Asma, ahora se puede controlar

Asma, ahora se puede controlar

Hay palabras que, con solo pronunciarlas, despiertan grandes temores. Una de ellas -quizá la que más-, es el cáncer. Otra, el asma.

18 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El asma, sí. Porque de la enfermedad ha quedado la imagen más dramática, de niños a quienes les falta el aire, que tosen, que no pueden llevar una vida cotidiana como otros niños, que tienen miedo, y que sufren profundamente.

Ellos, y sus familias que no pocas veces deben llevar al pequeño a centros hospitalarios de urgencia.

Por supuesto, el asma es una enfermedad a la que se debe poner mucha atención. No solo porque altera completamente la calidad de vida del enfermo y de sus allegados, sino porque, en cualquier momento puede ser potencialmente letal.

Sin embargo, hoy, y gracias a los grandes avances alcanzados por investigadores, la imagen aquella, de gran angustia, tiende a ser remplazada por la realidad de personas asmáticas a quienes les es posible llevar una vida normal, semejante a la de cualquiera que no sufra de la enfermedad.

CONTROL ES NECESARIO Porque el asma, como lo recalca el médico internista neumólogo, Andrés De Vivero, es totalmente controlable. No es curable (quizá un día lo sea). Pero se le puede mantener latente, sin manifestaciones y sin el riesgo de emergencias en los momentos agudos de crisis. Todo ello, mientras el asmático permanezca bajo el control médico y se someta a los tratamientos que éste le formule.

Un asmático nunca se debe descuidar. Aún si pasan años sin que su enfermedad se manifieste, lo que puede ocurrirle a un alto porcentaje de afectados, el asmático debe mantenerse vigilante. Al menor indicio de una recaída, o para decirlo mejor, a la más mínima sospecha de que su enfermedad se ha vuelto a ‘despertar’, debe acudir de inmediato al especialista.

Es justo definir lo que es el asma, pero antes es preciso advertir que, en una inmensa mayoría de casos, se habla de asma alérgica.

Lo que significa, tal como sucede en todas las alergias, que encierran un alto componente genético, heredado de uno o de ambos padres. Lo que se hereda no es el asma en sí sino la predisposición o la susceptibilidad a sufrir de una alergia que pueda, o no, manifestarse como asma.

PERO, ¿QUÉ ES EL ASMA? Los médicos la definen como una inflamación de las vías respiratorias, trastorno que lleva a un estrechamiento de las estructuras a través de las cuales el aire llega a bronquios y pulmones.

Dos estructuras principalmente involucradas en el mecanismo de aeración son: músculos y cartílago. Cuando se presenta la inflamación, los músculos se contraen lo que ocasiona la disminución del espacio por el cual ingresa el aire.

De allí que una de las principales manifestaciones sea la sensación de asfixia. Otras son los silbidos (o sibilancias) que se dan cada vez que la persona inhala y exhala aire, la tos y, a veces, la expectoración. No suele presentarse fiebre a menos que, con la crisis, se dé una infección en las vías respiratorias, caso tal que exige una inmediata atención médica.

El asma puede ser crónico o presentarse por períodos o crisis. En realidad, esta es una forma de catalogar la enfermedad por cuanto, de todos modos, el asma es incurable.

Sin embargo, los médicos explican que un asmático crónico se acostumbra a su estado y llega a no prestarle atención. Es más: muchos pacientes no tienen conocimiento de que lo que sufren es una enfermedad y solo acuden al médico cuando se presenta una crisis. Cuando realmente se agudizan todos sus síntomas. Los momentos de crisis se clasifican en tres niveles: leves, moderados y severos.

SIGNOS DE SOSPECHA - Dificultad para respirar - Silbidos o sibilancias, aún sin encontrarse en momentos de crisis - Sensación de estrechez torácica - Cansancio cuando se despliegan actividades físicas o esfuerzos - Dificultad, a veces imposibilidad de practicar deportes - Cuando se habla de crisis leves, quiere decir que la enfermedad está allí pero no requiere de tratamiento inmediato. Si son moderadas se formulan medicamentos que controlan y disminuyen la inflamación. El asmático se despierta en las noches, tiene sensación de estrechez torácica, y que su respiración va acompañada de silbido. Si son severos, exigen atención urgente.

- Más frecuente de lo que se cree El asma es mucho más común de lo que se pensaría: se calcula que, en Colombia, entre el 6 y el 10 por ciento de la población la sufre.

Se presenta a cualquier edad, aunque es mucho más frecuente que aparezca en los primeros años de vida. Pero una persona bien puede sufrir de crisis asmáticas durante su infancia, pasar años sin sentir ninguna de sus manifestaciones, y unos años más tarde volver a caer en todos los síntomas de la primera infancia.

La enfermedad se mantuvo latente durante un indeterminado número de años, lo que lleva con frecuencia a confusiones. Bien sea porque la persona cree haberse curado, o porque piensa que se le presentó en la edad adulta.

Se advierte que las primeras manifestaciones pueden darse de manera súbita o ser rápidamente progresivas.

¿Qué puede producir la aparición de crisis? Tal como ocurre con cualquier alergia, el contacto con la sustancia que produce la inflamación -o alergeno- determina el desenlace de una crisis. Puede tratarse de la exposición al polen, a polvo orgánico o inorgánico del medio ambiente, a sustancias químicas, a cualquier circunstancia que llegue a las vías respiratorias.

Y no debe descuidarse, cualquiera que sea la edad en que llegue: el asma, como lo recalca el doctor De Vivero, es potencialmente letal.

Todo asmático puede ser controlado y a todos les es posible llevar una vida normal, con excelente calidad. Pero quien se descuide puede verse en graves dificultades. Se calcula que, en el país, cerca de setecientas personas mueren anualmente por crisis asmáticas mal controladas, o las complicaciones que éstas puedan acarrear.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.