LE PONEN PEROS AL PACTO SOCIAL

LE PONEN PEROS AL PACTO SOCIAL

Al Pacto Social que convocará el Gobierno a finales de este mes le comenzaron a salir nuevos peros. Los trabajados agrupados en las centrales obreras rechazaron una propuesta para reajustar los salarios con base en la inflación de 1995. El presidente de la Confederación General de Trabajadores Democráticos (CGTD), Julio Roberto Gómez, dijo que el Gobierno no puede plantear de nuevo una iniciativa que está desprestigiada, teniendo en cuenta que las metas de inflación nunca se han cumplido. Así mismo, anunció que presentarán al presidente Ernesto Samper una propuesta integral sobre desarrollo económico e inversión social.

04 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El Gobierno, por su parte, trabaja aceleradamente en la elaboración de los borradores del Pacto Social que presentará próximamente a empresarios y trabajadores. Está estudiando algunas propuestas como son la de reajustar los salarios y las tarifas de los servicios públicos teniendo en cuenta la inflación proyectada para 1995, así como autorizar dos incrementos salariales en caso de que no se cumpla la meta.

A la propuesta del pacto social, que busca negociar salarios, precios y productividad le comenzaron a salir obstáculos.

Los trabajadores, representados en las centrales obreras anunciaron que no están dispuestos a aceptar un reajuste salarial con base en la inflación esperada para el año próximo, como lo propone el Gobierno.

Esta fórmula, que es uno de los pilares del acuerdo social contra la inflación, fue descartada desde ya por dirigentes sindicales quienes aseguraron que no se puede volver a plantear una iniciativa que está totalmente desacreditada.

El presidente de la Confederación General de Trabajadores Democráticos (CGTD), Julio Roberto Gómez indicó que en anteriores oportunidades se les ha hecho el mismo planteamiento y no se han visto resultados concretos, porque no ha servido para reducir el costo de vida y en cambio sí ha disminuido el poder adquisitivo de los trabajadores colombianos.

Gómez Esguerra citó como ejemplo el caso mexicano, donde de acuerdo con una reciente información internacional, se redujo en un 40 por ciento el ingreso de los trabajadores como consecuencia del Pacto Social.

Sin embargo, tanto el ministro de Hacienda, Guillermo Perry como Hernando José Gómez, codirector de la junta directiva del Banco de la República han señalado que es necesario que los salarios y las tarifas públicas se incrementen con base en la inflación proyectada, para comenzar a desinflar las expectativas.

Aunque todavía no se ha revelado oficialmente la meta de inflación para el próximo año, es posible que se trabaje inicialmente sobre dos cifras. Si la inflación es del 19 por ciento el reajuste salarial pasaría de 98.700 pesos a 117.453 pesos; pero si es del 17 por ciento, el ingreso mínimo de un trabajador colombiano quedaría en 115.479 pesos.

Sin embargo, este no es el único pero que le ha salido al acuerdo, cuya convocatoria oficial se realizará a finales del presente mes. Adicionalmente, las centrales obreras consideran que es necesario que se estudie una propuesta social global, que busque mejorar las condiciones de vida de las clases marginadas.

La CGTD ya Ernesto Samper. La iniciativa incluye una reducción del desempleo, una política de seguridad social integral que toque aspectos relacionados con la vivienda, educación, recreación y salud, así como la discusión sobre el nuevo modelo de desarrollo económico que se va a poner en marcha.

Inversión social Los gremios económicos también comenzaron a tantear el terreno para el debate que afrontarán en pocas semanas.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), César de Hart respaldó abiertamente la convocatoria y dijo que irán a la mesa de negociaciones con una agenda abierta y sin ninguna clase de condicionamientos.

Sin embargo, dejó claro que el tema de la reducción de la inflación no se puede convertir en un objetivo prioritario, porque es necesario tener en cuenta otros aspectos no menos importantes como son la reducción de la pobreza y la inversión social.

El Gobierno, por su parte, está trabajando a toda máquina en la elaboración de los borradores que contendrán un acuerdo de productividad, precios y salarios.

Astrid Martínez, Asesora del Consejero Económico y de Competitividad señaló que hay sobre el tapete algunas propuestas que están siendo analizadas en detalle. Una de ellas es el reajuste de las tarifas de servicios públicos con base en la meta de inflación para 1995. Sin embargo, es necesario tener en cuenta las implicaciones en las finanzas de las empresas.

Otra de las propuestas que han surgido es hacer dos reajustes salariales el próximo año, en caso de que no se pueda lograr la meta de inflación. Por el momento no hay nada concreto, porque una iniciativa de esta naturaleza podría ser contraproducente en la disminución del costo de vida.

Igualmente, se tiene que discutir el tiempo de duración del Pacto Social, es decir si es por uno, dos o más años.

Las partes comprometidas en este acuerdo, empresarios, trabajadores y Gobierno, comenzaron a destapar las cartas que serán llevadas a la mesa de negociación en las próximas semanas.

(RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.