El aumento del salario mínimo

El aumento del salario mínimo

Comenzaron las tradicionales conversaciones anuales entre trabajadores y empresarios para intentar llegar a un acuerdo sobre el incremento del salario mínimo. En caso de que fracase la concertación, será el Gobierno el que fije el alza de esa remuneración mensual.

24 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Como es apenas natural, los trabajadores -representados por líderes sindicales- aspiran a que se dé un aumento sustancioso. Su argumento es sencillo pero válido: el salario mínimo actual (408 mil pesos mensuales) es muy bajo, es insuficiente para satisfacer las necesidades básicas, y adicionalmente, ha perdido poder adquisitivo por culpa de la inflación (que este año será del orden del 4,5 por ciento anual). Alegan también, con razón, que su productividad ha crecido significativamente, cosa que es cierta pero no en todas las actividades de la economía (sí en muchos sectores de la industria y de los servicios, pero no en buena parte del sector agropecuario).

Por su parte, como es lógico, los empresarios -representados por dirigentes gremiales- desean que se dé un incremento moderado. Su argumento también es sencillo y válido: una alza excesiva le restaría competitividad a su producción, y por ende las empresas nacionales podrían perder mercado a costa de las importaciones, y se les dificultaría penetrar los mercados internacionales. Se debe tener en cuenta que el aumento del mínimo condiciona el alza del resto de los salarios de la economía, o sea su impacto en los costos de las empresas es considerable. En cuanto a la productividad, están dispuestos a reconocer que sus trabajadores la han mejorado, pero nada del otro mundo -entre 1,4 y 2,4 por ciento este año, según cálculos de Anif.

¿Qué recomiendan los expertos en la materia? En primer lugar, como en muchos temas económicos, no hay consenso. Algunos economistas piensan que un aumento excesivo -superior a la inflación esperada (4 por ciento en el 2007) más un par de puntos porcentuales por mejoras en la productividad- perjudicaría a los 2,5 millones de colombianos sin empleo, porque encarecería mucho su contratación por lo tanto reduciría sus probabilidades de encontrar trabajo. Además, no sin razón, algunos técnicos estiman que el valor en dólares del salario mínimo es ya muy alto (por culpa primordialmente de la revaluación) y que por lo tanto hay que moderar su alza, so pena de perder empleos a manos de naciones rivales con costos laborales inferiores en dólares.

Pero no todos los economistas están de acuerdo con las anteriores posiciones. Por ejemplo, en reciente edición de The Economist, aparece un artículo que relata algo interesante: 650 economistas estadounidenses, dentro de los cuales se cuentan cinco premios Nobel piden un aumento jugoso (de 5,15 a 7,25 dólares por hora) en el salario mínimo federal (que no se sube desde 1997), para compensar la pérdida en su capacidad de compra por culpa de la inflación. Según ellos, y otros estudiosos citados en el escrito un aumento no tendría efectos negativos (o en el peor caso serían mínimos) sobre la generación de empleo; y en cambio un alza produciría notables beneficios en materia de lucha contra la pobreza.

Volviendo al caso colombiano, el sentido común aconseja tomar una decisión intermedia. Aceptar el 10 por ciento de alza que piden los trabajadores no sería sensato y claramente le haría daño a millones de colombianos que así verían alejarse las posibilidades de conseguir un trabajo formal. Pero acoger la posición más moderada, que plantea un alza que no supere el 5 por ciento, sería injusto con los trabajadores. En nuestras cuentas, sumando y restando, un incremento del 6,5 por ciento anual surge como el monto que concilia los intereses de todos.

"Incrementar el salario mínimo un 6,5 por ciento sería lo sensato, para conciliar los intereses de desempleados, trabajadores y empresarios”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.