EL PARTIDO MÁS IMPORTANTE EN 45 AÑOS...

EL PARTIDO MÁS IMPORTANTE EN 45 AÑOS...

Cuando acepté en compañía de Germán Cristancho la inmensa responsabilidad de suceder en el cargo al técnico Norberto Peluffo, lo hice fundamentalmente por mi vocaión de servicio, de ayuda, y por sobre todas las cosas porque aprendí amar ésta tierra santandereana hasta el punto que ésta causa me compromete más espiritual que económicamente. Eso que quede claro. Evitar el descenso es un peso enorme, agobiante si se quiere, desgastante, te va tensionando fecha tras fecha hasta olvidarse del entorno, la familia, todo. Se te va creando una dependencias bárbara, es decir, que vivís por, para y en función del problema. Afortunadamente yo diría que ésta responsabilidad me ha caído bien.

09 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Primero, la gente ha sido muy generosa conmigo; segundo, y no sabría identifcar por qué causa, futbolísticamente he crecido más, rindo con relativa facilidad, y tercero, la experiencia hasta ahora ha sido maravillosa porque me ha permitido conocer un mundo diferente que bajo otras condiciones seguramente ha de ser apasionante. A mí me encanta la estrategia, la clave, el acertijo, etc., y eso está ahí con la profesión de técnico.

Nuestro rendimiento no ha sido el esperado. En esto debo ser franco. Perdimos en ésta era contra Junior un partido que era nuestro, Nacional nos venció pero merecimos el empate, luego Millonarios nos aplanchó sin ser superior, pero nos repusimos con vigor goleando al Quindio en una tarde de inspiración donde marqué tres goles, le arrancamos un valioso punto al Caldas, pero en el partido siguiente contra Cúcuta no pudimos encontrar la senda del gol pese a generar por lo menos diez opciones.

Ahora recién vencimos al Cali, con un juego fácil, sin apretar los dientes, descomplicado, y sin apartarnos del manejo del balón, de la zona, de presionar al rival en su propio campo, de abrir el campo, de divertirnos, porque soy de los que piensa que el espectáculo debe ser resultado, pero igual entretenimiento para el aficionado que paga entre otras cosas, para gozar, para emocionarse.

El equipo en éste momento mantiene la ilusión intacta. Nosotros sabemos que el partido ante el Tulúa es el más importante en 45 años de historia del Bucarmanga. Lo sentimos ya. Yo quiero que el balón empiece a rodar porque necesitamos salvar este obstáculo y reducir la ventaja a un punto porque eso anímicamente nos va a fortalecer.

Precisamente sobre éste punto, quiero vertir mi opinión muy personal con respecto al caso de los costarricenses Arguedas y Jara, quienes no continuaron. Ellos asumieron una posición respetable, por cierto, pero el grupo no compartió, y no compartió porque todos, absolutamente todos, incluído el guardameta uruguayo Miguel Angel Barbat, nos preocupa más, nos interesa más, la parte deportiva que la económica, sin que nos apartemos de ésta por obvias razones de elemental supervivencia.

Lo que molestó es que no aportaran lo mismo que los demás en ese sentido, ya que en la cancha lo dieron todo. Pero es razonable que nuestro principal objetivo sea por ahora evitar el descenso, y después, eso lo sé yo, los directivos van a cumplir con todos.

Por último, no estoy pendiente del recambio, nada puede distraerme por ahora de ésta causa en la que estoy metido de cabeza, y simplemente quiero señálar mis agradecimientos a tanta gente bella que se preocupa por el Club, por mí, porque han sido muy generosos regalándome tapas de seminarios, de revistas y comentarios muy elogiosos. A todos mil gracias a través de EL TIEMPO.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.