La mujer del plan de los $222 billones cuenta los detalles

La mujer del plan de los $222 billones cuenta los detalles

La directora del Departamento Nacional de Planeación, Carolina Rentería, lo dice sin rodeos: el Gobierno quiere que los recursos que están ahorrados en los fondos de pensiones se inviertan en financiar las obras de infraestructura que el país necesita.

19 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Igualmente, que modificaciones sustanciales a los proyectos de reforma tributaria y de transferencias afectarán las propuestas de inversión contenidas en el Plan de Desarrollo Estado Comunitario: desarrollo para todos presentado el jueves pasado.

Además, señala que en el Plan está incluida la propuesta de aplicarles un impuesto a los egresados de las universidades públicas con el fin de que retribuyan parte de lo que recibieron de la sociedad cuando estaban estudiando.

El Plan contiene unas 170 metas en las áreas social, infraestructura y seguridad democrática cuya ejecución, entre el 2007 y el 2010, se estima en 222,2 billones de pesos.

En infraestructura están contempladas inversiones por 66,5 billones de pesos para construir, entre otras obras, 673 kilómetros de segundas y dobles calzadas, construir y rehabilitar vías para el comercio exterior, rehabilitar 1.275 kilómetros, mejorar puertos, ferrocarriles, vías fluviales, apoyar proyectos de transporte masivo en grandes capitales y en ciudades intermedias.

¿De dónde saldrán los dineros para esas obras? El país necesita carreteras, modernizar y ampliar los puertos y aeropuertos, construir puentes, viaductos y túneles, entre otras obras, para tener una infraestructura que reduzca los costos de comercialización interna y externa y para aprovechar mejor la globalización económica. Las concesiones son la alternativa para ejecutar esas obras. Acá hay una decisión: prioricemos el gasto social como la manda la Constitución, ¡pero, por Dios, desatrasémonos en infraestructura! Pero, ¿quién pondrá los recursos? El sector privado tiene que jugar un papel importante. Los fondos de pensiones (AFP) cuentan con billonarios recursos y les hemos dicho que inviertan en concesiones en vez de tenerlos en TES. Que financien a los contratistas que luego estos les pagarán con los peajes.

(Al 30 de septiembre, las AFP tenían 40,3 billones de pesos de pensiones obligatorias de 6,8 millones de afiliados) Las concesiones son para muchos años y las AFP requieren rentabilidad de largo plazo porque sus afiliados esperan que sus aportes les generen buena rentabilidad.

¿Se ha avanzado en el tema? Sí, ya hubo una reunión con los fondos, constructores, la corporación financiera del Banco Mundial y a banqueros de inversión, que son los que hacen el puente entre quienes tienen la plata y los que la necesitan. Vamos a trabajar con el BID, la CAF y el Banco Mundial para tener un enfoque más grande en concesiones, con las cuales queremos desarrollar la infraestructura que necesitamos. En el primer cuatrienio nos tocó arreglar las concesiones, ya lanzamos unas nuevas (están en licitación). En puertos estamos mirando si las podemos ampliar para que inviertan más o abrir otra vez el proceso para traer nuevos inversionistas.

¿Qué han respondido los fondos de pensiones? Asofondos (gremio de las AFP) dijo que sí tienen plata, que quieren invertir pero que no saben cómo hacerlo. Lo que se ve es que falta unir el rompecabezas.

¿Qué seguridad les ofrecen los fondos a sus afiliados con inversiones que tienen tantas demandas y parálisis? Los fondos nos plantearon que les asusta el tema de los litigios. Hay demandas que duran 5, 10, 15 años. La seguridad jurídica es básica.

¿Y la garantía para los afiliados? Las nuevas concesiones garantizan un ingreso mínimo. Los afiliados requieren que cuando se pensionen se les devuelvan los recursos. Como aquí hay un ingreso mínimo garantizado, la plata se devolverá con buena rentabilidad.

