PAGARÉ ENTRE URDINOLA Y CORREA

PAGARÉ ENTRE URDINOLA Y CORREA

La preocupación de las autoridades sobre lo que podría estar gestándose en el Magdalena Medio que hace quince días derivó en un consejo extraordinario de seguridad no sólo es producto de los informes de inteligencia. A las 9 de la mañana del pasado 1o. de octubre comandos de la Dirección de Policía Judicial e Investigación Dijin] ocuparon sorpresivamente un edificio en La Dorada y una hacienda bajo el nombre de El Japón.

09 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La base de la operación, ordenada por el fiscal 188, era una información secreta sobre la existencia en esos dos inmuebles de armas y actividades relacionadas con el tráfico de drogas.

Más que dos pistolas, un revólver y dos escopetas sin su respectivo salvoconducto, lo que descubrieron los investigadores fue la asociación entre el ex extraditable Jairo Correa Alzate y el confeso narcotraficante Iván Urdinola Grajales, convictos en la Cárcel Nacional Modelo, para instalar en el Magdalena Medio un verdadero imperio de poder.

Las pesquisas en la hacienda El Japón no sólo permitieron conocer los secretos del emporio que Correa Alzate controla desde prisión a través de las firmas Comercializadora y Agropecuaria La Galicia Ltda y Correa Alzate y Cia., sino que develaron las intenciones del ex extraditable para acceder al poder político en La Dorada.

La hacienda, localizada en jurisdicción de La Dorada, está dotada de cinco campamentos, caballerizas con ventilación propia y potreros en donde pasta un total de 3.745 cabezas de ganado. La casa principal está dotada de piscina, aire acondicionado y jacuzzi.

Los documentos que esa mañana encontraron los comandos de la Dijin en la hacienda de 5.000 cuadras de extensión condujeron a las autoridades a presumir una evidente participación de Correa Alzate en la campaña del ex presbítero Nicolás Gómez.

Gómez apareció relacionado en numerosos panfletos políticos en los que también figuran los candidatos al Concejo de La Dorada César Alzate y Marco Tulio Paniagua. Aún más, el nombre del ex presbítero se encontró en una lista presuntamente relacionada con una invitación a almorzar el martes 6 de septiembre a la hacienda.

En otros documentos Gómez aparece relacionado con un número y una fecha. Domingo 17 Padre Nicolás, Gustavo Correa y César Alzate y compañía (32) .

Las evidencias sobre la intención de Correa de controlar el poder en la región quedaron aún más develadas con el hallazgo de otras listas en las que aparecen los representantes de los barrios de La Dorada en el movimiento del ex presbítero.

Tal fue el volumen de documentos de la campaña de Gómez hallados en la hacienda que los propios investigadores recomendaron al fiscal ahondar más en ese movimiento para establecer la posible existencia de dineros del narcotráfico en su financiación.

La base de esa sospecha está consignada en el contrato No. 0383 de la firma Asesores e Inversiones Ltda para cancelar 877.500 pesos por concepto de un aviso separata especial sobre la campaña de Gómez para su difusión en un diario nacional.

Inusual asociación Los investigadores siguen el rastro a otros documentos que vinculan a Correa con la desaparecida organización de Los Extraditables. Los papeles, encontrados en la hacienda El Japón, indican que ese inmueble habría servido como base de operaciones para la elaboración de los comunicados que el cartel de Medellín empezó a difundir durante su guerra contra el Estado.

De los archivos encontrados el día del allanamiento hacen parte cartas de Los Extraditables y el movimiento Ciudadanos Amantes de Colombia y la Paz a los hoy ex presidente Virgilio Barco y César Gaviria fechadas en 1990. Otros oficios van dirigidos al ex procurador Carlos Gustavo Arrieta.

Incluso, las autoridades encontraron un panfleto del Ejército de Liberación Nacional (Eln) en el que esa organización amenaza de muerte a los transportadores de ganado del Magdalena Medio.

Al margen de estos documentos, lo que quedó develado sin lugar a dudas fue el nexos entre la mafias del Valle y del Magdalena Medio para afianzar sus operaciones financieras en el área.

Tal relación quedó demostrada con el descubrimiento de un documento de obligación que suscriben Correa e Iván Urdinola que devela la alianza de los dos convictos en la cárcel Modelo.

El documento señala una obligación 3.000 millones de pesos entre Correa y Francisco Javier Arango Estrada, quien aparece como gerente de las dos firmas del ex extraditable, con Iván Urdinola Grajales, cuya fecha de vencimiento es el 1o. de septiembre de 1996.

Los tentáculos financieros de la organización de Correa evidencian desde negocios con la compañía Cementos Nare hasta millonarias transferencias con firmas de inversiones de la región. Esas transferencias van desde los 200 a los 2.500 millones de pesos.

Esos movimientos financieros se efectúan a través de cuentas de los bancos Cooperativo de Colombia y Colmena.

Por eso, al margen de la existencia de una asociación para controlar política y militarmente el Magdalena Medio, lo que ese 1o. de octubre descubrieron los investigadores de la Fiscalía y la Policía fue el verdadero alcance del imperio de Correa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.