EL LARGO ALCANCE DE LAS ARMAS CORTAS

EL LARGO ALCANCE DE LAS ARMAS CORTAS

Desde hace una década el porte de armas cortas entre los colombianos se generalizó. La razón? La sensación de inseguridad que reinaba en el país. Hoy, las cifras hablan por sí solas: cada 24 horas, autoridades militares y de policía incautan 52 armas, es decir, un decomiso cada 27 minutos.

25 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Los expertos en la materia afirman que los colombianos se sienten más seguros portando un arma para su protección. Así, por ejemplo, este año han sido decomisados 8.469 revólveres y 2.317 pistolas.

La mayoría de los decomisos se debe, en parte, a que las personas no saben hacer uso de las armas que el Estado les ha entregado legalmente para su protección personal.

En la actualidad existen en Colombia, según los informes recopilados por el Ministerio de Defensa, más de tres millones de armas, de las cuales sólo 1 300.000 están amparadas legalmente con salvoconducto.

El fenómeno según Alejandro Reyes, ex director de la Comisión de Superación de la Violencia incide directamente en los índices de criminalidad. En 1991 se produjeron más de 24.000 muertes con armas de fuego.

La otra faceta del porte de armas es el preocupante incremento de los elementos bélicos de fabricación casera. Colombia: cada día incautan 52 armas El bus de servicio urbano se detuvo de inmediato. Fue uno de los muchos vehículos interceptados por la Policía en un retén instalado el jueves anterior en la carrera 30 con calle 13 de Bogotá.

Del interior del viejo aparato bajaron nueve hombres y tres mujeres que se dirigían hacia el noroccidente de la ciudad. Eran las 8:45 de la noche. Los uniformados tomaron las precausiones del caso y procedieron a requisar a los pasajeros.

Tres de ellos, de aspecto joven, desconocidos entre sí, y con el cansancio reflejado en sus rostros, fueron descubiertos rápidamente: cada uno llevaba, escondido en la pretina del pantalón, un revólver calibre 38 largo sin salvoconducto.

Presos del nerviosismo, los desconocidos les explicaron una y otra vez a los agentes que su intención no era atacar a ninguna persona sino protegerse, porque el lugar donde vivían era inseguro.

No obstante, fueron detenidos y puestos a órdenes de un juez.

Pero el decomiso de los revólveres no obedeció a una actitud aislada de los tres pasajeros del bus.

Estar armado para agredir a los demás o para defenderse, es un comportamiento que desde hace más de una década se arraigó definitivamente en los colombianos.

Y las estadísticas muestran claramente que el país está armado hasta los dientes.

En estos 295 días del año, en operaciones del Ejército, la Policía y el DAS, han sido decomisadas 15.242 armas de diferentes calibres.

Es decir, a lo largo y ancho del país, cada día, son retenidas 52 armas, una cada 27 minutos.

Esa carrera armamentista individual, en concepto de Alejandro Reyes quien fue director de la Comisión para la Superación de la Violencia se desencadenó porque en el país existe una real situación de inseguridad y una percepción de indefensión muy notoria.

El enorme decomiso de las denominadas armas cortas (revólveres y pistolas) demuestra que el colombiano se siente más seguro si se desplaza con uno de estos elementos. Pero también es una prueba de que los delincuentes las prefieren para sus acciones criminales porque son fácilmente maniobrables.

Así, este año, han sido incautados 8.469 revólveres y 2.317 pistolas. (ver gráfico).

Sumadas las armas cortas, las estadísticas revelan que en Bogotá cayeron 1.841; en Risaralda, 822; en Antioquia, 484, y en Valle, 997.

La incautación de revólveres y pistolas, según el Inspector de la Policía, general Octavio Vargas Silva, se debe principalmente a que la gente no sabe hacer uso de las armas que legalmente les ha entregado el Estado. Por qué tantas armas? La mayoría son decomisadas dice al alto oficial en lugares públicos, porque las personas llevan las armas a los partidos de fútbol o van a tomar, se embriagan y luego empiezan a disparar al aire .

