Para estar más seguros, es necesario aumentar la inversión pública

Para estar más seguros, es necesario aumentar la inversión pública

Los estudios sobre seguridad adelantados en Bogotá muestran que la ciudad avanza favorablemente en el mejoramiento de sus indicadores.

18 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Pero también concluyen que la ocurrencia de algunos delitos de impacto social, como el hurto a personas y las lesiones comunes, aumentan y mantienen constante el alto grado de percepción de inseguridad, que es el miedo del ciudadano a ser víctima de un delito en las calles.

Teniendo en cuenta que la capital de la República aporta el 50 por ciento de los impuestos recaudados en toda la Nación, ¿cuál es entonces la política del Gobierno Nacional para combatir la delincuencia urbana en nuestra ciudad? La respuesta a este interrogante no parece estar muy clara. Hoy, los bandidos hacen de la suyas bajo el amparo de los beneficios penales que garantizan impunidad a los delitos de mayor ocurrencia y, entonces, los ciudadanos se ven obligados adicionalmente a invertir mas de seis billones de pesos anuales de su bolsillo para garantizarse su propia seguridad, según el reporte que acaba de entregar la Contraloría Distrital.

Mientras tanto, el Estado libra una descomunal batalla en las selvas colombianas contra organizaciones armadas cuyo común denominador es el narcotráfico.

Bogotá, además de soportar la carga financiera que esto representa, debe asumir en gran parte el desplazamiento forzado, la desmovilización de los ex combatientes de la guerrilla y los paramilitares y las agresiones del terrorismo.

Pese a la ausencia de directrices públicas generales para la implementación de políticas de seguridad ciudadana, el Distrito desarrolla estrategias puntuales para garantizar la seguridad y convivencia pacífica de todos los habitantes de la capital.

El plan integral de seguridad, los pactos locales, la red de apoyo con los taxistas, la renovación del parque automotor de la Policía Metropolitana de Bogotá a través del sistema renting, la implementación del número único de emergencias 123, las jornadas de desarme, entre otros instrumentos, son prueba de que desde el ámbito local se dan pasos seguros para conquistar la confianza de los ciudadanos.

Frente a este escenario y ad portas de la aprobación del presupuesto distrital para el año entrante, debemos garantizar los recursos necesarios que permitan dar continuidad a estos programas.

Esto a la par con el fortalecimiento de la Policía Comunitaria, la recuperación de los frentes de seguridad en toda la capital y la sensibilización al ciudadano para que asuma otra actitud y denuncie los hechos delictivos.

orlandoconcejal@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.