Entonces, ¿no hay riesgos para los afiliados? En la expedición de la ley de pensiones (Ley 100 de 1993) y sus desarrollos posteriores, la preocupación ha sido que no se vaya a dejar a las personas sin pensión. Por esto se ha limitado la posibilidad de que los fondos tomen riesgos. La inversión en infraestructura es superrentable. Queremos que los fondos inviertan en lo nuestro. Por esto les decimos: ayúdenos a financiar el desarrollo del país.

IMPUESTO A GRADUADOS ES ‘LÓGICO’ La propuesta del Ministerio de Educación de cobrarles un impuesto a los egresados de las universidades públicas quedó incluida en el Plan de Desarrollo.

La tasa de retribución, como la llaman en el Ministerio, está planteada como una posibilidad que se está examinando, dice Carolina Rentería, a quien le parece “ lo más lógico y equitativo del mundo, porque mal que bien los egresados generan recursos y tienen una oportunidad frente a otras que no la tienen”.

El estudiante, dice la directora de Planeación, está obteniendo la capacitación para generar ingresos en el futuro. Entonces, devolver algo de lo que la sociedad le dio cuando estudiaba es justo. “La universidad pública exige un esfuerzo financiero muy grande”.

Plan depende de Transferencias ¿La suerte de las reformas tributaria y de transferencias afecta los proyectos del Plan? Claro. Por el lado tributario requerimos un recaudo estimado en 15,8 por ciento del PIB. Si se reduce, se alteran las propuestas. La seguridad democrática también está muy relacionada con lo que se apruebe en la reforma sobre el impuesto al patrimonio.

¿Y en transferencias? El proyecto no tiene un espíritu centralista. Mientras el presupuesto nacional va a invertir 80 billones de pesos en cuatro años, por concepto del SGP, que uno podría decir que es la principal inversión de las regiones, son 72 billones. Vamos casi por mitades.

¿Y cuál es el problema? La Nación hace un tipo de inversiones y las regiones otro, pero en la medida en que la reforma de transferencias cambie mucho implica que dentro de este Plan de 222 billones de pesos el SGP tendría más recursos y habría que reducir inversión para infraestructura. Esas es la discusión. La suerte del Plan depende en gran medida de cómo salga el proyecto de transferencias.

¿Eso no es un chantaje? No, el Plan de Desarrollo tiene cuatro fuentes de financiación: presupuesto de la Nación, SGP, empresas industriales y comerciales del Estado y sector privado.

Si se amplía el SGP habrá más educación, más salud, más agua, realizado a través de las regiones, pero voy a tener que quitar algo, no al sector privado ni a las empresas industriales y comerciales sino al presupuesto nacional.

¿Y eso qué tiene de malo? Que al reducirse el presupuesto de la Nación se tiene que reducir las expectativas en otros rubros. En el Plan se habla de cobertura total en el 2010 en salud y educación y la tenemos garantizada con la fórmula que hay aquí, pero tenemos que hacer otros esfuerzos grandes en infraestructura.

PROTAGONISTA: 17 AÑOS DE CARRERA PÚBLICA » Carolina Rentería Rodríguez es economista de la Universidad de los Andes, con un magister en esta disciplina en la misma universidad y otro en filosofía de la Universidad de Nueva York.

» Su carrera profesional, iniciada en 1988, ha transcurrido en el sector público con un paréntesis muy breve en Fedesarrollo.

» Ha trabajado en el Banco de la República, el Ministerio de Comercio, el Confis, el Ministerio de Hacienda y hace cuatro meses fue nombrada directora del Departamento Nacional de Planeación.

UN ANGUSTIOSO LLAMADO DEL GOBIERNO ‘‘Yo lo he dicho: acá hay una decisión: prioricemos el gasto social como la manda la Constitución, pero por Dios, desatrasémonos en infraestructura”.

66,5 billones de pesos se destinarán para construir grandes obras de infraestructura física que necesita el país

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.