La zona de la pelea

La zona de la pelea

La disputa fue por una mujer. Un hombre sacó a bailar a la novia de un desconocido, pero minutos después terminó arrojado por una de las ventanas del famoso bar Don Tubo, ubicado en el barrio El Rincón, de Suba. Esta pelea , registrada hace unas semanas, ha sido la más dura que ha enfrentado el teniente Jorge Herrera, de la Policía Metropolitana, acostumbrado ya a estas faenas en ese deprimido sector del noroccidente de Bogotá.

24 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

“Esa noche, nos tocó calmar a unos 20 borrachos que se trenzaron a puños, patadas y botellas por esa mujer”, recuerda este oficial.

Pero la de Don Tubo no es una anécdota. Es el espejo de la cotidianidad de El Rincón, que junto con el barrio La Gaitana conforman la zona de la pelea en Suba, la localidad con el mayor número de riñas callejeras de Bogotá.

Esa localidad reportó 1.112 lesiones comunes entre enero y octubre, que equivalen al 20 por ciento de las que ocurrieron en la ciudad en ese mismo periodo, según cifras oficiales. El 90 por ciento de los casos se dio en esos dos barrios. Las cantinas son incontables El miércoles, poco antes de la medianoche, EL TIEMPO recorrió esta zona, en la que residen unas 600 mil personas en condiciones de pobreza. Algunos barrios cuelgan en los cerros de Suba y a lo lejos parecen pesebres.

Lo primero que salta a la vista es que en cada esquina de El Rincón o La Gaitana es posible hallar una tienda de pueblo, casi todas con los mismos elementos: una rockola, mesas y sillas de madera y un atractivo comercial: cerveza a 800 pesos.

Los fines de semana, la vida aquí es un completo hervidero por la cantidad de personas que llegan a embriagarse a las cantinas, el escenario tradicional de las peleas, cuentan algunos patrulleros.

Las riñas se desencadenan los sábados en la noche o el domingo en la madrugada, principalmente.

“Se evidencia una mezcla explosiva de alcohol con pobreza, desempleo e intolerancia de la gente”, explica el coronel Rafael Sabogal, quien responde por la seguridad de la zona.

De acuerdo con una radiografía del sector realizada por expertos de la Alcaldía, los implicados en las peleas son hombres con edades entre los 16 y los 37 años.

Aunque muchos pensarían que el arma más usada es el cuchillo o la navaja, ese mismo estudio demostró todo lo contrario: ocho de cada 10 personas fueron heridas en El Rincón o La Gaitana con puños o patadas.

La conciliación, muy difícil Cada vez que llegan a una riña, los policías invitan a la conciliación. “No es fácil, porque si algo caracteriza al sector es la presencia de personas que vienen del campo y que, por tradición, tienden a solucionar sus problemas con el uso de la fuerza”, cuenta el capitán Gustavo Rengifo, comandante en La Gaitana.

Luego, lo máximo que pueden hacer es llevar a cada uno de los implicados a las Unidades Permanentes de Justicia (UPJ), en donde pueden permanecer retenidos 24 horas.

Pero además de las riñas generadas por el alcohol, hay una violencia oculta que es igual de preocupante en el sector y que suma en las estadísticas de lesiones comunes: la violencia intrafamiliar.

La alcaldesa de la localidad, Mercedes del Carmen Ríos, también se mostró preocupada por la densidad poblacional, que –según ella– deriva en problemas de convivencia. En estos dos barrios es probable que en una vivienda duerman hasta tres familias.

Además, algunos vecinos consultados se quejaron por la alta presencia de costeños. “No queremos estigmatizar, pero son los que más peleas provocan”, opinó una vecina.

yeslan@eltiempo.com.co .

LAS CANTINAS, EL DOLOR DE CABEZA .

Cada fin de semana, la Policía Metropolitana autoriza refuerzos para enfrentar la difícil situación de El Rincón y La Gaitana.

La labor de los uniformados se concentra en vigilar los puntos más calientes y en controlar el funcionamiento de los negocios.

Algunos vecinos son partidarios de que en este sector de Bogotá se implante una ‘Hora Zanahoria’ similar a la de Ciudad Bolívar, es decir, que la rumba acabe a la 1 de la mañana, y no a las 3 a.m.

La alcaldesa de Suba, Mercedes del Carmen Ríos, dice que ha abierto varios expedientes para buscar el cierre definitivo de algunas tiendas.

“Es que aquí hay mucha tiendita donde se vende licor y estamos atentos a que cumplan con todas las normas”, resaltó la mandataria.

Después de este sector de Suba, el sitio que registra más peleas es la avenida Primero de Mayo, en la localidad de Kennedy.

268 Los habitantes por hectárea en El Rincón, que convierten a este barrio en el de mayor densidad poblacional de Suba.

EN UNA FRASE.

‘‘Si algo caracteriza al sector es la presencia de personas que vienen del campo y que tienden a solucionar sus problemas con el uso de la fuerza”.

Capitán Gustavo Rengifo, de la localidad de Suba.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.