María estrenó Banco de Oportunidades

María estrenó Banco de Oportunidades

María del Carmen Arizmendi por fin podrá comprarse un carro de dulces cero kilómetros. Esta boyacense, nacida en Socha, a la que no le da pena decir su edad, 75 años, ni confesar que de vez en cuando se toma una ‘cervecita’, nunca había hecho un crédito con un banco, pero esta vez se animó porque al viejo carro de supermercado, que compró por siete mil pesos, para cargar sus dulces y cigarrillos por la calle, le estaba fallando una rueda.

22 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

“Lo llevé al taller y me lo arreglaron por cinco mil pesos, pero sigue andado torcido”.

María del Carmen, que llegó a Bogotá en plena revuelta de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán, se inscribió en el programa del Gobierno ‘La banca de las oportunidades’ y a través del Banco de la Mujer le aprobaron un préstamo por 200 mil pesos, sin ningún fiador, para que pague en cuatro meses, en cuotas de 52 mil pesos.

“No quise pedir más plata porque no me gusta ni deber, ni que me deban”, dice la mujer, que comenzó con un restaurante de fritanga y cancha de tejo hace 30 años, pero porque no le pagaban se dedicó a las ventas ambulantes, en la calle 13 con carrera 27, en el centro de la ciudad.

Vestida de negro y con un chal, María del Carmen, canosa y de gafas de miope, estuvo en la mañana ayer en el coliseo del Tunal, donde el presidente Álvaro Uribe oficializó la entrega de 1.400 microcréditos, a personas pobres que nunca habían tenido acceso a la banca, entre las que se encontraban desde vendedoras de arepas hasta fabricantes de muebles.

A las 11 de la mañana, cuando pasó a recibir por fin su cheque, María del Carmen aprovechó para decirle al Presidente que hacía parte de los vendedores callejeros a los que la Policía perseguía y que esa platica la iba a usar para seguir vendiendo dulces, pues no tiene otro trabajo.

“Es que yo empecé con una caseta, que me hizo un amigo por 40 mil pesos, pero en los tiempos de alcalde Peñalosa me la tumbaron por estar en el andén y desde entonces me toca vender en ‘chaza’ ”, comenta doña María del Carmen, que no tuvo hijos y vive en un cuarto sola en un inquilinato del barrio Belén.

La mujer no solo se queja de que la Policía le quita los carros que consigue usados, sino también de los ladrones que se le han llevado cuatro. “La última vez entré a un baño y cuando salí no tenía ni carro ni dulces”.

Pese a su mala fortuna, María del Carmen dice que no tiene otra salida que seguir vendidendo dulces y salió a cambiar su cheque para comprarse un buen surtido de confites y cigarrillos y a buscar su carro nuevo, que le ofrecieron a 70 mil pesos.

LOMBANA, PASÓ DEL AGIOTISTA AL BANCO .

Jorge Lombana Motta, un huilense de 57 años, que compra ganado en el Llano para venderlo en los asaderos, recibió un préstamo de 5 millones de pesos, que pagará en dos años, en cuotas de 278 mil pesos mensuales.

Lombana dijo que antes un agiotista le prestaba la misma cantidad y tenía que pagarle semanalmente 150 mil pesos de intereses.

“Ahora le voy a decir que gracias, que perdió un cliente y voy a empezar a trabajar con mi platica”, dijo Lombana, que tiene esposa y tres hijos.

Por nuevas tasas de usura, pueden subir los intereses.

En vez de uno, desde enero habrá tres límites a las tasas de interés a partir de los cuales se incurrirá en el delito de usura. El techo legal dependerá de la modalidad de crédito que sirve de base para calcularlos: comercial, de consumo y microcrédito.

Al reemplazar por tres la única tasa de usura que existe, en un principio los intereses –particularmente de los microcréditos y el crédito de consumo– pueden subir, reconoció ayer el presidente Álvaro Uribe en el lanzamiento de la Banca de Oportunidades, uno de cuyos objetivos es entregar 5 millones de microcréditos en cuatro años.

Además, el Presidente anunció que se eliminará la comisión de 7,5 por ciento que cobran las entidades financieras a los microcréditos y que se suma a los intereses lo que eleva el costo de los créditos para los pequeños negocios.

Hoy, el interés máximo que pueden cobrar las entidades financieras es 22,65 por ciento efectivo anual. De lo contrario, incurren en usura.

Ayer, en el lanzamiento de la Banca de Oportunidades en Bogotá, 1.400 personas recibieron sendos cheques para iniciar o fortalecer pequeños negocios. El Banco Agrario concedió 1.000 microcréditos y otras entidades los 400 restantes. En total, se concedieron créditos por aproximadamente 4.400 millones de pesos.

La banca y diferentes analistas han venido insistiéndole al Gobierno en que elimine la tasa de usura para, según dicen, poder prestarles a los micro y pequeños empresarios. Su argumento es que como este grupo de la población es de alto riesgo crediticio y, además, el costo de administrar estos créditos es alto, esto debe compensarse con unos intereses más elevados.

Para la presidenta de la Asociación Bancaria, María Mercedes Cuéllar, la medida es una noticia positiva para el sector. Si bien recordó que tener tasas máximas no es lo ideal en un mercado bancario de libre competencia, al menos se corrigió el efecto ‘sopera’ que había al meter todas las modalidades de crédito en el mismo costal.

Aunque la eliminación de la comisión de 7,5 por ciento empujaría hacia abajo el costo total de los microcréditos, el incremento previsto en los intereses presionará hacia arriba dicho costo. En breve se podrá saber cuál será su impacto en los intereses de las tarjetas de crédito.

600 corresponsales no bancarios abrirá el año próximo el Banco Agrario, que se sumarán a los 27 que funcionarán en el 2006.

TRES TASAS DE USURA.

1. Comercial: son los préstamos a personas naturales o jurídicas para actividades económicas, diferentes a los otorgados bajo la modalidad del microcrédito.

2. Consumo: concedidos a las personas naturales para financiar la compra de bienes de consumo o el pago de servicios para fines no comerciales o empresariales.

3. Microcrédito: otorgados a microempresas cuyo saldo de endeudamiento con la entidad financiera no supere 25 salarios mínimos mensuales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.