Prestarles a los pobres es más costoso aunque son buena paga, dice la banca

Prestarles a los pobres es más costoso aunque son buena paga, dice la banca

El gobierno del presidente Uribe lanza hoy uno de sus proyectos banderas en su segundo mandato: la banca de las oportunidades. (VER GRAFICOS)

21 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Pero el programa que busca que más colombianos tengan acceso a los servicios financieros, incluido el crédito, no deja de generar controversia entre quienes advierten que, irónicamente, a los más pobres se les 'carga' la mano con mayores tasas de interés en los préstamos de bajo monto.

En efecto, los créditos que se entregarán a través de la línea del Banco Agrario en el programa con Familias en Acción, y en general los que viene otorgando la banca privada en microcrédito, son mucho más costosos, en términos de tasas de interés, que el resto de préstamo, así sean para consumo.

Esto es algo que reconoce la propia banca: prestarle a los más pobres es mucho más costoso operativamente.

“Hay que montar una metodología en la que hay que hacer grandes inversiones”, señala, Santiago Pérez, vicepresidente de Banca de Personas y Pymes de Bancolombia, entidad líder en el otorgamiento de microcrédito en el país.

Para comenzar, la tecnología del microcrédito requiere un acompañamiento personal con los deudores.

Esta es la gran diferencia que existe con el resto de créditos a personas que están vinculadas a una empresa, o que pueden ofrecer garantías a la entidad financiera a través de sus negocios o bienes.

En el microcrédito, señala Pérez, hay que atender físicamente al deudor, visitarlo, si es necesario buscarlo para cobrarle los pagos mensuales.

Esto implica, dice en el caso de Bancolombia, preparar ejecutivos durante tres o cuatro meses para atender estos clientes.

“El costo operativo es tres o cuatro veces más alto que en otra modalidad de crédito”, anota.

Además, la rentabilidad en el microcrédito puede ser muy baja, así paradójicamente se cobren mayores tasas.

No hay que olvidar que a la tasa de interés, hay que adicionarle una comisión, en caso de que el cliente requiera para acceder al crédito de un aval del Fondo Nacional de Garantías.

“Sin garantía no hay crédito”, recuerda Juan Carlos Durán, director del Fondo Nacional de Garantías.

La garantía que ofrece el FNG en un microcrédito es del 50 por ciento del valor del préstamo, por lo que el cliente debe pagar una comisión del 2,25 por ciento anual.

Para la línea que abre hoy el Gobierno con el Banco Agrario, la comisión es de 2,65 por ciento anual, pues se garantiza el 70 por ciento del préstamo.

Con todas las comisiones incluidas (estudio de crédito) el costo del préstamo se puede elevar al 33 por ciento, muy por encima de uno ordinario.

Para el vicepresidente de Bancolombia "el crédito más caro es el que no se tiene".

En el extrabancario se pueden conseguir tasas del 10 y 12 por ciento diario.

El llamado gota a gota, por ejemplo.

En una plaza de mercado o una pescadería se ven casos en donde por cada 100 pesos prestados en la mañana, se deben pegar 112 al final del día.

Precisamente, según Pérez el gran obstáculo para el microcrédito en Colombia es el techo a la tasa de interés. Esto impide que sea rentable y recuerda que hay que ganar para seguir prestando.

Mientras la banca justifica los costos de este tipo de crédito, los defensores de los usuarios creen que el proyecto de la Banca de las Oportunidades tiene grandes deficiencias.

La Unión Nacional de Empleados Bancarios, Uneb, cuestiona que los préstamos asignados tengan un costo hasta del 33 por ciento anual, superior en cerca de 11 puntos a la tasa de usura máxima permitida por la Superfinanciera.

“Pagarán una tasa de 7,5 por ciento correspondiente al estudio de aprobación del crédito, cancelaran una tasa de 2,65 por ciento correspondiente al uso de la garantía otorgada por el Fondo Nacional de Garantías (FNG) y finalmente, cada deudor pagará una tasa de 0,864 por ciento de seguro de vida”, anotan. Es evidente que una tasa del 33 por ciento, dice la Uneb, sobre los créditos recibidos solo le garantiza a los banqueros una mayor tasa de ganancia. “Esta tasa equivale a 7,87 veces la tasa de inflación y a 4,87 veces la tasa de captación bancaria DTF ¿A esto se le llama banca para los pobres?”, preguntan.

