7 alcaldías, a media marcha por las Farc

7 alcaldías, a media marcha por las Farc

La decisión de los siete alcaldes y los siete concejos amenazados por las Farc en Norte de Santander, ante la negativa del gobernador Luis Miguel Morelli a aceptarles las renuncias, fue trabajar con las puertas cerradas o ir a las alcaldías solo a ratos.

17 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Las administraciones de El Tarra, La Playa de Belén, San Calixto, Convención, Teorama, Hacarí y El Carmen están paralizadas o semiparalizadas y los mandatarios alegan que no tienen alternativa porque nadie les garantiza la vida.

Desde comienzos de octubre, cuando las Farc conminaron a los alcaldes y a los concejales a renunciar si querían mantenerse con vida, esos pueblos parecen detenidos en el tiempo.

En El Carmen, por ejemplo, unos 700 alumnos del colegio oficial Enrique Pardo Forero padecen la incertidumbre de no saber si van a seguir estudiando o no el otro año.

En la Alcaldía nadie les dice si aún está vigente el subsidio que como otros años les ayuda con la matrícula, la pensión, los derechos académicos, el uniforme y hasta el transporte a los más pobres.

“A esta hora ya se debería estar debatiendo el presupuesto, pero como los concejales también fueron amenazados, aún no se inician las sesiones ordinarias para aprobarlo o no”, dijo Álvaro Cárdenas, auxiliar administrativo de la institución educativa.

Pero la parálisis se siente más en las veredas, en donde líderes como Marco Antonio Acevedo ya no saben a quién implorar por una solución al aislamiento de su comunidad por causa del invierno.

“Hace dos semanas vine de mi vereda y no encontré a la alcaldesa, el martes volví y tampoco estaba, ya no sé qué hacer”, se lamentó el labriego, que insiste en el arreglo de la vía para poder sacar los productos agrícolas.

Otros damnificados son los habitantes de San Calixto y Teorama, donde la atención al público está restringida. Además, por la ausencia de los alcaldes, se mantienen paralizados todos los proyectos viales, entre ellos, la construcción del puente que unirá a las veredas Piedecuesta y Villa Hermosa, en San Calixto.

En Convención, el alcalde Fernando Barriga labora la mayor parte del tiempo desde su casa. En esa población, ninguna obra se ha ejecutado desde las amenazas.

“No hay ningún letrero, pero aquí no se atiende a nadie. Tampoco llega gente, porque ya saben que todo está parado. A uno le da afán con la comunidad, pero así como viene un campesino de buena fe, también puede venir alguien que manden ellos (las Farc) a ver qué está pasando”, explica con temor Amparo Inés Portillo, alcaldesa de El Carmen.

‘SÍ HAY GARANTÍAS’.

"A los alcaldes no se les aceptó las renuncias porque fueron forzadas, no voluntarias. Hemos coordinado con la Fuerza Pública la manera de brindarles garantías para que puedan continuar”.

Luis Miguel Morelli Navia, gobernador de Norte de Santander

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.