MÉXICO, HACIA EL NARCOTERRORISMO

MÉXICO, HACIA EL NARCOTERRORISMO

México rompió su silencio tras el asesinato del secretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI, 65 años en el poder), José Francisco Ruiz Massieu. Varios diputados hablaron y dieron nombres de políticos conectados con uno de los cinco poderosos carteles de la droga mexicanos. Los asesinatos de dos dirigentes políticos en menos de dos años, llevaron a analistas, columnistas y ex funcionarios a hablar de narcodemocracia y colombianización de México .

09 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Mucho antes de que el ex director de la DEA Joseph Toft sacara al aire todos sus argumentos para concluir que Colombia era una narcodemocracia, Eduardo Valle, ex funcionario de la Procuraduría mexicana, había dicho las mismas palabras pero refiriéndose a su país.

Pocos le hicieron caso a Valle, un sagaz periodista mexicano de 47 años que se fue a trabajar a la Procuraduría General de la República (PGR) y se retiró intempestivamente el primero de mayo pasado tras concluir que por la Procuraduría corren dos ríos: uno descomunal, de dólares y el otro -más grande aún- de m... .

Tenía argumentos para afirmar eso y mucho más. Valle llegó a disponer de un equipo de cuatro agentes especiales del Ministerio Público Federal para el combate al narcotráfico y una treintena de agentes que él mismo seleccionó. Dio duros golpes a los carteles (sobre todo al del Golfo que se le convirtió en una obsesión) y después de su renuncia, tuvo que huir a los Estados Unidos, eso sí, como Toft, después de abrir la boca y contar todo lo que había visto desde su puesto en la Procuraduría.

Narcos en escena Valle, alias El Búho , dejó claras tres cosas en una entrevista que le dio a la revista Proceso, la más reconocida en México.

Luis Donaldo Colosio (candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional, PRI, asesinado en marzo 23 de 1994) comenzó a dar pasos para librarse de los narcos y los narcos se le adelantaron y lo mataron .

Ni el gobierno mexicano ni el gobierno estadounidense quieren, en realidad, terminar con el narcotráfico. Le tienen pavor a una desactivación económica .

En México la lucha contra el narcotráfico es la lucha por la democracia. Mientras los narcotraficantes tengan la enorme influencia que tienen en el poder político en México, no habrá democracia. Por eso es que vivimos en una narcodemocracia .

A pesar de lo explosivo de sus palabras, éstas apenas calaron hondo en México dos meses después con el asesinato del secretario general del PRI, José Francisco Ruiz Massieu.

Aunque no fue la primera víctima importante (el 24 de mayo de 1993 fue asesinado el cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Campos y un año después -23 de mayo- cayó Luis Donaldo Colosio) el atentado a Ruiz Massieu arrojó pistas y nombres que permitieron hablar de una vinculación directa entre la política y el narcotráfico.

El dato más importante, lo dio el diputado priísta Manuel Muñoz Rocha quien esta semana admitió no sólo su culpabilidad en el asesinato del dirigente político, sino que hizo saber que el responsable intelectual del asesinato fue el ex funcionario Abraham Rubio Canales.

Rubio Canales es peso pesado en historia judicial. Actualmente cumple una condena de 14 años por fraude en el conflictivo estado de Guerrero (del que Ruiz Massieu fue gobernador en 1987) y, además, es consuegro de Raúl Valladares, considerado como el segundo hombre del Cartel del Golfo.

Perro que ladra muerde La revelación de los nombres y relaciones entre narcos y políticos rompieron el silencio que hasta el momento había guardado el pueblo mexicano.

Los analistas empezaron a hablar de la colombianización de México y el ministro de Hacienda, Pedro Aspe, viajó a Madrid a la reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI) no para cumplir un asunto de rutina sino para tranquilizar a los inversionistas asustados por la violencia mexicana.

Sin embargo, el problema de fondo (corrupción en todos los niveles del Estado), sigue sin resolverse y ensombrece el panorama.\ Roberto Zamarripa, editor de la revista política mexicana Enfoque opina que la corrupción tiene una magnitud impresionante en México. Los narcos operan tranquilos bajo la mirada pasiva de los policías. Los funcionarios reciben dinero a cambio de la protección política que necesitan los narcos para operar. En el asesinato de Ruiz Massieu hay más de un político de alto rango metido en el meollo del la narcopolítica .

Aunque el gobierno de Carlos Salinas ha tratado de ponerle punto final al problema con la creación de una especie de DEA mexicana (CENDRO), son muchos los interesados en que las investigaciones no progresen y que todo siga cobijado por la manta de la impunidad.

