El ‘cluster’ petroquímico, una oportunidad para Cartagena

El ‘cluster’ petroquímico, una oportunidad para Cartagena

Los ‘clusters’ o la aglomeración de negocios similares revelan un rasgo aparentemente contradictorio de los mercados. Empresas que compiten intensamente por factores productivos y mercados buscan la proximidad geográfica para lograr una mayor competitividad, que aisladamente no lograrían. La localización resulta crucial cuando se trata de reducir costos de acceso a la demanda, a los proveedores, a la oferta de trabajo y a la tecnología, y a partir de ellos, inducir mayor crecimiento y bienestar en las localidades.

21 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Por esta razón, la promoción de ‘clusters’ ofrecen la oportunidad de conjugar políticas sectoriales y regionales, hasta hace poco archivadas y tímidamente implementadas en nuestro medio, al parecer por la creencia que esos temas deberían dejarse a las libres fuerzas del mercado, en contravía de las recomendaciones de Porter y de la experiencia de economías promercado.

Desde principios de la década pasada, el diamante de competitividad ofreció una aproximación integral e intuitiva, para comprender cómo interactúan la diversificación de oferta, el mayor bienestar de la demanda y el fortalecimiento institucional, para liberar las fuerzas que jalonan la competitividad. Una idea de carácter general totalmente plausible en la teoría, pero nada obvia de implementar en la práctica.

En Colombia, la localización de su actividad económica y su aparente inflexibilidad, suscita numerosos interrogantes sobre las potencialidades que la geografía ofrece para el mejoramiento de la competitividad y del bienestar de la población. Principalmente, si la localización de las empresas se encuentra en consonancia con los nuevos tiempos. Aquí no hay mucho espacio para las generalidades, pero resulta ilustrativo referirse a un caso como el de Cartagena.

La ciudad cuenta con un ‘cluster’ petroquímico en la zona industrial de Mamonal y un reconocido ‘cluster’ turístico conformado entorno a la zona histórica, entre otros. Ambos conformados en función del mercado doméstico y sujetos de profundas transformaciones con la globalización. En común con un gran potencial de generación de mano de obra y en la provisión de recursos fiscales donde la pobreza ha copado la mayor parte del perímetro urbano, con menoscabo de sus instituciones y de la competitividad dentro de la agenda de políticas.

Todo ello, en contravía de las posibilidades que ofrece un mundo ávido de turismo y de petroquímica, donde las empresas compiten globalmente, pero afanosamente buscan las ventajas de aglomerarse.

Sin embargo, la ampliación y modernización de la refinería de Cartagena estaría abriendo la oportunidad para romper el círculo de pobreza y competitividad, al permitir la producción de olefinas, la materia básica de la petroquímica que hasta el momento se ha importado para atender tanto la demanda interna, como los mercados vecinos.

De acuerdo con estudio realizado recientemente por el Cede y la Universidad Tecnológica de Bolívar, mostraba que además del significativo impacto macroeconómico (0,9 por ciento del PIB), localmente también lo eran los efectos fiscales, aún en los escenarios más conservadores, abriendo un importante espacio a la política social y al mejoramiento del bienestar de la población de la ciudad.

Sin embargo, aunque la ampliación y modernización de la refinería permitirá una ganancia substancial en la competitividad petroquímica, su profundización en el sentido que lleguen más y nuevas empresas a Cartagena, dependerá también de otras políticas que permitan un entorno favorable para la conformación de capital humano y social, como educación, salud, urbanismo, medio ambiente, finanzas públicas, democracia, todos temas relacionados con la reducción de la pobreza.

Hasta el momento, la experiencia internacional muestra que los ‘clusters’ florecen donde hay buenos estándares de vida, de allí la importancia de avanzar desde ya en este tipo de programas y en el fortalecimiento y modernización de las instituciones locales que permitan aprovechar las nueva perspectivas.

Ricardo Rocha García, Investigador Asociado Cede, Facultad de Economía, Universidad de los Andes .

"La experiencia internacional muestra que los ‘clusters’ florecen donde hay buenos estándares de vida”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.