Las 650 toneladas de coca que se van por los puertos

Las 650 toneladas de coca que se van por los puertos

El pasado fin de semana fue uno de los más productivos para las autoridades colombianas en lo que tiene que ver con la lucha antidrogas. Solo en dos operaciones donde participaron la Armada y la Policía Nacional fueron incautadas 5,2 toneladas de cocaína: un decomiso de 3.000 kilos en aguas de Costa Rica y otro de 2.200 kilos en cercanías a San Andrés Isla.

22 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Ambos casos tienen en común que las naves donde fueron encontrados los alijos partieron desde puertos colombianos: Buenaventura y San Andrés, respectivamente.

Estos golpes ponen en evidencia una vez más que los puertos colombianos, en especial los clandestinos, se están convirtiendo en los puntos de abasto de los mercados ilegales internacionales.

Incluso, las cifras de la Policía dan cuenta de que en lo que va de este año en los puertos donde tienen controles (Buenaventura, Santa Marta, Barranquilla, Cartagena y Turbo) se han decomisado 13.684 kilos de cocaína, 8.464 más que en todo el 2005.

A esto se le suma que, según el Ministerio de Defensa, entre enero y octubre del 2006 fueron incautadas 122,4 toneladas de cocaína, de las cuales 49 por ciento fueron decomisadas en puertos, mar abierto o zonas costeras.

Investigadores de la Policía afirman que por estos lugares sale el 70 por ciento de la cocaína que se produce en el país, que el año pasado, según el informe del Sistema de Monitoreo de Cultivos Ilícitos de la ONU, fue 640 toneladas.

Sin embargo, investigadores estiman que Colombia mantiene una producción anual de 942 toneladas, pues los sembrados son más de las 86.000 hectáreas que encontró el Simci en el 2005.

Entre todos los fuegos Actualmente el punto más álgido en cuanto a la exportación de cocaína está en el Pacífico, donde este año la Armada Nacional ha incautado 60 toneladas de cocaína.

Y la zona más crítica es la de Buenaventura, escenario de una guerra entre nuevos grupos paramilitares, guerrilleros, narcotraficantes y algunos desmovilizados por el control de las rutas, barrios y los embarcaderos de droga.

Esta confrontación deja este año alrededor de 310 muertos.

Según las autoridades, la mayor parte del negocio de drogas en la zona la manejan bandas de Wílber Varela, ‘Jabón’, y un hombre conocido como ‘Holmes’.

Un detective del DAS experto en el tema de narcotráfico afirma que aunque todavía se emplea el puerto principal para enviar la droga, lo más común es la utilización de los abundantes esteros (cuerpos de agua) para sacar la droga al mar.

El túnel en Urabá Sobre el Atlántico, el dolor de cabeza para las autoridades es Turbo, en Urabá, por la influencia que ejercen bandas de desmovilizados y los nuevos grupos de autodefensa.

Además, porque la escasa infraestructura portuaria impide controles efectivos. Este lugar, también es uno de los puntos por donde más ingresan armas los grupos ilegales.

Dos investigadores coinciden en que los traficantes de droga sobornan a funcionarios de las aduanas y a algunos miembros de la Policía.

Prueba de ello es la captura de 10 agentes de la Dirección Antinarcóticos que, según una investigación, permitían el paso de cargamentos.

Según el proceso, seis de ellos, además están involucrados en el asesinato de uno de sus compañeros que denunció a la Armada el paso de un alijo de droga en un barco de bandera panameña.

En Turbo y otras regiones de Urabá se habla de la llegada de capos de Santa Marta y Medellín, pero también del tributo que tienen que pagar a los desmovilizados jefes paramilitares ‘Hernán Hernández’ y ‘el Alemán’.

De otro lado, en el sector norte de la Costa Atlántica la Fuerza Naval del Caribe reporta este año la incautación de 11 toneladas de cocaína. Según inteligencia, aunque en los puertos de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta se detectan casos de embarques, el mayor número de alijos sale a través de lanchas rápidas que zarpan de muelles clandestinos, las cuales pasan su cargamento en altamar a barcos de mayor capacidad.

“Acá, como en los demás sitios que dan al mar en Colombia, el negocio lo controlan organizaciones emergentes del narcotráfico y de los ‘paras’; para nada ellos han dejado la actividad ni la dejarán”, sentencia la fuente policial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.