Secciones
Síguenos en:
NEOHIPPIES MADRILEÑOS A LA HUELGA

NEOHIPPIES MADRILEÑOS A LA HUELGA

No son la Generación X ni están celebrando Woodstock 94. No son ni hippies ni punkies ni nada por el estilo. Son un puñado de jóvenes y mayores que desde hace 25 días, acampan en plena jungla de la Castellana, una de las avenidas más importantes de Madrid, con el único objetivo de lograr que el 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto de España vaya para los países del Tercer Mundo. Ellos, como sus padres en los 60, también quieren cambiar el mundo y cada noche rememoran a Bob Dylan. Tienen que aguantar comentarios como: Mira, si parecen una tribu de indios .

Lo que hacemos no tiene ningún mérito cuando hay mas de 80.000 niños muriéndose de hambre , explica Belén Arranz, que compagina su trabajo en una editorial con la vida en el campamento.

Lo más duro viene por las mañanas. Salir de una tienda de campaña, recién levantada, con el sueño, el pijama y las legañas puestas, y que encima te vea toda la Castellana no es un plato de gusto, pero es algo que hay que hacer , declara Belén.

Empezaron cuatro gatos Ya hay 370 tiendas de campaña enfrente del ministerio de Economía y Hacienda y cada día se incorpora gente nueva, aunque muchos otros se van. La primera noche, el sábado 17 de septiembre, dormimos al raso. Eramos cuatro gatos. El segundo día nos juntamos tres tiendas y ahora somos unas mil personas , asegura con satisfacción Alejandro, uno de los organizadores que se ha visto desbordado por la respuesta de la gente.

Mis viejos alucinaban en colores cuando empezamos pero ahora lo van entendiendo , dice Roberto, estudiante de Arquitectura.

Sus peticiones no se detienen en el 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para ayudar al Tercer Mundo. Eso es sólo el comienzo. Quieren que cambien las relaciones internacionales y los hábitos de consumo y piden justicia, sobre todo, justicia.

Sería ridículo si nos detuviéramos en el 0,7. No queremos ayuda sino justicia , asevera Alberto, estudiante de Telecomunicaciones. Para él, lo más difícil es compaginar la existencia en la burbuja con la vida cotidiana, pasar bruscamente de la utopía a la realidad.

Es duro estar aquí y tener que ir a la Facultad a hacer la matrícula , explica con pesadumbre. Pero son muy pocos los que se pueden permitir el lujo de permanecer en el campamento el día entero, ya que tienen sus obligaciones.

En el campamento no les falta de nada. Se han organizado en grupos de trabajo que se encargan de la prensa, el mantenimiento, la mesa de acogida, la atención escolar y la cocina.

Con tan sólo 1.750 pesos tienen para desayunar, almorzar y comer y han creado un sistema de bonos porque antes mucha gente que no tenía nada que ver se colaba a ver lo que podía pillar , manifiesta Alejandro. El aseo no es un problema. Se duchan en las instalaciones que les ha cedido un polideportivo y, para casos de urgencia, tienen unas casetas cerca de las carpas.

El programa de actividades es muy apretado. A las diez, estudian las actuaciones del día y leen los periódicos, a las once, tienen talleres de trabajo, a las siete, los debates y a las diez de la noche hacen una evaluación del día con una cena compartida y sopa caliente para todos. No faltan las guitarras, los ligues y el jolgorio, pero eso es siempre secundario.

Los funcionarios del Ministerio de Economía y Hacienda se tendrán que ir acostumbrando al nuevo paisaje de la Castellana. La Plataforma del 0,7 amenaza con ir a la huelga de hambre el 15 de octubre si nadie escucha sus demandas.

*El Mundo (Madrid).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.