¿Y ahora quién ejerce el liderazgo moral?

¿Y ahora quién ejerce el liderazgo moral?

En varias columnas anteriores y en un ensayo sobre descentralización que presenté en 1995 en la conferencia anual sobre desarrollo económico del Banco Mundial he llamado la atención sobre el peligro que representa para la descentralización y para la democracia que grupos con agendas propias y que están en franca contradicción con los objetivos de la sociedad y del Estado legítimo, como son las mafias, los paramilitares, la guerrilla y el clientelismo, especialmente el de inclinaciones criminales y vínculos siniestros, se apoderen de las instituciones del Estado y de los recursos que ellas manejan.

17 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Haber subcontratado con los paramilitares la lucha contra la guerrilla, que le correspondía exclusivamente a la Fuerza Pública, ha sido una equivocación trágica de nuestra sociedad pues, aparte de las implicaciones éticas que indudablemente están y estuvieron presentes, a medida que los paramilitares se han fortalecido y han adquirido el poder local y parlamentario que ahora despliegan, cada vez es más factible que terminen dominando al Estado y a la sociedad.

El remedio resultó peor que la solución. Lo que se inició en algunos casos como reacción a la guerrilla y mecanismo de autodefensa de la sociedad civil se confundió rápidamente con los grupos paramilitares que había organizado el narcotráfico para sus propios fines y para contener a la guerrilla en su incursión en el narcotráfico.

Independientemente de su proveniencia, las autodefensas se involucraron en ese negocio, desencadenaron un éxodo forzoso de campesinos hacia las cabeceras y las grandes ciudades para quedarse con la tierra e infiltraron el poder local hasta dominarlo.

Algunos de estos casos los ha podido detectar y documentar Claudia López con sus estudios de patrones de votación que deberían servirles de guía a la Fiscalía y a la Procuraduría.

El caso de Sucre, que ahora acapara el interés del público, es original por haber sido los políticos tradicionales los que organizaron grupos paramilitares y ordenaron matanzas y masacres para sus fines puramente clientelistas, para usufructuar con sus aliados paramilitares el acceso ilegal a los recursos del Estado y del narcotráfico...

Rafael Pardo advierte en su columna de este diario esta semana sobre el peligro que todo esto representa en las elecciones locales que se avecinan.

La advertencia llega tarde: al país local se lo tomaron las mafias o la guerrilla. Ahora van por el poder central y no existe unidad nacional para oponérseles.

Hace falta un liderazgo moral del Gobierno central, que está tratando de pasar agachado; de los partidos políticos, cuyos dirigentes se lavan las manos, y de todos los estamentos no contaminados de la sociedad que permanecen callados.

En alguna medida, porque todo el mundo tiene rabo de paja, se advierte que hay que ir con cuidado y esperar a la Corte Suprema. Pero el Gobierno central tiene que involucrarse ya, antes de que se lo tomen. Los jefes de los partidos no pueden seguir alegando que todo ha sucedido a sus espaldas, o que no se puede actuar con base en rumores.

Las senadoras que querían salirse de la U pero que legalmente no pudieron hacerlo no pueden seguir colaborando con colegas que están al servicio de los ‘paras’. Todos ellos tienen suficiente información para actuar o, por lo menos, para conminar a la Procuraduría y a la Fiscalía a utilizar los indicios que existen.

Y a los políticos y funcionarios de quienes se sospecha o se sabe que son ‘paras’ hay que ponerlos por lo menos en cuarentena. Eso tiene consecuencias sobre la gobernabilidad, pero peores consecuencias tiene no hacer nada hasta convertirnos en un para-Estado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.