MITOS SOBRE LA ALIMENTACIÓN

MITOS SOBRE LA ALIMENTACIÓN

ito:El único método de perder peso es comer menos. Realidad: Uno de los mejores modos de perder peso puede ser comer más, al menos ciertos alimentos. Cuál le parece mejor a usted, un puñado de maní o siete tazas de palomitas de maíz dietéticas? Ambos alimentos contienen 150 calorías. La diferencia radica en la cantidad de grasa y fibra. Los alimentos que son pobres en grasa y ricos en fibra (como las palomitas de maíz) naturalmente contienen menos calorías que aquellos con mayor contenido de grasa (como el maní). Gramo por gramo, la grasa contiene el doble de calorías que los carbohidratos o las proteínas. La grasa agrega a una pequeña cantidad de alimento una gran cantidad de calorías.

09 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Mito: Las vitaminas proveen energía.

Realidad: Las calorías de la grasa, hidratos de carbono y proteínas proveen energía. las vitaminas no tienen calorías, por lo que no pueden entregarle energía. El mito nace de la acción de las vitaminas B. Ellas realmente no proporcionan energía. Sin embargo, cada una de las 8 vitaminas B, juega un papel crítico en las reacciones químicas que liberan energía de los alimentos.

Mito: La mayonesa es el principal sospechoso de enfermedades transmitidas por alimentos.

Realidad: Aunque con frecuencia se culpa a la mayonesa de la descomposición de una buena ensalada, ésta realmente protege a los alimentos de la acción de las bacterias que pueden causar enfermedad. En realidad la mayonesa contiene dos ingredientes: sal y vinagre, que realmente frenan el crecimiento bacteriano.

Más que la mayonesa, alimentos ricos en proteínas como el pollo y los huevos, son más frecuentemente los culpables. Cuando se manipulan en forma inadecuada estos alimentos son el principal medio de cultivo de la salmonella.

Usted puede introducir bacterias provenientes de sus manos o superficies de trabajo, al preparar la ensalada. El mantener estos elementos sin refrigeración, por más de dos horas, aumenta el riesgo.

Mito: Usted nació para ser gordo.

Realidad: La herencia influye fuertemente en el tamaño y forma de su cuerpo. Los estudios muestran que el peso de adultos adoptados cuando niños se asemeja el peso de sus padres biológicos.

Pero usted no hereda la obesidad como el color de sus ojos o el tono de su piel. En cambio usted puede tener una predisposición genética a la obesidad.

Esto significa que tener parientes con sobrepeso lo hace a usted más vulnerable -pero no predestinado- a ser obeso. Para aumentar su peso, usted tiene que ingerir más calorías que aquellas que quema.

Mito: La mantequilla contiene más calorías que el aceite.

Realidad: Onza por onza, la mantequilla y el aceite son iguales en calorías. La imagen poco saludable de la mantequilla se debe al tipo de grasa más que a la cantidad.

La mantequilla tiene cinco veces más grasas saturadas que los aceites vegetales como los de maíz. También contiene colesterol. Los aceites vegetales no. Las grasas saturadas y el colesterol pueden aumentar su nivel sanguíneo de colesterol.

Mito: El ayuno elimina impurezas y toxinas.

Realidad: No existe evidencia que apoye esta pretensión. Su cuerpo fue diseñado para procesar los alimentos. Esto incluye la remoción de toxinas naturales como las que se generan a partir de la ruptura de las proteínas.

Para la mayoría de la gente, un día de ayuno no es ni saludable ni peligroso. Pero ayunos más prolongados ponen en riesgo su salud. Los riesgos incluyen deshidratación, descenso peligroso de la presión arterial, desintegración de músculos y órganos, e irregularidad en sus latidos cardíacos. Nunca ayune si tiene una enfermedad cardíaca, diabetes insulino dependiente o problemas renales o hepáticos.

Mito: El pan de trigo tiene más fibra que el pan blanco.

Realidad: Solo si es pan de trigo entero. De otro modo, los dos son esencialmente iguales: hechos con harina de trigo refinada y tienen aproximadamente medio gramo de fibra en una rebanada.

La única diferencia real es el color. Los fabricantes frecuentemente agregan colorantes de caramelo o miel al pan de trigo para oscurecer su tinte.

Para estar seguro que sea trigo entero busque la palabra entero en el primer ingrediente. La etiqueta nutricional debe indicar además el contenido de fibra.

Mito: La espinaca es una buena fuente de hierro.

Realidad: !Lo siento Popeye! pero no es así. La espinaca contiene gran cantidad de hierro, pero también contiene gran cantidad de ácido oxálico, que se une al hierro por lo que solo un dos a un cinco por ciento éste es absorbido por su organismo.

Sin embargo, la espinaca sí contiene beta caroteno. Media taza de espinaca cocida tiene más de la mitad de suplemento diario de este importante antioxidante.

Adaptado de Mayo Clinic Health Letter.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.