Órganos vitales son hechos en laboratorio

Órganos vitales son hechos en laboratorio

“Su hígado está listo. Puede pasar al quirófano para que le sea trasplantado. Quedó a su medida”.

19 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Es posible que en algunos años un anuncio como este signifique para cualquier paciente la buena noticia de que la ciencia hizo realidad el sueño de fabricar el órgano vital que podrá prolongar su vida.

Aunque estudiar el comportamiento de un solo órgano puede tardar años, los científicos han logrado enormes avances en esta área. Ya no solo es posible contar con brazos o piernas artificiales, sino con órganos vitales producidos en laboratorios.

Aún faltan años para que cualquiera de estos pueda ser implantado en una persona de manera definitiva, pero cada adelanto significa un paso hacia la comprensión del cuerpo y las posibles soluciones con órganos artificiales a los problemas de salud.

Reino Unido es la cuna de los últimos inventos que recientemente han sido presentados a la opinión pública.

- Corazones de corta vida para pacientes terminales El corazón artificial es un dispositivo bi-ventricular que se implanta en el pecho para sustituir los ventrículos izquierdo y derecho, y tiene una consola que suministra energía. Es parecido a un marcapaso pero éste no se implanta sobre el corazón para ayudarlo a hacer su trabajo, sino que lo sustituye.

A un costo de unos 250.000 dólares, el corazón artificial de titanio y plástico fabricado por la empresa Abiomed podría dar a los pacientes algunos meses más de vida, por lo general no más de un año.

Sin embargo, las autoridades sanitarias de Estados Unidos autorizaron a comienzos de septiembre estos implantes a pacientes a quienes los médicos hayan dado no más de un mes de vida y no puedan ser sometidos a un trasplante.

Ahora Abiomed trabaja en un nuevo diseño más pequeño que pretende prolongar la vida unos cinco años. Estará listo en dos años.

El cardiólogo Alberto Suárez asegura que para que funcionen los actuales necesitan energía externa y hay que estar recargándolos, porque no hay pila que aguante el trabajo del corazón y eso los hace poco confortables.

- Páncreas, en período de prueba Un grupo de científicos de la City University (Londres) desarrolló un páncreas artificial que es un sensor de glucosa, del tamaño de una tarjeta de crédito. Los que se habían probado hasta ahora eran demasiado voluminosos, además de poco fiables.

El departamento de Pediatría de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) iniciará en enero los ensayos de este páncreas para niños con diabetes de tipo 1 (una enfermedad autoinmune es la que las defensas del organismo atacan por error a las células del páncreas que producen insulina).

El dispositivo es un sensor colocado en la piel para medir los niveles de glucosa y una bomba que recibe esta información y se encarga de proporciona la cantidad de insulina necesaria en cada persona. Los ensayos llevarán dos años, y la comercialización del dispositivo, de cuatro a siete.

Se trata de un ensayo muy preliminar, que no pretende controlar las grandes alteraciones de glucosa que siguen a una comida, sino estabilizar sus niveles nocturnos.

Actualmente existen bombas que programan las dosis de insulina a largo plazo yexiste también el sensor de glucosa que mide los niveles de azúcar por períodos largos.

El nuevo invento controlaría el nivel de azúcar mejor que la bomba de insulina y disminuiría la incidencia de episodios peligrosos de hipoglicemia.

- Un simulador de la digestión El proceso de la digestión humana también se puede encontrar ya en un modelo artificial. Recientemente un equipo de científicos creó un estómago que la simula.

Según publicó BBC Mundo, su creador, el doctor Martin Wickham, del Instituto de Investigación Alimentaria del Reino Unido, este modelo podría servir para que los científicos comprendan mejor cómo el intestino procesa la comida y cuáles con los nutrientes que se absorben y así desarrollar alimentos más sanos, porque el conocimiento del intestino es muy limitado y el modelo podría ayudar.

El aparato imita las reacciones físicas y químicas de la digestión y es resistente a los ácidos intestinales y encimas, y puede ser alimentado con comida real.

También imita las contrac-ciones estomacales que se producen para desintegrar los alimentos y enviarlos al intestino.

CON INFORMACIÓN DE AFP.

- Mini hígado, a partir de células madre Un mini hígado, del tamaño de una uña, es uno de los avances más recientes.

Científicos de la Universidad de NewCastle desarrollaron este órgano a partir de células madre del cordón umbilical y las introdujeron en un biorreactor para permitir que se multipliquen y se conviertan en células de hígado.

Este es un paso importante en la regeneración celular de órganos. Ahora, esperan crear el hígado completo que se pueda trasplantar a un ser humano.

Este avance permitirá, además, tener más bases para la cura de enfermedades hepáticas.

El médico colombiano Héctor Pulido, especialista en trasplantes, celebra el adelanto y reconoce que reproducir un hígado será muy complejo.

Actualmente lo más avanzado que existe para tratar a estos pacientes –cuenta Pulido– son unos aparatos externos que suplen la función del hígado pero requieren que el paciente se conecte varias veces al día (como en la diálisis). No ha llegado a Colombia por su alto costo (más de 3.000 dólares) cada conexión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.