese carácter de troncal, según Guillermo Gaviria Correa, director del Instituto Nacional de Vías (INV).

Representa la quinta parte de uno de los proyectos viales más ambiciosos del país, la Troncal del Magdalena, paralela al río del mismo nombre y casi con su misma extensión (el cauce tiene 1.538 kilómetros; la carretera abarcará 1.445). La idea es atravesar el país en menos de 24 horas, desde Mocoa (Putumayo), al sur, hasta Santa Marta (Magdalena), en la costa Atlántica.

El tramo llamado Troncal de la Paz nace en Caño Alegre (Boyacá), frente a Puerto Triunfo (Antioquia), a orillas del río Magdalena; atraviesa sabanas y terrenos cenagosos del Magdalena Medio a lo largo de 297,8 kilómetros, y termina en San Alberto, sur del Cesar, en medio de palmas de aceite y hermosas fincas ganaderas.

Es considerado por el Ministerio del Transporte como un proyecto de integración social , fundamental para el modelo de internacionalización de la economía, porque permite la comunicación con las troncales occidental y central. Pero, además, atraviesa una de las zonas más ricas del país, por su alto potencial agropecuario y minero.

Anualmente, la región produce 8 mil toneladas de arroz, 240 mil toneladas de aceite, 177 mil toneladas de yuca, 5 mil toneladas de piña y 5 mil de caucho, 27 mil toneladas de fruto de palma (que equivale al 33 por ciento de la producción nacional), y 20 mil toneladas de cacao (el 43 por ciento).

La zona ganadera comprende cuarenta mil hectáreas de pastos y 498.216 cabezas de ganado cebú, según el Banco Ganadero. No obstante, la cifra puede haber aumentado en un 30 por ciento en los últimos tres años, de acuerdo con propietarios de finca, tras las expectativas generadas por la construcción de la carretera.

Además de su riqueza agropecuaria, hay otro elemento que hace de la región una de las más explosivas del país: el petróleo. Barrancabermeja, epicentro del Magdalena Medio, produce 33.642 barriles diarios y refina 175.000. Al complejo petrolero llegan los oleoductos Colombia, del Norte y de la Texas, objetivos frecuentes de la guerrilla y de la delincuencia común. Esta última se manifestó recientemente con el llamado cartel del cobre que roba el cable que conduce la energía eléctrica a las unidades de bombeo. La ilícita actividad ha impedido que se produzcan 75 mil barriles de crudo en los últimos 18 meses.

Aun cuando la delincuencia común se mueve indistintamente por la zona -piratas terrestres, asaltantes y abigeos-, en lo que tiene que ver con guerrilla y paramilitares es la geografía de la región la que define su influencia. Del puente sobre el río Carare, en dirección hacia San Alberto, donde muere la carretera, el escenario es propicio para la guerrilla pues la vegetación es tupida. De Puerto Boyacá hacia el viaducto uno que otro estero se levanta sobre la descubierta sabana, Allí mandan los paramilitares. No obstante, estos últimos ya están incursionando en municipios como Cimitarra y El Carmen y es cada día más fuerte su presencia en San Alberto, donde periódicamente realizan reuniones en el sitio llamado El Tropezón, según un funcionario de la Alcaldía.

Con el Ejército como tercera fuerza, el Magdalena Medio, atravesado por la Troncal de la Paz, ha sido, por años, el escenario de batalla de los paras y la temible asociación guerrilla-narcos. En el marco de esa guerra, los campos de San Vicente de Chucurí, Sabana de Torres y Cimitarra -área de influencia de la vía- son sembrados de minas quiebrapatas , cazabobos y sombreros chinos .

En enero de 1992, 12 campesinos y cuatro miembros del Ejército quedaron lisiados por la acción de estos artefactos, y en lo que va corrido del año, solo en San Vicente de Chucurí, según la Quinta Brigada del Ejército, han sido levantadas y desactivadas 1.500 minas.

Las masacres tampoco faltan. En la historia reciente, la más recordada es la de La Rochela, corregimiento de Barrancabermeja, cuando un grupo de paramilitares asesinó a nueve miembros de una comisión judicial, el 18 de enero de 1989. La práctica continúa: a comienzos de agosto, a diez minutos de San Alberto, mataron a siete campesinos acusándolos de pertenecer a la guerrilla.

Escoja la vacuna Además de las dificultades presentadas a la hora de adquirir los predios por donde pasaría la carretera -la mayoría de los cuales pertenecía a narcotraficantes como Pablo Escobar y Gustavo Rodríguez Gacha-, los directores del proyecto tuvieron que enfrentar las características cenagosas del terreno y las presiones de los más de diez frentes guerrilleros que por allí se movilizan.