La Unión Nacional de Empleados Bancarios considera inaceptable la pretensión del gobierno de querer llevar el crédito a los más pobres del país "haciéndolos pagar una tasa de interés por encima de la de usura, con el peregrino argumento de que, en todo caso, pagarán más barato a los bancos que a los usureros. Con ésta política, queda demostrado que en Colombia hoy paga más caro el crédito un acreedor pobre de ciudad Tunal o de cualquier población del país, que los ricos empresarios nacionales".

La organización afirma que es necesario una verdadera política de fomento para los pequeños empresarios que contemple tasas de interés subsidiadas y por debajo del crédito bancario normal, periodos de gracia, largo plazo para las amortizaciones; eliminación de la cuota de estudio y aprobación del crédito y garantías a cargo del gobierno.

Mientras a los grandes empresarios se les otorgan cuantiosos privilegios tributarios a los pobres se les exprime con tasas de usura, dice la Uneb.

LA MOROSIDAD MAS BAJA La plata prestada a los más pobres no es dinero perdido. Las entidades con experiencia en microcrédito, como Caja Social, Bancolombia, Actuar Famiempresas, el Banco de la Mujer o el mismo Bancolombia dan fe que la morosidad no es mucho más alta que en el resto de modalidades.

Según cifras de la Superfinanciera mientras el indicador de calidad de cartera del crédito de consumo es de 4,5 por ciento, en hipotecario de 4,2 por ciento, el microcrédito es de 5,4 por ciento.

En Bancolombia la morosidad de microcrédito es del 2,9 por ciento, mientras que en consumo es de 4,5 por ciento.

5,4 por ciento de la cartera de microcrédito en el conjunto de la banca presenta mora.

Lento despegue de los corresponsales no bancarios Si se excluyen las actividades del Banco Agrario, la cobertura del sistema bancario privado en Colombia sólo alcanza un 25 por ciento de los municipios del país, lo cual incluye 73 por ciento de la población.

Con la idea de subsanar esta insuficiencia de sucursales y ampliar la cobertura de servicios financieros, se creó la figura de corresponsales no bancarios, que hasta el momento sólo ha puesto en marcha Bancolombia. El Bbva anunció que espera tener sus primeros corresponsales no bancarios antes de cerrar este año.

El resto de bancos parece estar tomándose su tiempo antes de lanzarse al agua con este novedoso esquema.

El vicepresidente de banca de personas y pymes de Bancolombia, Santiago Pérez, señala que la entidad ha dividido el tema de los corresponsales no bancarios en dos segmentos: pueblos y barrios marginados.

Bancolombia tiene dos corresponsales, uno en cada segmento. Pérez afirmó que en muchos barrios de las grandes ciudades no hay presencia de la banca, como sucede en muchos pueblos apartados.

Por ejemplo, recuerda que en el caso del corresponsal del barrio Andalucía La Francia, sector nororiental de Medellín, la sucursal bancaria más cercana está a 40 cuadras.

Anotó que en el sector de Ciudad Bolívar en Bogotá no hay presencia de la banca, y por ello se justifican los corresponsales no bancarios en los barrios.

Con las dos experiencias de Bancolombia, la respuesta está sobrepasando las expectativas, señaló el funcionario de Bancolombia.

“Teníamos presupuestado 20 transacciones el primer día de operación (el pasado viernes) y se hicieron 50”, anotó.

La idea es que estas redes de corresponsales no bancarios, amplíen el acceso de más personas a los servicios financieros.

Un estudio sobre bancarización presentado por la investigadora Liliana Rojas, en el pasado Congreso de Felaban (Federación Latinoamericana de Bancos) muestra que en cobertura de servicios financieros mediante sucursales y cajeros automáticos Colombia está detrás de Brasil, Chile y México.

Sin embargo, destaca que a través de un desarrollo reciente como los datáfonos está promoviendo la utilización de más productos bancarios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.