COLOMBIA NO RECLAMARÁ LOS MONJES

COLOMBIA NO RECLAMARÁ LOS MONJES

Colombia no objetará la soberanía venezolana sobre el archipiélago de Los Monjes, cedidos hace 40 años por el entonces Canciller Juan Uribe Holguín. Es más, el gobierno del presidente Gaviria sigue dispuesto a reconocer formalmente, mediante un tratado público, la soberanía del vecino país sobre esos islotes.

24 de octubre 1992 , 12:00 a.m.

Esta posición fue ratificada ayer por el Ejecutivo y por la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, que se reunió extraordinariamente para analizar los alcances de la sentencia del Consejo de Estado que declaró nula la nota diplomática, fechada el 22 de noviembre de 1952, mediante la cual fue reconocida la soberanía venezolana sobre el Archipiélago de Los Monjes. Una de las preguntas que sirvió de base al análisis fue la siguiente: del fallo del Consejo se podría derivar un mandato judicial para que el gobierno proceda a enmendar el error cometido hace cuatro décadas por Uribe Holguín? No , fue la respuesta unánime. La Comisión consideró que la providencia del máximo tribunal de lo contencioso administrativo tiene alcances estrictamente internos y no puede afectar ni invadir la atribución constitucional que tiene el Presidente de la República para manejar las relaciones internacionales.

Mientras tanto, agencias internacionales de noticias informaron que el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez anunció que se propone viajar al archipiélago, en una decisión encaminada a reafirmar la soberanía de su país sobre ese conjunto de islotes.

Según las mismas versiones, el ministro de Defensa del vecino país, general Iván Jiménez, declaró que las fuerzas armadas están preparadas para proteger la soberanía .

Sin embargo, el embajador colombiano en Caracas, Rodrigo Pardo, dijo que hay razones para temer que el buen clima de ha venido caracterizando las relaciones bilaterales se vaya a deteriorar.

La Comisión Asesora reunida en Bogotá incluyó en su pronunciamiento un aval a la posición del Gobierno colombiano, en el sentido de que la sentencia no genera pretensiones adicionales o distintas a las que ha sostenido Colombia en las últimas cuatro décadas .

Previamente a la reunión, se palpaba cierta inquietud en la Casa de Nariño porque la prensa venezolana, que suele ser explosiva frente a los temas afines al diferendo, presentó el fallo como una reclamación oficial de Colombia sobre los islotes.

La Comisión Asesora dejó en claro que la providencia tampoco tiene capacidad para variar los efectos jurídicos internacionales generados por la nota diplomática de 1952 sobre el status territorial de los Monjes.

EL TIEMPO conoció que sus integrantes estuvieron de acuerdo en que no será conveniente que Colombia utilice la sentencia para reforzar sus argumentos en la discusión bilateral sobre el diferendo en torno a las áreas marinas y submarinas.

Si el país objetara la soberanía venezolana sobre Los Monjes y esgrimiera el fallo como argumento, correría el riesgo de que otros países le dieran de su propia medicina. Recordemos que en el pasado Colombia negoció cuestiones limítrofes con gobiernos dictatoriales de países vecinos , dijo una fuente de la Comisión.

El organismo asesor no examinó a fondo el fallo, aunque hizo un análisis tangencial de la manera como ha evolucionado la jurisprudencia del Consejo de Estado en materia de relaciones internacionales.

Encontró, por ejemplo, que hasta 1984, el tribunal mantenía su inhibición para pronunciarse sobre el fondo de los tratados y solo tocaba sus aspectos formales, y que de ahí en adelante ha ido progresivamente hacia lo sustancial.

Si bien la declaración fue acogida por todos los asistentes, algunos comisionados tienen opiniones divergentes sobre el tema.

Por ejemplo, el congresista Gustavo Rodríguez Vargas opina que el Presidente Gaviria se ve abocado a una situación difícil, que plantea la siguiente disyuntiva: o defiende los intereses de Colombia, que en este caso están íntimamente ligados a su soberanía o se acomoda a difíciles circunstancias políticas de Venezuela .

El senador Alberto Santofimio Botero opinó que Colombia debe mantener inalterable el principio del pacta sunt servanda, que en materia de derecho internacional público ha regido las controversias entre los países y mantiene el respeto de la naciones ante lo acordado a nivel internacional.

Por su parte, Alberto Montoya estimó que aunque sería muy difícil llegar a la conclusión de que Los Monjes son colombianos, el pronunciamiento del Consejo de Estado podría tener consecuencias positivas en el caso concreto de la delimitación de las áreas marinas y submarinas. No hay motivo de preocupación: Carlos Andrés El Presidente venezolano, Carlos Andrés Pérez, dijo anoche en Caracas que no existe motivo de preocupación para su país en relación con la decisión del Consejo de Estado de Colombia.

No hay motivo para ninguna alarma, ni preocupacion. Los Monjes han sido, son y serán siempre venezolanos y esta materia no está en discusión , dijo.

A una pregunta de si la decisión colombiana afectará las relaciones con Venezuela, respondió: No, en absoluto. Lamentablemente, o afortunadamente nuestros sistemas de libertades permiten que todas estas situaciones puedan presentarse. Pero hay una clara defición en esta materia, que vienen manteniendo los gobiernos de Venezuela y Colombia desde hace varias décadas .

Habló con Gaviria? Sí, el Presidente Gaviria me llamó para expresar su preocupación y su decisión de las posiciones de Colombia, que son las mismas de los anteriores presidentes de Colombia. Declaración venezolana Caracas (AP) El siguiente es el texto del comunicado oficial del gobierno venezolano: El Gobierno Nacional, conocida la decisión del Consejo de Estado y el comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Colombia, de fecha 22 de octubre de 1992, declara: Primero: El Gobierno Nacional ratifica la plena soberanía de Venezuela sobre el archipiélago de Los Monjes, lo que nunca ha estado en discusión y la cual ha ejercido permanente e ininterrumpidamente.

Segundo: El contenido de la sentencia del Consejo de Estado de la República de Colombia no produce ningún efecto en la soberanía venezolana sobre el archipiélago de Los Monjes.

Tercero: El gobierno nacional, aunque respetuoso de los poderes públicos de Colombia, no puede menos que deplorar y rechazar la actuación del Consejo de Estado de la República de Colombia, que, con su decisión sobre una materia que no es objeto de ningún cuestionamiento en las relaciones entre Venezuela y Colombia, introduce un motivo de perturbación en las relaciones binacionales que experimentan un proceso de creciente acercamiento y cooperación.

Cuarto: La posesión y soberanía de la República de Venezuela sobre Los Monjes, como lo señala el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, no es objeto de debate, discusión o controversia. Esta materia tampoco ha sido, por inexistente, contenida entre los asuntos que de manera exhaustiva los dos gobiernos han entregado a los altos comisionados en las negociaciones bilaterales que se adelantan en la actualidad, ni en las que fueron objeto de consideración por los diferentes gobiernos desde que en 1970 decidieron darles tratamiento sistemático a todos los asuntos relacionados con la delimitación de áreas marinas y submarinas y espacios oceánicos entre los dos países.

Quinto: El ciudadano Presidente de la República ha decidido convocar a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores para informarle directamente sobre este asunto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.