Ni a los cinco carteles que manejan el lucrativo negocio, ni a los viejos dinosaurios del PRI, partido que durante 65 años ha monopolizado el poder, les conviene que políticos reformistas como Massieu y Colosio saquen adelante sus ideas de descentralización del gobierno, reforma judicial y liberalización.

Aunque los que opinan como los políticos asesinados dicen que tienen toda la determinación de mantener el rumbo sin importar al que maten , un informe de Tim Padget, corresponsal de la revista Newsweek en México, aseguró que según una fuente cercana a la investigación que se realiza en torno al caso Massieu, los zares de las drogas estaban enviando un mensaje. No nos presionen demasiado o colombianizaremos a México .

Los cinco carteles mexicanos México no sólo produce cantidades importantes de droga (18.000 toneladas de marihuana en 1992, 3.960 hectáreas de opio en 1993). Es paso obligatorio para muchos carteles (sobre todo colombianos) y eso les conviene a los traficantes mexicanos. Se estima que el 70 por ciento de la cocaína producida en América Latina pasa por México y este favor se paga muy caro. Según datos del libro Estados de drogas, drogas de los Estados (de los autores franceses Alain Labrousse y Alain Wallon), una vez la droga llega por avión de los principales países productores (Colombia, Perú y Bolivia) a los estados de Jalisco y Sinaloa (donde es desembarcada y luego distribuída), los traficantes deben darle a los carteles mexicanos el 45 por ciento del total de los beneficios. Pero, quiénes son los que reciben estos jugosos beneficios?\ CARTEL DEL GOLFO Líderes: la cabeza más visible del cartel es el prófugo Juan García Abrego, a quien se relaciona con más de 36 asesinatos incluído el del secretario general del PRI, José Francisco Ruiz Massieu. El Gobierno mexicano ofrece una recompensa de tres millones de nuevos pesos (unos 870.000 dólares) por este narcotraficante que es dueño de una fortuna calculada en 4.000 millones de dólares.

Lugares de operación: tildado como una empresa criminal multinacional , el Cartel del Golfo tiene, desde hace 15 años, influencia en 20 estados mexicanos, en ocho estados de EE.UU., en Guatemala, El Salvador y Colombia. Su centro de operación es Matamoros, ciudad fronteriza con EE.UU.

Manejo de la droga: con nexos directos con el Cartel de Cali (Colombia), la organización de García Abrego introduce cada año decenas de toneladas de cocaína a EE.UU.. Su capacidad de operación es de tal magnitud que tan sólo en cinco años, la policía decomisó en territorio del cartel, el 40 por ciento de la droga total incautada en cinco años en todo el país.

CARTEL DE JUAREZ Líderes: Amado Carrillo Fuentes es el jefe de éste, el cartel más antiguo de México. En noviembre de 1993 escapó de un atentado y huyó del país.

Lugares de operación: muy ligado al Cartel de Medellín, Carrillo Fuentes utiliza la denominada ruta central que empieza en Oaxaca y termina en Chihuahua.

Manejo de la droga: entre 1986 y 1989 introdujo a los Estados Unidos cerca de 70 toneladas de cocaína pura.

CARTEL DE SINALOA Líderes: este es uno de los carteles más conocidos sin duda por su implicación en el asesinato hace año y medio del cardenal Juan Jesús Posadas Campos. Su jefe, Joaquín El Chapo Guzmán fue arrestado el 9 de junio de 1993 en El Salvador. El otro líder es Héctor El Guero Palma Salazar.

Lugares de operación: este cartel utiliza también la ruta central pero tiene bastante influencia en la costa Pacífica y de Sonora.

Manejo de la droga: sus cultivos son numerosos en los estados del noreste donde cultivan y exportan la marihuana. Sus relaciones con el cartel de Medellín son fuertes y se encargan también de distribuir la heroína que viene desde Tailandia hacia Europa y los EE.UU.

CARTEL DE TIJUANA Líderes: los hermanos Felix, Benjamin y Javier Arrellano son los dueños del negocio y están relacionados con el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del PRI asesinado en marzo de este año. Su mejor arma, la corrupción, los ha llevado a ocupar importantes lugar en finca raíz, bolsa de valores y compañías se transporte.

Lugares de operación: la región que rodea Tijuana les pertenece. Su influencia se extiende a Sinaloa, Coahuila y a la Baja California. Manejo de la droga: sus negocios están relacionados con los carteles de Cali y Medellín.

CARTEL DE JALISCO Líderes: Emilio Quintero Payan y Juan José Quintero.

Lugares de operación: funcionan en Colima y Nayarit. Aunque su especialidad es el negocio de la marihuana, poco a poco han incursionado en el mercado de la cocaína.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.