Bush pide más dinero para guerra

Bush pide más dinero para guerra

El gobierno de George W. Bush prepara un nuevo pedido de fondos al Congreso para financiar las guerras en Irak y en Afganistán, que convertiría la “guerra global contra el terrorismo”, en el segundo conflicto que más le ha costado en la historia reciente a Estados Unidos, al que solo le aventaja de la Segunda Guerra Mundial.

20 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El Pentágono evalúa pedir entre 127.000 y 160.000 millones de dólares para completar el año fiscal 2007, que comenzó en octubre último, según informaron varios legisladores y funcionarios del Congreso. La partida implicaría un aumento sustancial sobre los fondos ya aprobados, que ascienden a 70.000 millones de dólares. Después de los ataques del 11 de septiembre del 2001, el Capitolio lleva aprobados 502.000 millones de dólares para la ofensiva contra Afganistán, el bastión de Al Qaeda, y luego contra Irak, que absorbió dos tercios de esos fondos.

Con las nuevas partidas, superaría el costo de pelear en Vietnam, que fueron de 536.000 millones de entonces.

La Casa Blanca relativizó las cifras como prematuras. “No reflejan una decisión tomada –dijo la vocera de la Oficina General de Presupuesto del gobierno, Christin Baker, ante la consulta del diario USA Today–. Es demasiado pronto en el proceso para hacer ese cálculo”.

Sin embargo, los legisladores ya evalúan esas cifras y, aún tomando la mínima bajo análisis, superaría los costos financieros de la guerra en Vietnam, a la que ya aludió el presidente Bush al compararla con Irak.

El demócrata Kent Conrad, que presidirá el Comité de Presupuesto del Senado a partir de enero, cuando su partido asuma el control del Congreso, confirmó que el presupuesto analizado es de “127.000 millones de dólares, y subiendo”, lo que estimó que “se convertirá cada vez más en un foco de debate”, porque podría complicar la solución de problemas domésticos como la cobertura médica.

Otras voces precisaron los marcos mínimo y máximo de la partida. El legislador demócrata Jim Cooper estimó que el tope rondaría los 160.000 millones de dólares, pero que aún así “no resolverá el problema” de Irak. Y el asesor para presupuesto de los senadores republicanos, Bill Hoagland, señaló que “como mínimo están buscando unos 130 (mil millones de dólares)”, y añadió que si superara esa cifra, no le sorprendería.

La partida también resulta sustancial en términos de la economía estadounidense: es diez veces más que el presupuesto aeroespacial o una cuarta parte de los gastos del gobierno en la seguridad social.

Cálculos superados Antes del inicio de la guerra, en marzo del 2003, la administración Bush se mostró confiada en que la guerra costaría entre 50.000 y 60.000 millones, y el entonces segundo del Pentágono y actual presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, afirmó que Irak cubriría su propia reconstrucción con sus exportaciones petroleras.

Casi 45 meses después, los costos siguen en ascenso, no solo los económicos.

Hasta este fin de semana, casi 2.900 soldados estadounidenses murieron y 31.000 sufrieron heridas por las que requirieron ser evacuados por vía aérea, además de las decenas de miles iraquíes muertos y heridos.

A diferencia del enorme respaldo público que rodeó a la Casa Blanca durante la Segunda Guerra Mundial –que además de las pérdidas en vidas costó más de US$ 3 billones–, el apoyo a Bush volvió a bajar en los últimos diez días, cuando el oficialismo perdió las elecciones legislativas. Solo el 31 por ciento de los norteamericanos aprueba el manejo de Bush de la guerra en Irak, según una encuesta de Ipsos, lo que aumenta la presión pública para cambiar las estrategias militar y diplomática de su administración.

El futuro líder de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, el demócrata John Murtha, es un veterano de guerra condecorado en Vietnam que prometió ayudar a “retirar las tropas de Irak y dejar de gastar 8.000 millones de dólares por mes allí”.

Pero lejos de replegar sus tropas, el Departamento de Defensa anunció este fin de semana que enviará otros 57.000 soldados para sustituir a las tropas que retornarán a E.U. tras cumplir su servicio, para mantener el nivel entre los 141.000 y 149.000 soldados.

Cada nuevo despliegue requiere distribuir nuevos insumos y reparar materiales. Solo eso implicará entre 50.000 y 60.000 millones, según el ex jefe de gabinete de Bill Clinton, Leon Panetta, miembro del Grupo de Estudio de Irak, que evalúa cómo retirarse del país árabe.

LA EXPERIENCIA HABLA.

‘‘Si por ‘victoria militar’ nos referimos a un gobierno iraquí establecido (...) que controla la guerra civil y la violencia sectaria (...) no creo que eso sea posible”.

Henry Kissinger, a la BBC, sobre las esperanzas de triunfo de E.U. en Irak.

OLA DE ATAQUES DEJA 50 MUERTOS EN IRAK.

BAGDAD (AFP) .

En una nueva jornada de violencia en Irak, ayer 50 personas perdieron la vida en varios atentados, uno de los cuales mató a 22 obreros en Hila.

En otro incidente, el viceministro de Sanidad, el chiita Amar Al-Safar, fue secuestrado en Bagdad por un grupo de hombres armados.

En el ataque en el centro de Hila, una ciudad chita ubicada a unos 95 kilómetros al sur de Bagdad, un kamikaze hizo explotar una minivan en medio de un grupo de obreros de la construcción, a los que atrajo con ofrecimientos de empleo, 21 de ellos perecieron y 44 quedaron heridos.

En la capital, al menos 10 personas murieron y otras 45 resultaron heridas en tres explosiones de carros bomba en una estación de autobuses.

En tanto, fuerzas de E.U. e Irak dieron muerte a 12 insurgentes, detuvieron a 11 y liberaron a 8 rehenes iraquíes en Bakuba y dos poblados cercanos a Kirkuk.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.