Economía: control no es total

Economía: control no es total

La economía colombiana registra la tasa de crecimiento más alta de la última década y en el corto plazo las perspectivas son igualmente favorables. Sin embargo, no se garantiza que en el mediano plazo siga la misma ruta. (VER GRAFICO)

24 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El principal riesgo parece provenir del sector externo y la principal incógnita que preocupa a los expertos más ortodoxos es que dado que todas las recesiones en Colombia han sido originadas por reversiones en los flujos de capitales ¿está preparada la economía colombiana para enfrentar una destorcida en este sentido?.

El análisis parece sencillo: una salida de capitales, lleva a aumentos en las tasas de interés que inducen a una mayor devaluación, lo cual a su vez trae una elevación de las tasas de interés internas. La salida de capitales implica una disminución de la liquidez y por ese camino llega una caída en la demanda agregada. El paso siguiente es la recesión y una crisis financiera.

La discusión entre los expertos es amplia. Miguel Urrutia, ex gerente del Banco de la República y el ex ministro y también miembro de la junta, Roberto Junguito, coinciden en la apreciación. Otro economista, Mauricio Cabrera, comparte el resultado, pero considera que el problema no sólo es consecuencia de los flujos de capital, sino que a finales de los años noventa, el Banco de la República “estimuló” la crisis al elevar las tasas de interés.

Urrutia, Junguito, Cabrera y el investigador Mauricio Reina, intervinieron ayer en el foro ‘Para donde la la economía’, organizado por El Tiempo y PORTAFOLIO.

Para el ex gerente del Banco, en el caso colombiano las reversiones de los flujos de capital han estado antecedidos por aumentos en el endeudamiento externo e interno y en esos términos, éste es uno de los principales riesgos que enfrenta la economía colombiana.

“El mayor riesgo macroeconómico lo crea la deuda pública, la cual hace difícil manejar una reversión en los flujos de capital”, dijo Urrutia. La deuda pública alcanza un 50 por ciento del PIB.

Complementariamente, estima que el país tiene una débil cuenta corriente de su sector externo. Colombia es el país con el mayor déficit en ese ítem (2,1 por ciento del PIB) entre un grupo de países latinoamericanos.

Pero el riesgo no para ahí: una reducción de los ingresos de petróleo por una caída en los precios internacionales o una baja en el volumen exportado, sin que su impacto sea compensado por otras exportaciones, también le da al país una mayor vulnerabilidad.

Sin hablar como gerente o miembro de la junta del Banco de la República, Urrutia planteó como recomendaciones centrales la necesidad de evitar estímulos al endeudamiento externo y reducir el déficit fiscal.

Junguito, quién fue ministro de Hacienda en las administración de Belisario Betancur y en el primer año del anterior gobierno de Uribe, expuso sus criterios sobre lo que es el plan de desarrollo 2007-2010, considerando que le preocupa su relación con la situación fiscal.

-2,1 por ciento, es el déficit esperado en la balanza en cuenta corriente de Colombia, para este año. En el 2007 se espera una situación similar. La cifra es la más alta de la región.

Hay temor porque Colombia vuelva a repetir los errores económicos del pasado El gran reto que tiene la economía colombiana en el inmediato futuro es no repetir los mismos errores que la llevaron a una recesión a finales de la década pasada.

Así lo advirtió el consultor Mauricio Cabrera, al señalar que si bien el país vive un momento de gran crecimiento, hay que prestar atención a varias señales que hay en el mercado y que suelen aparecer cuando se acercan problemas.

Entre las señales figura el alto crecimiento del crédito de consumo, al 48 por ciento en los últimos 12 meses, un incremento del desempleo, pese a que la economía avanza a muy buen ritmo. Otro problema es que uno de los principales motores que está haciendo crecer la economía, la demanda interna, se está desplazando al consumo de importados.

El consultor recordó que recientemente, así lo advirtió el ex ministro, José Antonio Ocampo, que el escenario que se está formando es muy similar al de finales de la década de los 90 y que de no actuarse con prudencia el país corre el riesgo de repetir la historia.

Mientras tanto las exportaciones con una moneda cada vez más apreciada, crecen a un ritmo muy lento.

Al margen de mostrar los actuales acontecimientos, Mauricio Cabrera señaló algunas recomendaciones para no repetir la historia: la primera que el control al crecimiento del crédito de consumo no se haga por la vía de subir las tasas de interés, sino fijando topes a esas carteras. Recordó que en la crisis de finales de los años 90 el Emisor ayudó a la crisis subiendo las tasas.

UNA RUTA ALTERNA Mauricio Cabrera considera que es necesario quitarle presión al peso por la vía de la devaluación, así mismo se ayuda a recuperar ritmo de crecimiento en las exportaciones.

Pero sobre todo dijo “el Gobierno va tener que aplicar correctivos al déficit”. Es necesario aplicar un correctivo que si bien no elimine el déficit, por lo menos lo reduzca para dar oxígeno a la economía.

Los cambios en Venezuela y E.U. se sentirán en el país Aunque en principio la economía colombiana deberá crecer por encima del 4 por ciento el próximo año según la previsión de Fedesarrollo, hay situaciones que pueden afectar su desarrollo.

El investigador de esa entidad, Mauricio Reina, señaló que además de los riesgos de la economía local, hay temas que no se pueden desconocer en el plano internacional como el hecho de que aún no se ha firmado el TLC con Estados Unidos y que ahora va a tener que enfrentar un Congreso con mayoría Demócrata que ya anunció su intensión de renegociar esos tratados.

Como si esto fuera poco, aún no hay noticias concretas sobre la renovación de las preferencias del Atpdea y ello tiene en vilo a los exportadores colombianos.

A ello hay que sumar que una recesión en E.U. significaría un duro golpe para las exportaciones colombianas como quiera que esa nación es el destino del 35 por ciento de las ventas externas del país.

Y en el plano regional está Venezuela, las exportaciones al país vecino han crecido a un ritmo récord, pero allí cada vez hay más intervención del Estado en los negocios.

A ésto hay que sumar el hecho de que su crecimiento económico se está desacelerando. Y aunque continuará liderando el crecimiento regional se prevé que la desaceleración seguirá por varios años.

Los riesgos que enfrenta la economía - Miguel Urrutia: 1. La alta deuda pública, hace difícil manejar una reversión de los flujos de capital.

2. Una baja de las exportaciones de petróleo que no se compensen por otros ingresos.

3. La debilidad en la cuenta corriente del sector externo.

- Mauricio Reina: 4. baja en crecimiento en E.U. e internacional.

5. Menor demanda mundial afecta exportaciones del país.

6. Expectativas de mayor inflación en el país.

7. Riesgos con la aprobación de reformas económicas, incluyendo el TLC.

8. Revaluación de la moneda.(Compartido con Mauricio Cabrera).

9. Deterioro del clima político por infiltración ‘para’.

- Roberto Junguito: 10. Preocupa la consistencia macro del Plan de Desarrollo, particularmente fiscal. Hay riesgo de gasto público excesivo.

(Compartido por M. Cabrera) 11. El rol del estado comunitario pone en duda la importancia de la estabilidad jurídica y del mercado.

- Mauricio Cabrera: 12. Decisión del Banco de la República de ‘enfríar’ la economía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.