En concepto de Reyes, aún cuando sí es palpable la decisión gubernamental de desarmar a las personas, todavía está muy lejano ese objetivo.

Las estadísticas parecen corroborar lo que dice el experto: en 1991 la Policía, sin contar a las Fuerzas Militares, incautó 18.606 armas. Este año la cantidad será similar si sigue el actual ritmo de decomisos.

Cifras recopiladas por el experto en fuentes muy confiables, indican que en Colombia hay más de tres millones de armas, de las cuales solamente 1 300.000 están amparadas por salvoconducto.

Los casi dos millones de armas restantes están en las calles, en las fincas, en las casas, en zonas rurales y urbanas y eso, precisamente, es lo que alimenta las formas de violencia cotidiana , dijo Reyes a este diario.

El voluminoso armamento a que hace referencia el experto no es otro que el que está en manos de la guerrilla, las delincuencias organizada y común y las organizaciones de Justicia privada o grupos de autodefensa.

Se trata, además de la pistolas y revólveres de uso personal, de fusiles, carabinas, escopetas, subametralladoras, ametralladoras y rifles.

Este año, las FF.AA. han decomisado 4.456 armas de esas características, todas obtenidas en el mercado negro, que las introduce a través de los puertos o las zonas fronterizas.

Para el experto de la Universidad Nacional, los graves índices de criminalidad con arma de fuego (más de 24.000 muertes en un solo año) solo se reducirán cuando el Gobierno modernice el obsoleto régimen de tenencia y porte de armas del país.

Porqué razón, pese a los decomisos, hay tanta gente armada en el país? Según Reyes, la carencia de una política para el control del armamento incautado se ha traducido en que miembros de la Fuerza Pública, de manera ilegal, introducen de nuevo ese material bélico en el mercado negro de armas.

Esas armas ni se destruyen ni se guardan , dijo Reyes.

Otra fuente dijo que cuando se produce la incautación de material bélico las autoridades dejan un registro en el Juzgado. Pero las armas quedan en poder del organismo que realizó la operación.

Por esa razón, es crucial que el Gobierno obtenga las facultades extras que le solicitó al Congreso para reformar normas vigentes desde 1964 y concebidas para una nación en paz.

La estrategia del Gobierno, iniciada hace 18 meses con la orden perentoria de que las FF.AA. debían desarmar a la población civil, consiste en hacer más rigurosos y difíciles los requisitos para obtener un salvoconducto.

Además, la industria de las armas ha evolucionado vertiginosamente y el país no ha asimilado la aparición de decenas de nuevos calibres.

Una fuente del Ministerio de Defensa dijo que una parte fundamental del desarme es la definición poco clara en la actualidad, de lo que son las armas de defensa personal y de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Parte de la solución de la violencia empieza por ahí dijo Reyes, por quitarle motivos a la gente para matarse.

Pero mientras subsista el sentimiento de inseguridad general va a ser muy difícil quitarle las armas a la gente. Para ello se necesita una restructuración del aparato policial, que es pequeño, desarticulado.

Y definitivamente la gente siempre piensa en armarse. Ante todo, porque primero está el derecho a la legítima defensa... . Los changones La fabricación casera de armas se abrió paso en el país: Este año, las autoridades han decomisado 2.313 artefactos bélicos hechos en materiales que van desde tubos de aluminio hasta pedazos de madera.

La producción de esas armas, exclusiva de organizaciones delincuenciales de Antioquia, se trasladó a casi todos los departamentos del país.

Medellín sigue a la cabeza en los decomisos de armas artesanales igual de mortíferas a las normales con 429 durante 1992.

Las FF.AA. están sorprendidas porque en Quindío (302), Risaralda (248), y Caldas (203), se ha observado un gran auge de pequeñas fábricas de revólveres, pistolas, carabinas y escopetas, producidas a muy bajo costo. (RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.