En Barrancabermeja, Cimitarra y Puerto Wilches se desplazan las cuadrillas 12, 14, 20, 24 y 30 de las Farc (por la acción de las fuerzas militares ya han comenzado a descender hacia Betulia, Zapatoca y Lebrija). Entre Cimitarra y Puerto Wilches se mueven los frentes del Eln Resistencia Yariguíes, Capitán Parmenio, Miguel Gustavo Chacón, José Solano Sepúlveda y el Destacamento Comunero, y la disidencia de Francisco Caraballo. Los puntos más críticos: La Rochela, La Llana, La Lizama y La Fortuna.

Entre 1991 y 1994, a lo largo de la Troncal de la Paz la guerrilla y la delincuencia común han secuestrado a políticos (Norberto Morales), urbanizadores (Rafael Forero Fetecua y Fernando Marín Valencia), alcaldes (Alirio Beltrán Luque, de El Carmen), gerentes de multinacionales, ingenieros, soldados y hasta padres de ex candidatos a la Vicepresidencia (Luis Emilio Ramírez Otero, padre de Luis Fernando Ramírez).

Aunque, por la mayor presencia del Ejército en la zona, las presiones de la guerrilla han disminuido, la práctica de la vacuna a las compañías constructoras no ha sido del todo desterrada. Un ingeniero de una de las firmas (cuyo nombre se mantiene en reserva) comenta que si la compañía no le paga la vacuna oportunamente a la guerrilla, generalmente secuestran al Jefe de Obra o al ingeniero encargado .

Las compañías, por temor, se resisten a admitirlo. Guillermo Gaviria Correa, director del INV, solamente acepta que todas las obras que nosotros hacemos, las hacemos en zonas conflictivas; porque todo el país es conflictivo . La advertencia de uno de los funcionarios del Ministerio de Transporte cuando se enteró que EL TIEMPO haría un recorrido por la vía evidencia el riesgo que estos corren: si va a viajar -dijo- no lo vaya hacer en un carro oficial .

La subversión, además de secuestrar, asalta camiones y tractomulas que van con carga hacia Bogotá, el occidente del país, el Eje Cafetero, Bucaramanga y la costa Atlántica. El 30 de marzo pasado, con la quema de 27 carros nuevos desembarcados en la Costa, anunciaron la intensificación de todo lo que huela a apertura y que transite por la vía. A la campaña la llaman vacuna o boleteo internacional .

Con menos frecuencia ahora -porque la carretera pavimentada permite el desplazamiento de la fuerza pública-, la guerrilla también realiza retenes. El más reciente, según un cabo del Ejército que comandaba un retén militar en La Gómez, entre Puerto Araujo y San Alberto, fue el 20 de julio, justamente por ese sector. Ese mismo día se robaron dos tractomulas.

Aún así, las esperanzas porque la Troncal de la Paz acabe con esa historia de guerra que tanto daño le ha hecho al Magdalena Medio se mantienen. El ministro de Gobierno, Horacio Serpa Uribe, barranqueño y conocedor de la región, cree que la vía, en pleno funcionamiento, sí le va a traer la tranquilidad a esa zona tan deprimida .

Los habitantes esperan lo mismo. Pero rezan para que ello no ocurra al mismo ritmo en que ha sido ejecutada la vía. Es decir, según Guillermo Gaviria Correa, director del Instituto Nacional de Vías (INV), 29 kilómetros por año.

Los aportes a la Paz El ex senador Rafael Forero Fetecua fue quien ejecutó, en 1985, los primeros trabajos de la Troncal de la Paz. Forero es propietario de la firma Paving, a la que, en consorcio con Socopav, se le adjudicó el primer contrato: la ampliación y pavimentación del tramo Puerto Boyacá-Puerto Serviez, a lo largo de 33,08 kilómetros. Pero el aporte a la Paz de este polémico urbanizador no termina ahí. También ganó la licitación para la construcción del tramo Puerto Serviez-Puerto Olaya en una extensión de 65,64 kilómetros.

Está terminada en el 91 por ciento y hasta hoy se le han invertido 76.613 millones de pesos. Para pavimentar los 24 kilómetros que hacen falta (4 en la variante de Puerto Serviez, 16 entre Serviez y Puerto Olaya y 4 en La Lizama), se requieren 30 mil millones más, según el INV.

De acuerdo con proyecciones del Ministerio del Transporte, en el 2000 circularán por la vía unos 8.000 vehículos diarios, de los cuales una tercera parte (2.700) serán tractomulas. Hoy deberían circular unos 1.500; pero la caída de uno de sus 30 puentes, el de Puerto Araújo, sobre el río Carare, ha disminuido el tráfico en un 50 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.